cash

Domingo, 12 de junio de 2011

Matrimonio

 Por Alfredo Zaiat

La economía y la política son conceptos íntimamente ligados para analizar y comprender los procesos históricos y sociales de los países. En 1958, se creó en la Facultad de Ciencias Económicas (UBA) la carrera de licenciatura en Economía Política, con el objetivo de formar profesionales para reflexionar sobre la sociedad. Uno de los más destacados economistas académicos de la Argentina, Julio H. G. Olivera, dijo que “el economista debe ser un filósofo y un reformador social”.

Borrar esta concepción explica las razones que tuvieron las autoridades universitarias que irrumpieron con el golpe de Estado de 1976, para tomar la decisión de eliminar la palabra “Política” del título de grado y convertirla en licenciatura en Economía.

Luego, la hegemonía neoliberal en la formación de economistas dispuso de facto el divorcio de esos conceptos, difundiendo al resto de la sociedad una pretendida neutralidad objetiva en el discurso económico. Así se mantiene aún hoy en el ámbito universitario, pero la devastadora debacle de 2001 provocó una profunda crisis a esa engañosa idea de pretender escindir lo que está firmemente entrelazado.

En estos últimos años se ha producido una notable reparación al recuperarse en las formas y en los hechos ese matrimonio de economía y política.

El desplazamiento de los centros de decisión del gobierno de esos economistas que establecían qué es lo que se podía hacer y no hacer en materia económica, con un supuesto saber técnico, pero que era eminentemente político e ideológico, ha sido una de las contribuciones más relevantes de estos años en la indispensable batalla cultural sobre el sentido común. Este cambio conceptual sobre lo que significa la economía, un espacio donde se dirimen intereses y poder, y la política como ordenador del rumbo económico, es un aporte esencial para abordar este complejo y apasionante momento.

Esta fue la razón fundamental para llamar “Economía y política. 200 años de historia” a la nueva muestra audiovisual de la Casa Nacional del Bicentenario. Su recorrido es una tarea apasionante que invita a reflexionar sobre lo que pasó, para estar atento sobre lo que está pasando y, más importante, para emprender con saberes y convicciones la construcción de un futuro mejor para todos

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.