espectaculos

Viernes, 22 de noviembre de 2013

TEATRO › HABITACION 01 DISPONIBLE

Dilemas en un hotel

Antes de comenzar cada función, los espectadores deben decidir, sin información previa, a cuál de los tres personajes desean seguir durante la pieza. Cada elección implica una pérdida.

 Por Paula Sabatés

La pieza dirigida por Sabrina Arias se presenta los sábados en La Casona Iluminada.

Como en los libros de Elige tu propia aventura, en Habitación 01 disponible el espectador es quien decide de antemano qué historia quiere seguir. Pero, mientras en los primeros el lector toma decisiones sobre la forma de actuar de los personajes y modifica así el transcurrir de la historia, en la obra que se presenta los sábados en La Casona Iluminada la historia posible será una y siempre una y lo que el público hará será elegir qué costado de ella desea conocer. Además, si en los famosos libros la que se cuenta es una historia completa (porque cada camino es cerrado y coherente en sí mismo y lo que no se elige no forma parte del relato), en esta pieza hay muchos espacios de indeterminación, que el espectador no podrá rellenar a menos que vuelva a presenciar otra función.

Ideada y dirigida por Sabrina Arias y protagonizada por Gisele Díaz, Malena Padín y Exequiel Cassanello, la obra se desarrolla en todos los espacios del teatro ubicado en la Avenida Corrientes, que para la obra está ambientado como un hotel. Antes de comenzar la función, cada espectador deberá decidir a cuál de los tres personajes desea seguir durante la pieza, sin información previa que pueda condicionar su decisión. Esa es la primera gracia, porque de ella dependerá el recorrido que hará por el teatro, la parte de la historia que conocerá y lo que le quedará sin saber. También el género que le otorgue cada espectador, es decir si Habitación 01 Disponible se presentará para él/ella como un espectáculo de teatro policial, de amor o de las dos cosas.

Para que la experiencia no pierda su gracia, bastará con decir acá que Yan (Cassanello) y Sandra (Padín) son hermanos y que juntos manejan el Hotel Alfonso, una herencia familiar de la que se hicieron cargo. Por su parte, Sandra (Díaz) es una nueva inquilina, que al parecer decide alojarse en ese lugar precario para experimentar una realidad muy distinta a la de la vida en la alta sociedad que lleva con su familia en el interior de Buenos Aires. Las mujeres tendrán severas diferencias desde su primer encuentro, mientras que Yan y Victoria parecen tener una conexión diferente. Todo parece normal salvo porque la joven es la única huésped en todo el hotel. Esta situación le genera sospechas, lo que la llevará a meterse en la relación entre los hermanos para descubrir qué hay detrás de ese hotel.

Desconociendo la historia global, esta cronista eligió a Yan, de los personajes el más inquieto (quienes no gusten de subir y bajar escaleras deberían optar por una de las mujeres). El joven se presenta ante los espectadores cuando éstos creen que la función no ha comenzado aún y disfrutan de una copa de vino y un plato de niños envueltos con el que el teatro/hotel los recibe. Ni Victoria ni Sandra están presentes en ese entremés, que termina cuando una peculiar voz en off (de la actriz Mirta Busnelli, cuyo rostro está enmarcado en una de las paredes de esa cocina) le da al público la bienvenida a su hotel y le pide que se acerque al hall de entrada. Allí comienza la representación propiamente dicha, aunque el devenir del relato demostrará la significación de esa introducción.

Al tener un vínculo con ambas mujeres, Yan se mueve de un lado al otro, complaciendo a su hermana, tratando de que Victoria se sienta cómoda en el hotel o mediando entre ellas. Es el personaje que tiene menos “intimidad” (de hecho aparece nada más que en una escena), ya que todo el tiempo se relaciona con uno de los otros personajes. Quienes lo siguen, por ende, parecieran ser los que menos se pierden de la historia. Sin embargo, ignorarán qué sucede en los largos momentos en que Sandra se queda sola en la cocina o qué ocurre en el cuarto de Victoria mientras los hermanos pelean en el piso de abajo, de modo que no hay un personaje mejor para seguir, sino que cada uno tiene su beneficio/desventaja.

¿Se puede entender la obra teniendo sólo una visión de la historia? Sí. ¿El espectador siente intriga con respecto al universo de los otros personajes? También. Pero no necesita conocerlos para lograr el entendimiento (y el disfrute) general. Si todo estuviera dado, como en las obras más “tradicionales”, Habitación 01 Disponible no sería una experiencia teatral y sería sólo una obra. Tampoco pondría en jaque algunas nociones poco revisadas teatralmente (por lo menos desde la práctica), tales como la de expectación, la de espacio y, sobre todo, la de narración. Justamente, los dos grandes aciertos de la pieza.

* Habitación 01 Disponible se presenta los sábados a las 23 en La Casona Iluminada, Av. Corrientes 1979. Para quien quiera asistir al espectáculo tres veces, en la primera y segunda función deberá abonar la entrada de $60, mientras que la tercera será gratuita.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.