cash

Domingo, 11 de septiembre de 2011

MUNDO FINANCIERO › LIMITES PRESUPUESTARIOS

Incumplimientos

 Por Carlos Weitz

Si la crisis del 2008 tuvo como disparador el elevado endeudamiento de las familias en el mercado hipotecario estadounidense en un contexto de alzas en las tasas de interés, la actual crisis financiera tiene como protagonista central a la deuda pública de algunos países de Europa y de Estados Unidos en un momento en el que esas economías no logran retomar una senda de crecimiento.

Un estudio realizado recientemente por tres economistas del Banco Internacional de Pagos de Basilea, Cecchetti, Mohanty y Zampolli, analiza el impacto del endeudamiento sobre la economía real. Señala que sumando las obligaciones de las familias, de las empresas privadas y de los gobiernos de los países desarrollados, el coeficiente de deuda/producto ha pasado del 165 por ciento en 1980 al 310 por ciento en la actualidad, creciendo a un ritmo anual del 5 por ciento del Producto Bruto. El trabajo concluye que el sobreendeudamiento afecta el nivel de actividad, estimando que el crecimiento de las economías desarrolladas comienza a verse afectado cuando la deuda pública se ubica entre un 80 y un 100 por ciento del Producto. El horizonte se complica cuando se considera que el envejecimiento de la población en esos países tiende a aumentar aún más las obligaciones del sector público, potenciando un círculo vicioso caracterizado por mayor endeudamiento y menor crecimiento económico.

Dos décadas atrás, al iniciarse el proceso de convergencia económica de lo que sería la zona del euro, los países miembros acordaron que sus déficits fiscales no excederían el 3 por ciento de su producción, mientras que el stock de deuda pública de cada país no podía superar el 60 por ciento del Producto. Estos límites desaparecieron en 2002 cuando las dos principales economías de esa zona, Francia y Alemania, vulneraron los límites que ellos mismos se habían impuesto. En la actualidad la deuda pública de la Eurozona alcanza casi un 90 por ciento de su Producto, generando dudas respecto de su cumplimiento en el volátil y exigente mundo financiero.

El vértigo con que los inversores se desplazan entre activos financieros y regiones, operando como catalizadores de procesos de crecimiento y depresión económica ha obligado a los gobiernos endeudados a correr detrás de los acontecimientos tratando de “emitir señales” que tranquilicen a los quisquillosos mercados. La idea de enfrentar problemas fiscales acumulando ahorros en épocas de crecimiento para utilizarlos luego en tiempos de vacas flacas constituye una iniciativa loable pero que resulta difícil de aplicar cuando la misma se lanza en momentos de crisis. Por ahora, la controversial fórmula encontrada por Europa para abordar este problema radica en imponer nuevos límites al nivel de deuda a través de equilibrios presupuestarios. Esta estrategia ha sido recomendada por Francia y Alemania a los 17 países que integran la zona del Euro. Italia y España, entre otros, ya le han dado tratamiento parlamentario a esa iniciativa.

Cerca de 80 países del mundo cuentan actualmente con límites legales respecto de lo que pueden gastar, recaudar o endeudarse.

Las principales potencias mundiales son las que más han incumplido estos límites autoimpuestos. Como ejemplo de incumplimientos puede citarse en primer término a Alemania que está discutiendo actualmente una reforma constitucional por segunda vez, luego de constatar el fracaso de la que ya se había instrumentado a principios de la década del ’80. Japón ha eludido año tras año sus límites impuestos en 1947, siendo en la actualidad uno de los países del mundo que carga con más deuda en relación con el Producto. El límite de deuda norteamericano también ha sido ampliado cada vez que ha estado a punto de ser vulnerado.

El incumplimiento de las naciones más desarrolladas del planeta respecto de límites legales de esta índole pareciera sugerir que la realidad política, económica y social que atraviesa un país en un momento determinado de su historia es la que termina imponiéndose a artificiales restricciones normativas

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.