espectaculos

Jueves, 2 de abril de 2015

TEATRO › TEATRIX, PRIMERA PLATAFORMA ARGENTINA DE TEATRO DIGITAL

El escenario ahora es en casa

En el último Día Nacional del Teatro se presentó esta propuesta, que amplía la experiencia teatral. Impulsada por Mirta Romay y con la dirección artística de Helena Tritek, la plataforma bajo demanda ofrece ver o comprar obras filmadas en alta definición.

 Por Paula Sabatés

Una nueva propuesta, por fuera de las tablas, llegó para ampliar la experiencia teatral. El pasado viernes 27, fecha en que se celebró el Día Mundial del Teatro, quedó inaugurada Teatrix, la primera plataforma argentina de teatro digital. Como otros sitios de streaming bajo demanda, se trata de una página que tiene a disposición del público distintos contenidos audiovisuales para alquilar o comprar. Lo diferente de este sitio es que lo multimedial tiene su origen, como el nombre lo indica, en el teatro mismo. Así, la “materia prima” son obras teatrales que están o estuvieron en cartel, y que fueron filmadas especialmente para esta plataforma, con tecnología de gran calidad. Impulsada por Mirta Romay, productora audiovisual y especialista en nuevas tecnologías, la iniciativa tiene como objetivo potenciar al teatro de salas y no competir con él. “Buscamos una porción del mercado audiovisual de Internet. A eso apuntamos”, señala la creadora a Página/12.

Dirigida artísticamente por Helena Tritek –a quien Romay consideró propicia para el proyecto por tratarse de una teatrera de larga trayectoria que además está haciendo su primera experiencia en cine–, Teatrix (www.teatrix.com.ar) se suma a otros sitios de streaming que se apoyan en el teatro, como Digital Theatre, de Londres. Las obras pueden alquilarse o comprarse, por 120 y 240 pesos respectivamente, con un 30 por ciento de descuento por tratarse del lanzamiento. También se puede acceder a la membresía, que por 35 pesos permite al usuario el acceso a la zona de archivo (que contiene obras viejas, no filmadas especialmente para Teatrix pero sí de gran valor documental) y a Teatrix Plus, una sección dirigida a los más amantes del teatro, en la que se puede encontrar información complementaria de las obras y las puestas, además de análisis críticos realizados por el investigador Jorge Dubatti.

Al estar en otro soporte y para otro mercado, a las obras que se ofrecen el equipo de Teatrix les hace un tratamiento especial: “Trabajamos en el lenguaje audiovisual, que es el que nos interesa. Tratamos de entender cuál es el efecto de cada escena y qué es lo que quiere transmitir el director para dirigir las cámaras hacia allí. Algunas escenas incluso las grabamos por fuera de la función para lograr algo más cinematográfico”, cuenta la hija del productor Alejandro Romay, que asegura que recibió, para este proyecto, el apoyo de los teatristas, e incluso el permiso de éstos para publicar obras que están actualmente en cartel. “Entendieron que no venimos a sacarles espectadores sino a sumarles, porque para quien disfruta del consumo doméstico y de no salir de su casa, ahora esos espectáculos también son una opción, cuando antes no lo eran”, sostiene.

En cuanto a las obras que por ahora se encuentran disponibles para el usuario (para serlo hay que registrarse y esperar un mail de confirmación), la mayoría estuvieron o están en la calle Corrientes, ya sea porque surgieron en el circuito comercial o porque desembarcaron allí desde el off porteño. Algunas de ellas son La casa de Bernarda Alba, versión José María Muscari; La omisión de la familia Coleman, de Claudio Tolcachir; El cabaret de los hombres perdidos, dirigida por Lía Jelín, El loco y la camisa, de Nelson Valente; Anda Jaleo, de Susana Toscano; Othelo, dirigida por Gabriel Chamé Buendía, y el espectáculo de stand up, Más canchero. En una segunda tanda se podrán ver La sala roja, de Victoria Hladilo, El principio de Arquímides, dirigida por Corina Fiorillo, y Wainraich y Los Frustrados, además de algunos espectáculos infantiles.

“El teatro es uno de los acontecimientos más maravillosos de la cultura actual. Su secreto es la reunión viviente, de cuerpo presente, territorial, única, efímera: el convivio. Por eso, el gran desafío de Teatrix es el de poner al servicio de esta maravilla las posibilidades de la tecnología”, dice Dubatti. Para él, la plataforma ayudará a crear un “nuevo espectador” y además será una herramienta de utilidad para muchos agentes de la comunidad teatral: “Servirá a los espectadores que quieren volver a ver las obras que los conmovieron; a los docentes que podrán valerse de estas grabaciones para enseñar a sus alumnos; a los críticos y los investigadores, que podrán reconstruir los acontecimientos pasados; a los gestores, programadores y políticos culturales, para conocer mejor qué pasó y que está pasando y a los que están lejos de las salas, en otras ciudades u otros países”, enumera.

En unos días, Teatrix estará también disponible para tablets, smartphones y smart TV, además de para PC. Esa multiplicación, que permitirá a usuarios de todo el mundo ver y reconocer piezas teatrales argentinas, convertirá la plataforma en una vidriera de los teatros, productores, autores, actores e intérpretes locales, quizá como nunca antes. “El teatro argentino está en uno de los primeros puestos en la calidad de sus producciones y es valorado en todo el mundo. Con Teatrix intentaremos dar respuesta al cambio cultural y de consumo, y además colaborar en proyectar de manera global esto que se produce acá y que nos da tanto orgullo”, cierra Romay, que define a la plataforma como una “aliada tecnológica del teatro”.

Compartir: 

Twitter
 

La omisión de la familia Coleman es una de las obras disponibles en Teatrix.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.