cash

Domingo, 12 de junio de 2016

ESCENARIO › EL PERDON DE PRAT-GAY

Madre patria

 Por Diego Rubinzal

El ministro de Hacienda y Finanzas argentino jugó de local en su visita a España. La excusa para el viaje fue un evento convocado por la ONG Nueva Economía Forum y financiado por Telefónica. Lo más festejado por el auditorio de funcionarios y empresarios ibéricos fue su pedido de disculpas por las políticas kirchneristas. “Sé de los abusos que han sufrido los capitales españoles y les agradezco la paciencia”, sostuvo Alfonso Prat-Gay. La puesta en escena del ministro incluyó la solicitud de un aplauso “porque Argentina está de vuelta” y la calificación de “disparate” a la expropiación de Repsol en 2012.

La planificada política desinversora de la compañía española –funcional a su estrategia de expansión global en otros territorios (Alaska, Brasil, Golfo de México, Caribe, Argelia, Libia)– fue cuidadosamente omitida por Prat-Gay. El vaciamiento de Aerolíneas Argentinas, comandado por el grupo español Marsans, o el desmanejo de Aguas de Barcelona en AySA, tampoco fue mencionado. La defensa de la soberanía nacional es incompatible con los discursos “mercado friendly”.

La vicepresidenta anfitriona, Soraya Sáenz de Santamaría, devolvió las gentilezas. La dirigente del Partido Popular (PP) sostuvo que “el gobierno de Macri marca un antes y un después en la Argentina: le permite recuperar el pulso vitalista de un país moderno y avanzado, dejando atrás modelos obsoletos que en muchos casos presentan fuertes deterioros democráticos”.

Las relaciones íntimas entre el macrismo y el PP son de larga data. Los think tanks de ambos espacios (Fundación Pensar-Pro; Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales-PP) han realizado varias actividades conjuntas. En septiembre de 2011, Mauricio Macri viajó a Madrid para apoyar la candidatura presidencial de Mariano Rajoy. El ex Presidente español José María Aznar fue declarado, a instancias del macrismo, ciudadano ilustre de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Por si quedaba alguna duda, el canciller español José Manuel García Margallo declaró que “las relaciones entre Macri y Rajoy son entrañables” y que los programas de ambos gobiernos son “muy parecidos”.

En la actualidad, el panorama económico–social español no resulta demasiado halagüeño para que el Pro pueda vanagloriarse por su cercanía ideológica al PP. La Fundación BBVA resalta, en un estudio recientemente publicado, el fuerte aumento de la desigualdad producido entre 2007 y 2013. El documento Distribución de la renta, crisis económica y políticas redistributivas señala que el coeficiente Gini creció de 0,319 a 0,354. Además, la renta de los hogares ha descendido 20 por ciento y la clase media española se contrajo del 59 al 52 por ciento del total de la población. “Así pues, cerca de tres millones de personas se han desplazado de la zona central a la parte baja de la distribución de la renta”, concluye el estudio del BBVA. Por su parte, el desempleo juvenil es cercano al 50 por ciento. Aún así, la ortodoxia económica continúa reclamando más ajustes.

Las cuentas públicas cerraron el 2015 con un déficit del 5,1 por ciento del PIB. La Comisión Europea decidirá en julio próximo si aplica una multa por ese “excesivo” bache fiscal. Los últimos datos del Banco de España revelan que el endeudamiento trepó al 101 por ciento del PIB. La evolución de la deuda pública supone un incremento del 47 por ciento desde 2011 (año en que Rajoy llegó a La Moncloa).

La publicación de ese dato supuso un duro revés para el gobierno español en plena campaña electoral. Es la primera vez, desde 1909, que la deuda supera la barrera psicológica del 100 por ciento. Esa relación era apenas del 35,5 por ciento en 2007. Los amigos españoles de Macri no la están pasando nada bien.

[email protected]

@diegorubinzal

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared