espectaculos

Viernes, 6 de enero de 2012

TEATRO › COMIENZA LA TEMPORADA TEATRAL EN BUENOS AIRES

Fin del intervalo

Desde hace ya varios años, en Buenos Aires la actividad de los teatreros no decae durante las vacaciones y la cartelera 2012 lo reafirma. Todos felices, Mineros y Excalibur están entre los estrenos más resonantes de enero.

 Por Hilda Cabrera

El deseo de seguir expresándose no conoce largos intervalos en quienes se dedican al teatro, de modo que ya desde antes de la celebración de fin de año han ocupado espacios con obras de estilo y producción diferentes, tanto en Buenos Aires como en la costa. En el cuarto de al lado, de Sarah Ruhl, uno de los primeros montajes de la temporada, posee el sello de Broadway, donde se estrenó en 2009. Su título original, más explícito, adelanta parte de su contenido. In the Next Room or the Vibrator Play recrea una historia de mujeres y hombres de otro tiempo, cruzada por la histeria y la estimulación con vibrador. Adaptada y dirigida por Helena Tritek, se verá a partir del domingo 8, en el Teatro Apolo, actuada por Gloria Carrá, Luciano Cáceres, Victoria Almeida, Esteban Meloni y elenco. En otra línea, La familia sin planes (de) trabajar, con Pablo Angeli, ocupa ya la Sala John Lennon, del Complejo The Cavern Club, en el Paseo La Plaza. Molly Bloom es la fuerte apuesta de la actriz Cristina Banegas, quien se ocupa además de la dirección de este trabajo, junto a la compositora y pianista Carmen Baliero, en el Centro Cultural de la Cooperación. En este “monólogo interior”, Molly deja correr fantasías y recuerdos. El texto, sin puntuación, pertenece al capítulo final de la novela Ulises, de James Joyce.

Con escaso margen para el descanso retorna Filosofía de vida al Metropolitan 2 (Corrientes 1341), con Alfredo Alcón, Rodolfo Bebán y Claudia Lapacó en los protagónicos, dirigidos por Javier Daulte. Todos felices –cuyo título original, The Norman Conquests, designa una trilogía del inglés Alan Ayckbourn, escrita en 1973– redescubre un formato novedoso y la posibilidad de presentar al conjunto de obras de manera escalonada. Así, el primer estreno será el martes 10, correspondiendo al segmento Living. Los siguientes: Comedor, el 17, y Jardín, el 24. Actúan Juan Minujín, Carola Reyna, Muriel Santa Ana, Carlos Portaluppi, Peto Menahem y Silvina Bosco. La dirección es de Oscar Martínez y todas se verán en la Sala Pablo Picasso del Paseo La Plaza. Una vez estrenadas en esas fechas, se presentarán cada una en simultáneo en diferentes días de cada semana. Se anticipa que esto es “para que el público pueda elegir ver sólo una, o bien regresar para vivir la historia desde otro lugar y punto de vista”. Cada función responde a un espacio: Living se ofrecerá los miércoles y en la primera función del sábado; Comedor, los jueves y en la segunda función del sábado; y Jardín, los viernes y domingos. La anécdota describe a una familia que se reúne, algo forzada por las circunstancias, en casa de la madre, anciana de la que se habla, pero no aparece. La promesa es mezclar humor y extravagancia.

Pegada a este estreno se repondrá una pieza de éxito, Lluvia constante, también dirigida por Javier Daulte, con actuación de Rodrigo de la Serna y Joaquín Furriel. Esta irá a la Sala Pablo Neruda del Paseo La Plaza. Porque soy psicóloga es la apuesta de Mariano Moro, autor y director de esta obra que interpreta la marplatense Merceditas Elordi, en el auditorio de La Bancaria, en San Luis 2069.

Ampelmann, de Víctor Winer, intenta ser una retrospectiva sobre “los años de utopías y sueños compartidos”. El título deriva de Ampelmännchen, nombre que designa la silueta, en verde y rojo, del hombrecito con sombrero, utilizada como diseño de luz en los semáforos para peatones. Esa silueta, ideada en 1961 por el psicólogo alemán Karl Peglau para organizar el cruce de las calles, se hizo popular en Berlín Oriental (en tiempos de la ex República Democrática Alemana). Se sabe que, tras la reunificación alemana, ese diseño fue convertido en souvenir. Esta obra, dirigida por Mónica Viñao, subirá a escena el jueves 12, en el Teatro SHA (Sociedad Hebraica Argentina), de Sarmiento 2255. Actúan Marcela Ferradás, Cutuli, Alfredo Castellani, Juan Ignacio Bianco y Noelia Sciancalepore.

Tripas corazón. Ni un primo, un amigo, nada... toma la historia de cuatro actrices que se han quedado sin director y a las que alguien acecha. La dramaturgia y dirección es de Macarena García Lenzi, y se estrenará el sábado 14, en el Teatro Anfitrión, de Venezuela 3340. Ese mismo día, Los Amados repondrán El Danzón, espectáculo musical que invita al baile, en la Sala Siranush, de Armenia 1353, en el barrio de Palermo.

