cash

Domingo, 11 de noviembre de 2012

OPINIóN › DICIEMBRE DE 2001 Y EL 8N

Carta abierta a unos cuantos

 Por Daniel Kostzer

Quisiera por este medio agradecer a familiares, amigos, allegados, vecinos, copropietarios, conocidos y fundamentalmente a los comedidos varios, que con criterio didáctico y a veces no tanto, me hicieron llegar en ocasión del 8N sus sugerencias, recomendaciones, fotografías, videos, iconográficas, dibujos, caricaturas, metáforas, parábolas, y demás expresiones, que me permitieron extraer aprendizajes notables y la posibilidad de recordar eventos de hace más de una década, más especialmente los de los días 19 y 20 de diciembre de 2001. El método de la contrastación suele ser muchas veces el más pedagógico para comprender algunos eventos y generar conocimiento, y me indujo a las siguientes reflexiones:

- Mientras que en 2001 murieron más de treinta compatriotas producto de la represión, el 8N se registra un solo episodio con un periodista y que no tuvo más gravedad que lo simbólico. Si durante 19 y 20 de diciembre del 2001 se produjeron saqueos a los supermercados porque la gente no tenía para comer, hoy se reclama la restricción a las importaciones y al derecho de consumir con mi dinero lo que quiero. Aquellos episodios (por llamarles de algún modo) se dieron con más del 20 por ciento de desempleo de la PEA, éste con menos del 8 por ciento, décimas más o menos.

- Entonces se pedía que el Estado haga algo por los desocupados y los hambrientos, hoy se critica que se da de más. Hace una década se planteaba que los bancos, con la complicidad del Estado, se habían robado la plata de la gente; hoy se reclama el derecho a ahorrar en la moneda que se quiera. Hoy se reivindica el derecho de veranear donde uno quiera, algo inimaginable en 2001, donde veranear era una quimera de unos pocos, donde los que tenían trabajo apretaban los dientes para no perderlo.

- Un aprendizaje duro de 2001 fue que no se podía pagar la deuda externa tal como estaba planteada, por mucho Blindaje o Megacanje que nos dieran los banqueros; hoy entre la queja está que no tenemos acceso al crédito de afuera (¿quién?, ¿cómo?, ¿para qué?). En aquel momento, la consigna era “piquete y cacerola, la lucha es una sola”, típica de una situación de excepción que solo se repite en muchas décadas. Hoy las luchas son varias, heterogéneas, disímiles y a veces hasta contradictorias, símbolo de un país normal con intereses diversos.

- En 2001 se pedía “que se vayan todos”. Hoy hay quienes piden que se vayan y los que piden que se queden. En especial cuando este pedido es certificado ante autoridad notarial pública, como es en el caso de las elecciones, verdadero testimonio de la voluntad popular.

Pero hay un tema que para mí es muy importante y de allí este agradecimiento público. En aquel momento, en diciembre de 2001, escondidos en los balcones de barrios acomodados, genocidas de la dictadura sonreían socarronamente y hasta sugerían “volveremos”, y hoy, en el mejor de los casos, lo miran por TV encerrados en sus arrestos domiciliarios, cuando no en una cárcel común. Esto, sin dudas, es otro cambio fundamental

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.