cash

Domingo, 6 de noviembre de 2011

MUNDO FINANCIERO › QUIEBRA DE MF GLOBAL

Miedo al contagio

 Por Carlos Weitz

La palabra contagio conjuga una de las principales pesadillas por las que atraviesa hoy el mundo financiero. Las ventajas de la globalización, en términos de alcanzar mayores fuentes de financiamiento y menores costos en épocas de auge, operan como un boomerang cuando en alguna geografía aparentemente lejana emergen los problemas. Así como la crisis de 2007 se inició en el mercado hipotecario de los Estados Unidos, extendiéndose luego al resto del mundo, hoy el principal foco infeccioso financiero proviene del otro lado del Océano Atlántico. El germen del incumplimiento incubado en Grecia se cobró esta semana una inesperada víctima de envergadura en los Estados Unidos. La empresa bursátil norteamericana MF Global, especializada en negociar materias primas y productos derivados, se declaró en convocatoria de acreedores debido a su alta exposición a la deuda pública de los países del euro. Por tal motivo, la entidad financiera no podrá efectivizar nuevas transacciones con el Banco Central de Estados Unidos, dejando de operar en los mercados de derivados de Nueva York y Chicago, en los que era un activo participante, y donde se han iniciado investigaciones para determinar el alcance del problema.

Las dificultades de esta compañía financiera se originaron el año pasado, cuando compró más de 6300 millones de dólares en títulos a corto plazo de España, Irlanda, Portugal e Italia, convencida de que los precios de esos instrumentos iban a repuntar vigorosamente. Las malas noticias generadas en Europa en estas últimas semanas afectaron los precios de estos títulos y llevaron a la compañía norteamericana a la ruina. La empresa llegó a administrar activos por casi 41.000 millones de dólares y su bancarrota es la octava entre las más grandes de la historia en Estados Unidos.

Llamativamente, MF es la primera compañía en los últimos tres años que pese a contar con la máxima calificación crediticia, investment grade, terminó incumpliendo el pago de sus obligaciones. La última empresa estadounidense que había seguido este mismo derrotero fue Washington Mutual Fund, en septiembre del 2008, mes en que se produjo también la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers, acelerando la crisis financiera iniciada ese año. Cuando la caída de MF ya era inevitable, las agencias de calificación Moody’s y Fitch redujeron su nota crediticia a nivel de “bono basura”, mientras las acciones de la empresa se desbarrancaban, perdiendo el 67 por ciento de su valor.

Como lamentablemente sucede cuando una entidad se encuentra en dificultades financieras, los problemas de MF no se limitaron a malas decisiones de negocios. Las autoridades federales de regulación financiera estadounidense han abierto una investigación contra la empresa al descubrir que cientos de millones de dólares pertenecientes a clientes habían desaparecido de sus cuentas en los últimos días. El faltante de fondos de clientes alcanzaba el miércoles pasado una cifra cercana a los 700 millones de dólares, mientras que la empresa señalaba la existencia de “posibles deficiencias contables”. Las autoridades investigan si MF Global desvió parte del dinero de los clientes para apoyar sus propios negocios cuando la compañía intentaba sobrevivir al borde del colapso.

El escándalo constituye un poderoso llamado de atención para las autoridades, no tanto por los posibles ilícitos cometidos como por la repercusión que este tipo de caídas suele tener sobre el resto del sistema financiero y de la economía real. Concentrados en el impacto de la crisis sobre los bancos de mayor tamaño, los reguladores descuidaron la situación de entidades financieras como MF, que integran un segundo pelotón en términos de relevancia sistémica. En épocas de alta incertidumbre financiera como la actual, donde se ignoran ramificaciones y riesgos de operaciones cruzadas entre distintos operadores financieros, ninguna mecha es corta y un virus aparentemente inocuo puede terminar generando una epidemia

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.