espectaculos

Miércoles, 27 de enero de 2016

TEATRO › NACHO GADANO HABLA DE SU PROTAGóNICO EN LA TEMPESTAD, DE WILLIAM SHAKESPEARE

Próspero suelto en las islas del Tigre

El espectáculo se hace en el Convento de San Francisco, en el Delta. “El protagonista es este lugar mágico”, dice el actor.

 Por Paula Sabatés

El Festival Opera Tigre, evento cultural pionero en la zona que comenzó la presente edición el pasado 5 de enero, estrena hoy su gran apuesta, una versión de La tempestad, de William Shakespeare, a propósito del aniversario número 400 de la muerte del autor. Protagonizada por Nacho Gadano y Guadalupe Barrientos, la puesta tiene dos grandes características que la diferencian de cualquier otra versión de esta obra: por un lado, incluye música del compositor Henry Purcell, que ocupará un lugar central en la forma en la que se lleve a cabo la representación. Por otro, el espectáculo tendrá lugar en el Convento de San Francisco, una maravilla arquitectónica rodeada de agua y escondida en el medio del Delta, que se convertirá en un mundo único y singular para los espectadores. Habrá cuatro funciones (de hoy al 30, a las 21), todo bajo la dirección artística de Michal Znaniecki.

Para Gadano, que en la obra encarna el mítico papel de Próspero, “esta versión supera lo que es un espectáculo de ópera o uno de teatro. Es toda una experiencia, tanto para los integrantes del elenco como para el público, porque el gran protagonista indiscutido es el lugar, un convento franciscano de principios del siglo XX que es realmente mágico. Todo a su alrededor es increíble. Cuando llegás baja un puente levadizo y a la entrada del río podés ver una estación abandonada de YPF que debe tener cien años. El público llega ahí y se encuentra con un espacio impactante, más allá del espectáculo en sí, que es de una calidad y una producción muy alta”, cuenta a Página/12.

Entusiasmado, Gadano compartirá ese escenario natural con un numeroso grupo de actores (en su mayoría oriundos de Tigre), acróbatas y bailarines dirigidos por Diana Theocharidis y un coro a cargo de Juan Casasbellas. Juntos contarán la célebre historia del naufragio que, tras una feroz tempestad, arroja a los pasajeros de una nave a una isla perdida gobernada por el mago Próspero, quien somete a todos sus habitantes con sus poderes mágicos.

–¿Cuál siente que es su rol en un espectáculo de estas características, en el que el lugar es central?

–Yo pongo el texto en función de la puesta, que es la gran protagonista. Hay una teatralidad que supera todo, y que es lo que más resalta, pero también una construcción y un punto de vista del director, que hizo esta versión poniendo el foco en los momentos de la obra que más le interesaban. Ahí luego entró mi opinión, para delinear al personaje que me tocó. Y ese laburo, junto con el de los demás que intervienen, forman esa experiencia que decía, en la que uno necesariamente sale transformado y de una manera asombrosa.

–¿Y cómo encaró el desafío de hacer a Próspero, un personaje tan complejo?

–Con un gran orgullo y mucha honra de haber sido elegido para hacerlo. Próspero es un personaje soñado, está a la altura de Hamlet o de Ricardo III, es de esos personajes que uno quiere hacer, de esos personajes que no tienen fondo. Para mí es ilimitado lo que puede suceder una vez que uno se mete en su mundo y es muy disfrutable para un actor tener un personaje de sus dimensiones. En este caso, como decía, hay mucho de la visión de Michal Znaniecki, sobre el personaje, con la cual yo coincido totalmente.

–Este año se cumplen cuatrocientos de la muerte de Shakespeare. ¿Qué piensa que dice su obra a la distancia?

–Mirá, hay dos o tres momentos del texto que cada vez que los paso en los ensayos me dejan pensando, porque es como si los estuviera escuchando de un político actual. Es muy impresionante la actualidad que tiene Shakespeare en toda su obra. Es fuera de lo común, aunque eso sea una obviedad decirlo. Porque por el lenguaje, por la época en la que fueron escritos, sus textos parecen muy ajenos a uno, pero cuando uno empieza a decirlos pasa algo notable, que es que pareciera que están hablando de tu situación familiar, de la situación de tu país.

–En los últimos años usted ha hecho en teatro textos de algunos de los autores más clásicos de la historia. ¿Es una decisión trabajar con esos materiales o una casualidad?

–Sin ninguna duda es lo que siempre busqué, lo mismo que trabajar con la música, que es un recurso extraordinario que te da la posibilidad de expresarte.

* La tempestad hará funciones hoy, mañana, el viernes y el sábado, a las 21, en el Convento San Francisco (río Carapachay/arroyo Gallo Fiambre, Delta del Tigre). Las localidades y traslados se pueden adquirir en Sturla Viajes, llamando al 4731-1300.

Compartir: 

Twitter
 

“Próspero es un personaje soñado, está a la altura de Hamlet o de Ricardo III”, dice Gadano.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.