espectaculos

Jueves, 28 de agosto de 2014

TEATRO › OPINION

Repensar el periodismo (y la mezcla que pega fuerte)

 Por Mariano Blejman

Hace tres años inventamos algo que suele catalogarse como extravaganza. Varios han descripto a la Media Party, esta fiesta de medios que organizamos desde Hacks/Hackers Buenos Aires, como un extraño lugar donde confluyen varios mundos con fines bastante diversos. Hacks/Hackers es una red global que reúne a periodistas y programadores. Hacks es recortar, el hacker se dedica a programar. En Buenos Aires fundamos un capítulo hace tres años que se acaba de convertir en el más grande del mundo. Desde el 28 al 30 de agosto, en Ciudad Cultural Konex, traemos cerca de 30 invitados de varios continentes, hacemos más de 20 charlas, 40 talleres en paralelo y un gran hackatón, encuentro productivo para innovar en medios. Al cierre de esta nota había más de 800 personas inscriptas para el primer día del evento y unas 3400 en el grupo de Internet. Se sabe que la mezcla pega fuerte, sobre todo cuando se trata de culturas diferentes que intentan hacer una melange de capacidades.

¿De qué estamos hablando? La Media Party es un encuentro productivo enfocado en medios de comunicación, que reúne a periodistas, programadores, diseñadores, activistas cívicos, especialistas, ingenieros, para trabajar por el futuro de la comunicación. En su metodología, es el más grande de América latina. Fue construido con una red de voluntarios que a su vez fue transformándose en una comunidad de intereses que opera dentro de los medios, como pequeñas hormigas que van carcomiendo los cimientos de un pasado jurásico. No es poca cosa, si se tiene en cuenta que, como se dijo, esta semana Hacks/Hackers Buenos Aires se convirtió en el capítulo más grande del mundo que reúne a periodistas y programadores, por encima de Nueva York, Londres y San Francisco.

Este año, en la Media Party confluyen tres temáticas fuertes que tienen que ver con el periodismo y la innovación. Por un lado, un clásico: el periodismo de datos. Talleres que enseñan a trabajar con datos, a analizar, normalizar y visualizar información desperdigada por Internet. En segundo lugar, innovación en la generación de contenidos, generación de audiencias y generación de ingresos económicos. Cómo Internet está integrándose a las salas de redacción, al flujo de trabajo, a la forma de pensar el contenido. Por último, la libertad de expresión como eje central en las temáticas de los talleres: viene Syed Karim con un proyecto, que acaba de lanzarse, llamado Outernet, que emite Internet desde el espacio, la defensa de la libertad de expresión y la seguridad para el mundo periodístico. Por último, la Media Party forma parte de la Maker Party de Mozilla, un fenómeno global de aprendizaje de la cultura web.

En concreto, este año contaremos con la presencia de Burt Herman, de Storify y fundador de Hacks/Hackers; el increíble Trei Brundrett, de Vox Media, un medio disruptivo en su concepción y tráfico; desde Singapur viene Sasa Vucinic, de North Base Media, uno de los coinversores de Media Factory, primer programa de aceleración de medios periodísticos, que lideramos este año junto al fondo Media Development Investment Fund y la aceleradora de empresas de tecnología NXTPLabs. También hay productos de innovación más concretos: el italiano Adriano Farano de Watchup, Mark Boas de HyperAud.io (un software capaz de convertir audio en texto y editar video como si fuera texto), Douglas Arellanes de Sourcefabric, Sara Schnadt de Census Reporter y el bikerjournalist Brian Boyer de NPR (que tiene pinta de motoquero).

El software libre está percudiendo los medios periodísticos: el programa de Dan Sinker, director de Knight Mozilla Open News, instala desarrolladores en The New York Times, The Washington Post, Ushahidi, Propublica y Texas Tribune para que generen estándares abiertos. Algo parecido pasa con Justin Arenstein de Code4Africa y algo así estamos implementando nosotros con HacksLabs, la primera aceleradora de periodismo de datos de América latina, que busca financiar proyectos de periodismo de datos con donaciones de 10.000 dólares.

La apuesta de la Hacks/Hackers BA Media Party es acelerar procesos de innovación y generar valor. La mezcla de mundos pega fuerte, se dijo. Pero es una especie de pogo que en cada golpe transfiere conocimiento. Habrá unas mil personas durante tres días en el Konex reconstruyendo los medios como si se tratara de la posguerra en una etapa posindustrial.

Ese mundo tradicional en caída libre ve cómo mueren los dinosaurios, tiene en sus bases una cultura de innovación que ya no piensa en el fin del periodismo sino en cómo generar valor, aumentar el tráfico de audiencia, monetizar la inversión y generar comunidad alrededor. La Media Party es divertida, entretenida, llena de gente rara, que mezcla la cultura hacker con el quehacer periodístico de una forma en la que nadie lo ha hecho en América latina. Hacks/Hackers Buenos Aires es un modelo de generación de comunidad y de impacto en la cultura cotidiana de los medios, y la Media Party reúne todos los condimentos para convertirse en un aleph de innovación.

Lo más interesante no es sólo que vengan las visitas internacionales a entrenar y transferir valor como en poquísimos lugares del mundo, sino que emerja una comunidad emprendedora que reinicie la forma en que el periodismo está funcionando y acabe –como buen meteorito– con los dinosaurios del pasado.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.