espectaculos

Viernes, 29 de abril de 2011

TEATRO › OPINION

Sonoridades oblicuas

 Por Federico Zypce *

Al ver el set instrumental de Apátrida, supongo que hay una sensación de reconocimiento ajeno: hay cuerdas, hay arcos, baquetas, elementos para procesar sonido... Luego se agregan descontextualizados: resortes, motores, tanques de nafta, radiorreceptores, etc..., y finalmente músicas pregrabadas, las cuales yo llamaría “perpendiculares”, por la identificación directa de quien las escucha. Durante Apátrida hay muchos tramos pautados y otros que son improvisados según el ritmo respiratorio de ambos. Los pautados nacieron muchas veces por contraste o simpatía, según se intente construir sentido. La palabra dicha connota profundamente, aunque resuene independiente en cada personalidad e historia de vida, por lo tanto soy bastante cuidadoso al “agregarle” sonido al texto. Si la palabra me refiere a un sonido específico, pienso una segunda opción (no necesariamente para elegir ésta, sino para enriquecer el proceso durante el tránsito del espectáculo). La traducción efectiva de este truco es no interferir (o molestar, en el sentido de la percepción), interfiriendo.

* Músico.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.