Mineros, cuyo título original es The Pitmen Painters, hará su première el lunes 16 en el Metropolitan 1 (Corrientes 1343). En esta pieza del inglés Lee Hall actúan Hugo Arana, Darío Grandinetti, Juan Leyrado y Jorge Marrale, acompañados por Patricia Echegoyen, Juan Grandinetti y Milagros Almeida. El director es Javier Daulte. Se trata de la historia real de un grupo de mineros ingleses en huelga que, en esa situación, descubren su pasión por el arte. La opción por la insólita fama que adquieren pondrá a prueba la solidaridad con sus compañeros de trabajo. La exitosa comedia El diluvio que viene cumplirá funciones en la primera quincena de enero, en El Nacional, bajo la dirección de Manuel González Gil, con interpretaciones de Juan Durán, Natalie Pérez, Julia Calvo y elenco.

Un musical que promete deslumbrar es la nueva creación de Pepe Cibrián y Angel Mahler: Excalibur, que se estrenará el miércoles 18, en el Teatro Astral (Corrientes 1639). Otra es la propuesta de El arco de triunfo, que irá el jueves 19 al Teatro Regina/Tsu, de Santa Fe 1235. En esta obra de Pacho O’Donnell, que dirige Daniel Suárez Marzal, actúan Nacho Gadano, Victoria Onetto y elenco. Y siguen los títulos: La prueba (el buen Simón Korach), del escritor suizo Lukas Bärfuss, juega con la infidelidad y la política. Este peligroso cruce, conducido por Sergio Grimblat, se estrenará el jueves 19, en El Camarín de las Musas (Mario Bravo 960). Se recuerda que Bärfuss es autor de Las neurosis sexuales de nuestros padres, vista en Buenos Aires.

Un poco me molesta, pero un poco no es el título del unipersonal escrito e interpretado por el premiado Pablo Picotto (por su trabajo en El mundo ha vivido equivocado). Se verá a partir del viernes 20, en la sala Julio Cortázar del Paseo La Plaza, dirigido por Carlos Belloso. Se trata de un show que aúna poesía y humor relativos a lo que se denomina “gente común”. Y se reestrenará Pasionaria, un trabajo sobre la soledad y el sentimiento amoroso, escrito y dirigido por Lucía Möller, en El Camarín de las Musas. Será a partir del 20. Otro es el festejado Cómico 5, espectáculo en torno de un viaje compartido que genera conflictos. Repondrá ese mismo viernes, en la Sala Pablo Neruda del Paseo La Plaza, interpretado por Sebastián Wainraich, Peto Menahem, Martín Ro-cco y Dan Breitman.

Tu ausencia animal, unipersonal de Analía Sánchez, con dramaturgia y dirección de Ezequiel Matzkin, llegará el viernes 27 al Teatro Del Abasto, y Pochoclo (y sus pompas múltiples), de Alfredo Megna, se presentará en Belisario (Av. Corrientes 1624). Actúa el premiado Néstor Navarria (por su unipersonal Bengala) y dirige Leonardo Odierna. El sábado 28 será el turno de Touché, de Susana Torres Molina, con dirección de Elvira Onetto y un elenco para disfrutar, integrado por Laura López Moyano, Mirta Bogdasarian y Ricardo Saieh. Un conflicto entre madre, hija y psiquiatra, presentado en El Camarín de las Musas.

El Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (Celcit) anunció su programación de febrero: incluye Perras, con Néstor Caniglia y Claudio Martínez Bel, dirigidos por Enrique Federman; Su Frida vive la vida, coreografía de Teresa Duggan, por la Cía. Duggandanza, y Títeres porno, a cargo del Grupo 69 a la cabeza. Se esperan obras en el Centro Cultural Ricardo Rojas y ya se adelantaron las del C.C. de la Cooperación: Granos de uva en el paladar, escrita y dirigida por Susana Hornos y Zaida Rico; y La gracia de tener, espectáculo de humor político-económico, de Manuel Santos Iñurrieta. Por otro lado, se repone Amor a tiros, de Bernardo Cappa, con Sebastián Mogordoy, Laura Nevole y Soledad Picenza, en La Carpintería. En el Complejo Teatral de Buenos Aires se reanudarán las funciones de El burgués gentilhombre, de Molière; Los hijos se han dormido, de Daniel Veronese; Salomé de chacra, de Mauricio Kartun, y El cordero de los ojos azules, invitada a realizar una gira por ciudades de España. Entre las destinadas a todo público, se repondrán El caballero de la mano de fuego y Una gaviota afortunada, por el Grupo de Titiriteros del Teatro San Martín. Esta última obra se basa en la novela Historia de una gaviota y el gato que le enseñó a volar, de Luis Sepúlveda. También en febrero harán funciones Mateo, 4D Optico y El testamento de Leonardo en el Teatro Nacional Cervantes.

Compartir: 

Twitter
 

Ampelmann mira hacia “los años de utopías y sueños compartidos”.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.