espectaculos

Miércoles, 25 de agosto de 2010

TEATRO › DARíO LOPéRFIDO REEMPLAZARá A RUBéN SZUCHMACHER EN EL FIBA

Cambio de fichas en el tablero teatral

El ministro de Cultura de la Ciudad, Hernán Lombardi, presentó además una serie de modificaciones vinculadas con el Complejo Teatral de Buenos Aires. “Estamos realizando cambios en el orden institucional y en el de las personas”, resumió el funcionario.

 Por Alina Mazzaferro

Ante la renuncia de Rubén Szuchmacher a la dirección del Festival Internacional de Buenos Aires, el ministro de Cultura de la Ciudad, Hernán Lombardi, anunció ayer al nuevo director, Darío Lopérfido, y al mismo tiempo presentó una serie de modificaciones que atañen al Complejo Teatral de Buenos Aires. “Estamos realizando cambios en el orden institucional y en el de las personas”, resumió Lombardi. En un encuentro con Página/12 presentó al nuevo equipo: Lopérfido, ex secretario de Cultura de la Ciudad y de la Nación y productor de espectáculos, ha tomado el cargo de Szuchmacher. Por su parte, Carlos Elía, quien era el director adjunto del San Martín, es el nuevo director general del Complejo Teatral de Buenos Aires. Mientras tanto, Alerto Ligaluppi, el codirector del FIBA, deja este cargo para convertirse ahora en director artístico del San Martín.

Este cambio de fichas en el tablero es sólo una pequeña parte de la reestructuración. Lo más asombroso es que Lombardi ha logrado reincorporar a Kive Staiff, que recientemente dejó su cargo en este teatro, en un nuevo espacio institucional: “Se va a crear en la ciudad un Consejo de Artes Escénicas, encabezado por Kive Staiff y Mauricio Wainrot”, anunció el ministro. “Será un consejo de carácter consultivo –explica–. El diagnóstico es que no había suficiente diálogo entre las instituciones culturales de la ciudad; queremos afianzar los vínculos entre el FIBA, el San Martín, Prodanza. Todas estas instituciones se rigen bajo sus propias leyes de creación y esto seguirá siendo así, pero este consejo permitirá coordinar mejor las políticas.”

Si Lombardi convenció a Staiff para seguir colaborando con la cultura de la ciudad, a pesar de no tener más la responsabilidad operativa del teatro municipal, es porque considera que “su gestión fue de mucho valor y su figura ha enriquecido la escena pública de Buenos Aires y queremos aprovechar esa experiencia”. Otra de las novedades es que las salas del Complejo Teatral se regirán bajo determinados principios curatoriales que permitirán distinguirlas, a ellas y a sus públicos: “Apuntamos a que el Reggio tenga una orientación infanto-juvenil y para ello le daremos un rol más protagónico a Adelaida Mangani y el grupo de títeres”, explica el ministro. “Las otras salas también tendrán un enfoque dominante: la Ribera se volcará hacia el tango, el Alvear hacia la comedia musical, el Sarmiento hacia el teatro de vanguardia y experimental. Claro que son principios dominantes pero no excluyentes, en todas las salas podrá haber teatro de texto”.

El Ministerio de Cultura anunció que el Ballet Contemporáneo del San Martín tendrá un presupuesto propio y se está trabajando en un proyecto de ley de autarquía para el Complejo Teatral de Buenos Aires, “que supone la autarquía administrativa y también otras cuestiones: habrá un director general, cargo que seguirá siendo político, y un director artístico, cargo que durará tres años y se ganará en un concurso”.

Elía y Ligaluppi ya tienen algunas ideas para “continuar con las virtudes y corregir los defectos de la gestión pasada”, dicen. “Mi idea es mantener el equilibrio entre los clásicos y las novedades que puedan acercar gente nueva al teatro”, explica el nuevo director general. “Hay que armar propuestas que dialoguen fácilmente con los jóvenes. No sólo se trata de hacer Shakespeare con actores televisivos, algo que hemos hecho y ha dado resultado, sino hacer Shakespeare de un modo en que los jóvenes lo entiendan y les fascine”. Mientras Elía piensa en otorgarle más vigencia al teatro de títulos y priorizar la formación de un nuevo público –el futuro espectador del Complejo Teatral–, Ligaluppi se concentrará en revivir la temporada internacional de teatro del San Martín: “Por cuestiones presupuestarias se ha dejado al FIBA encargarse de traer a los invitados internacionales, pero el FIBA no llena ese espacio porque se realiza cada dos años”, asegura el nuevo director artístico. Ligaluppi, teatrista pampeano que desarrolló su carrera en San Luis y Córdoba, también prioriza la relación entre el arte porteño y el del interior: “El interior precisa del apoyo de Buenos Aires; desde el FIBA trabajé para traer gente que nunca se había presentado aquí y ahora mi idea es seguir intensificando esos vínculos”, asegura.

Compartir: 

Twitter
 

Darío Lopérfido, Hernán Lombardi y Alerto Ligaluppi, en la presentación.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.