espectaculos

Miércoles, 18 de marzo de 2015

TEATRO › TEATRO BOMBON OFRECE OBRAS CORTAS TODOS LOS DOMINGOS

Placer e impacto amplificados

El festival regresa con un seleccionado de puestas ideadas para cada ámbito de La Casona Iluminada y la posibilidad de que el espectador arme su propio recorrido, además de ver las actuaciones desde muy cerca. Esta edición se extenderá hasta el 10 de mayo.

 Por Carolina Prieto

Uno de los hechos teatrales más comentados del año pasado fue Teatro Bombón, el festival de obras cortas que se desarrolló en La Casona Iluminada (Corrientes 1979). En esa bellísima casa antigua estilo art nouveau en pleno centro porteño –con escalera y varios pisos, vitraux, techos altos, puertas de vidrio que dejan ver el otro lado y un encanto señorial que remonta inevitablemente a otros tiempos–, el festival fundado por Monina Bonelli, Cristian Scotton y Maruja Bustamante, tres reconocidos teatristas jóvenes, albergó el ciclo de piezas de no más de treinta minutos, creadas especialmente para algún ámbito del lugar por un seleccionado de referentes del teatro y la danza del circuito off. Desfilaron montajes de Celia Argüello Rena, Lisandro Rodríguez, Carlos Casella, Gustavo Tarrio, Carla Rímola, Andrea Garrote, Rafael Spregelburd y Dennis Smith, entre otros. Para el público (de veinte a treinta personas por habitación), significó la oportunidad de ver varias obras bien de cerca, casi rozando a los actores y armando un recorrido propio en función de los títulos que resultaran más atractivos. La proximidad física potencia las reacciones: el placer y el impacto se amplifican, aparece la posibilidad de percibir los mínimos rasgos de los intérpretes, casi como verlo todo en plano detalle. Este año, Bombón se renueva y la primera edición 2015 se puede degustar los domingos desde las 17 hasta las 22. Hay bombones nuevos con estrenos de Silvio Lang, Carlos Belloso, Mariano Stolkiner, la duplas Pablo Lugones-Amparo González Solá, y Martín Seijo-Fiorella Cominetti. Y otros que regresan: se reponen trabajos de Ciro Zorzoli, Pablo Rotemberg, Sebastián Suñé, Santiago Gobernori y Lorena Vega.

“La Casona es un lugar en el que entra mucha gente pero no toda junta en el mismo lugar. Por eso ideamos este proyecto de obras breves, como bombones para saborear en distintos espacios”, comenta Scotton, quien es co-responsable de la curaduría del ciclo. Bonelli, la otra curadora, agrega: “Lo pensamos como un festival permanente e independiente. Invitamos a artistas, les mostramos la casa y ellos tienen la libertad de elegir en qué espacio quieren trabajar creando para ese ámbito una obra de no más de treinta minutos. Y pudiendo ensayar ahí mismo. La arquitectura del lugar funciona como un disparador para la creación”. Esas son las únicas pautas fijas: elegir uno de los múltiples ámbitos de la casona y no superar la media hora. “No les damos un tema de antemano ni solamente convocamos a los creadores cercanos a nosotros. Nos interesa la diversidad, la pluralidad de estilos, temas y estéticas, que haya un paisano de cada pueblo”, coinciden.

La nueva edición se extenderá hasta el 10 de mayo inclusive. En El affair Skeffington, Silvio Lang retoma los poemas de María Moreno aparecidos en esa novela. Las actrices son nada menos que Alejandra Flechner e Iride Mockert, en la piel de Maldon y Dolly. ¿Artistas, putas, lesbianas, mujeres que hacen de hombres que hacen de mujeres? Ellas interpretan los textos de Moreno y reconstruyen el pasado de antiguos amores, en una atmósfera cercana al karaoke y al club de baile con poemas y canciones. A su vez, Carlos Belloso presenta El día que se acortó el día, un encuentro en tono de comedia entre un vendedor de sillas y un profesor de patafísica (esa corriente cercana al surrealismo, dedicada al estudio de las soluciones imaginarias y de las reglas que regulan las excepciones). Mariano Stolkiner dirige Biolenta, un unipersonal de Carolina Vergara sobre una joven costurera de pueblo dispuesta a todo para sostener el statu quo familiar, incluido el maltrato de su marido. La danza pone un pie con El becerro de oro, una performance de Pablo Lugones y Amparo González Solá sobre el culto, la idolatría y la destrucción del objeto venerado. Desapariciones, de Fiorella Cominetti y Martín Seijo, se anuncia como una performance interactiva sobre la desaparición forzada de personas a partir de la creación de efectos digitales en tiempo real.

A estas novedades se suman cinco experiencias de la edición anterior. Cirzo Zorzoli con Símil piel, una inmersión en los pliegues del encuentro amoroso en el que las palabras y los gestos pueden ser tramposos. Lo acompañan intérpretes muy talentosos como el bailarín Pablo Castronovo y los actores Javier Drolas y Vanesa Maja. Sector peluquería es una creación colectiva dirigida por Sebastián Suñé sobre una competencia interna en un teatro entre sus distintos equipos, con una versión de un texto de Lorca como punta de lanza para el triunfo. Más performance y movimiento de la mano de Ayelén Clavin, Carla Di Gracia y Leonardo Gatto, bailarines dirigidos por Pablo Rotemberg en Todos o ninguno. Cuerpos totalmente desnudos, violencia desatada, seres que piden a gritos ser golpeados y un clima de maltrato que no es sencillo de tolerar, sobre todo estando tan cerca de ellos. Por su parte, Santiago Gobernori intervino el cuento “La corista”, de Chéjov, y el resultado es ¡Usted está actuando!, donde ubica al público tan pegado al trío de personajes que hasta algún espectador puede colaborar sosteniendo el saco del varón de este microrrelato sobre el encuentro áspero y cómico entre la esposa y la amante del susodicho. Segunda vuelta, de Lorena Vega, aborda el último día de vida de un hombre, el momento de la muerte y su devenir en un más allá.

Una vez concluida esta primera edición habrá dos más durante el año. Teatro Bombón 5 reunirá puestas de Ana Frenkel, Néstor Valente, Alejandro Ullúa, Irene Goldzer, Manuel Attwel, Natalia Casielles y Facundo Rubiño. Y Teatro Bombón 6 traerá creaciones de Mariano Dossena, Horacio Banega, Luis Cano, Jorge Eiro, Diego Faturos, Lorena Ballestrero y Gustavo Lesgart. Un menú variado y picante (se puede armar un combo de hasta cuatro obras por noche) para combatir el letargo del domingo y acercarse a la pluralidad de lenguajes de la escena local. Entre una obra y otra se puede tomar y picar algo en el bar, donde hay un bonus track para contemplar: las fotos colgadas de Marcos López.

Compartir: 

Twitter
 

Teatro Bombón ofrece obras de hasta treinta minutos, los domingos entre las 17 y las 22.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared