espectaculos

Viernes, 25 de marzo de 2011

TEATRO › PABLO INI Y EL REGALO DE MAMA, LA PIEZA QUE PRESENTA EN EL CERVANTES

“No me interesa sólo lo disfuncional”

El autor, intérprete y codirector admite que la familia que se ve en escena no es precisamente un modelo, pero que le interesan otros matices del relato, que van más allá de la anécdota: “Guiar la atención hacia aquello que esconde el texto”.

 Por Hilda Cabrera

“Si hubiera sabido que un día tendría una historia, ¿la habría elegido? ¿La habría vivido con más cuidado para que sea verdadera y hermosa con el fin de gustarme?” El autor Pablo Ini suscribe esta y otras reflexiones en el programa de mano de El regalo de mamá, obra que se viene ofreciendo en el Teatro Nacional Cervantes, que además interpreta y codirige, junto a Héctor Díaz. En líneas generales, esa reflexión –que es también la de uno de los personajes– apunta a una familia disfuncional, conformada por individuos atrapados en una etapa de personal deterioro. La integran una madre en situación límite y sus tres hijos.

En diálogo con Página/12, Ini dice haber escrito esta obra de un tirón, atento a las voces de los personajes que le rondaban desde hace tiempo, sólo que antes de lanzarse al escenario necesitó cierta organización, “armar un cuento”. Y lo concluyó luego de pasar por un taller de dramaturgia. En realidad, ya había frecuentado varios talleres dirigidos por destacados maestros, como Hugo Midón, Carlos Gandolfo, Augusto Fernandes, Julio Chávez y Javier Daulte. Aun cuando no proviene de un hogar de artistas (su madre es psicóloga y su padre, empresario), optó por la actuación desde muy joven, y no la abandonó, incluso después de licenciarse en Economía. Cursó un seminario dictado por la maestra y directora de actores Joy Morris y concretó estudios en el Lee Strasberg Theatre Institute, de Nueva York, capacitación que le permitió actuar en inglés y enriquecer otra tarea a la que se dedica, la de director de casting. Una actividad que multiplica participando en proyectos para el cine y la TV, entre otros, en la serie Impostores, escrita y dirigida por Bruno Stagnaro sobre idea original del fallecido Fabián Bielinsky.

Ini es profesor de actuación en la Escuela de Teatro, de la actriz y directora Alicia Zanca, y ha dirigido espectáculos del circuito alternativo, como Vagones transportan humo, de Alejandro Urdapilleta. Actuó en piezas teatrales –entre otras, Un asesino al otro lado de la pared, de Javier Daulte–, y en cine integró los elencos de Futuro perfecto, de Mariano Galperín; Judíos en el espacio, de Gabriel Lichman, y varios más. En TV, Son de Fierro, Vidas robadas, Todos contra Juan, Los exitosos Pell$ y Mujeres de nadie. Es cierto que El regalo... –ópera prima estrenada el año pasado en Tandil, en el marco del Plan Federal del TNC– conlleva una anécdota. Sin embargo, Ini prefiere no ubicarla en un primer plano. De ahí, tal vez, la fragmentación que le ha impuesto al relato, y los tajantes y reiterados cortes que dividen las escenas, convirtiéndolas en piezas de un rompecabezas.

–¿Por qué los personajes de estas familias disfuncionales, burguesas o aburguesadas, parecen tener como única tarea arruinarse la vida?

–No lo veo de esa manera. Este es el relato de una decadencia, pero también el de un viaje al pasado. Me ocupé de que la situación planteada fuera clara para el espectador, aunque mi interés no está centrado en mostrar a una familia peleándose, o en estado de total bancarrota, sino en guiar la atención del espectador hacia aquello que esconde el texto, a lo que se filtra, a lo que de tanto en tanto aflora a la manera de destellos de un pasado conflictivo que tiene singular importancia en el presente de una madre y sus tres hijos. Por circunstancias del relato, ellos deben convivir por un tiempo y es en esa situación, semejante a un encierro, en la que sale lo peor y lo mejor de cada uno. Por detrás de este cuadro familiar hay un pasado que el público tendrá que imaginar.

–¿Se refiere a un pasado que los ata?

–En toda familia existen vínculos que nos marcan para siempre. Identificaciones contra las que no podemos combatir. En El regalo..., los hijos –Carlos, María y Juan– luchan, cada uno a su manera, contra esa identificación que tienen con los padres, con la madre que está allí, en la casa, que cumple 60 años y viene atravesando momentos difíciles, y con el padre ausente, que está prófugo y dejó a la familia en la ruina.

–¿Acaso no es natural que los hijos se rebelen?

–El hecho de tener comportamientos diferentes a los padres no nos permite ver los parecidos, que existen, aunque se los niegue, y con tanta fuerza como los traumas de la infancia. Mi personaje, Juan, es el que más padece, el que –si le habrían dado a elegir– hubiese querido tener otra historia. Juan habla sobre ese pasado, pero no es un narrador objetivo. Parte de la subjetividad y de alguna manera encuentra una apertura al preguntarse quién es él para juzgar a su madre. Ella es un símbolo en esta historia y él reconoce que, finalmente, hizo lo mejor que pudo.

–¿Influyeron estas reflexiones al momento de armar el elenco?

–Hice audiciones y estaba conforme con quienes harían el papel de dos de los hijos (los que componen Carla Vidal y Luis Gianneo), pero no daba con la madre. Una noche, haciendo cola para ver un espectáculo de Mariana Oberszten, vi a una señora y me dije: “Esta mujer puede ser la madre de mi obra”. Me acerqué, y supe que era actriz y profesora de teatro. Entonces le ofrecí leer la obra, le interesó, vino a mi casa, hizo unas lecturas y quedó.

–No se equivocó con María de Cousandler ni con los otros intérpretes. ¿Trabajar como director de casting es una ventaja?

–Uno observa y compara... Creo que me ha ayudado tener una formación clásica. Me siento orgulloso de esa formación y contento de poder expresarme a través de la actuación y la escritura. Ahora estoy trabajando para el primer episodio de No es ficción, un unitario producido por Endemol, sobre la vida de presos. Compongo a un preso apodado El Lobo, que escapó de una cárcel de máxima seguridad. Es una ficción con reportajes reales, hechos a este personaje en la cárcel. Me convocaron también como director de casting en inglés para Dictablanda, la película que Alejandro Agresti está filmando en Buenos Aires. El protagonista central es John Cusack y el elenco, numeroso y con importantes actores y actrices. Esta es una producción de Pampa Films y New Crime, la productora de Cusack.

–¿Qué seguirá a El regalo...?

–Una obra sobre el ambiente teatral para la que estoy pensando en varios personajes, en otros monstruitos.

* El regalo de mamá, de Pablo Ini. Elenco: María de Cousandler, Carla Vidal, Luis Gianneo y Pablo Ini. Música original de Iván Wyszogrod. Diseño de iluminación: Magalí Acha. Diseño de vestuario: Sol Canievshky. Diseño de escenografía: Alicia Leloutre. Dirección: Pablo Ini y Héctor Díaz. Producción TNC. Funciones en la Sala Luisa Vehil del Teatro Nacional Cervantes, Libertad 815, los viernes y sábados a las 19. Tel.: 4816-4224. Localidades: 40 pesos. Ticketek: 5237-7200.

Compartir: 

Twitter
 

“Este es el relato de una decadencia, pero también el de un viaje al pasado”, dice Ini.
Imagen: Sandra Cartasso
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared