espectaculos

Jueves, 5 de noviembre de 2009

RADIO › LA CEREMONIA DE ENTREGA DE LOS ETER 2009

Premios para el arte del “fierrito”

La gran ganadora de la velada realizada en La Trastienda fue FM Metro, que se llevó un total de siete premios, tres de ellos definidos por el público. Hubo referencias a la flamante Ley de Radiodifusión y un ánimo general distendido, sin divismos.

Sin la impostación de alfombras rojas berretas, alejada de los divismos de las celebrities de la TV, el martes por la noche se realizó la quinta edición de los premios Eter, el galardón anual que reconoce la producción radiofónica en AM y FM del país. Fiel al estilo de quienes diariamente acompañan a millones de argentinos con su voz como único y mágico vínculo, la ceremonia organizada por la Escuela Terciaria de Estudios Radiofónicos se desarrolló en un clima más parecido a un cumpleaños privado que a una entrega transmitida en directo por Canal 7, Radio Nacional y www.radioeter.com.ar. Entre abrazos, bromas y saludos que, incluso, se extendieron hasta horas después de haber terminado la ceremonia, la gente que hace radio –desde operadores técnicos y movileros hasta conductores y productores– vivieron en La Trastienda esa noche anual que desde hace un lustro se convirtió en el evento que todos los que forman parte del particular medio esperan para juntarse y celebrar la radio. Un ritual que cada temporada renueva la idea generalizada de que en los Eter lo que menos importa es quiénes se llevan una placa a su casa y quiénes se van con las manos vacías: gana la radio. Toda.

Desde temprano, entre empanadas, vino y algún champagne destapado especialmente a pedido (de Elizabeth Vernaci y Humberto Tortonese, que llegaron promediando la ceremonia), en la vereda y el bar de La Trastienda se fueron amuchando todo tipo de hacedores de la radio, miembros de una gran familia que –sea por tratarse del medio más pequeño, o por la misma lógica de pases que invade al éter– participan de la fiesta ya no para mostrarse sino para reencontrarse con viejos conocidos de ayer, hoy y de siempre.

La velada de premiación se abrió con el discurso de presentación de Eduardo Aliverti, director de ETER. Con su habitual determinación, el locutor se explayó largo y tendido por la actual situación del medio, que ante la sanción de la nueva ley de medios audiovisuales y la ola de despidos que sufrieron varias emisoras vive un período “caracterizado por contingencias empresarias –y laborales, por tanto– que abre numerosas preguntas acerca del presente y futuro de la radio” (ver aparte). A su vez, hacia el final de su alocución el columnista de Página/12 recordó a Juan Carlos Mareco, Ariel Delgado, Fernando Peña, Nano Herrera y Gogo Safigueroa, grandes de la radio que murieron este año. “Y un especialísimo saludo a algo así como la radio misma, Antonio Carrizo”, enfatizó, ante el aplauso de todos los presentes.

La muestra más cabal de camaradería que reina entre la gente del medio radial se vio, sin dudas, desde el primer premio, cuando Radio Continental fue elegida por el jurado especial como mejor programación de AM. Allí, el gerente general de la emisora, Alejandro Parker, recibió el premio de manos de Alejandro Apo, justamente a quien meses atrás había despedido de la radio de muy mala manera. Un seco apretón de manos entre ambos simbolizó la paradoja que, en cualquier otro medio, por cuestiones de egos nunca se hubiera dado.

En la noche sobrevoló en todo momento la figura de Fernando Peña, elegido posmortem por los oyentes como conductor del año, en uno de los momentos más emotivos de la noche. El otro premio que tocó la sensibilidad de los presentes fue el que recibió Juan Carlos Mesa a la trayectoria, uno de los grandes de la radio, con más de seis décadas vinculado con el medio como guionista y humorista. Acompañado por su hijo Gabriel, también libretista, Mesa desplegó un discurso simple en el que no pudo evitar intercalar sus habituales humoradas. “Decir gracias es decir nada. Estoy próximo a cumplir 80 años y le debo más de 60 años a la radio, que fue mi primer hogar”, dijo, visiblemente emocionado. Un reconocimiento merecido a uno de los notables de la radio y la televisión argentinas.

Uno de los grandes ganadores de la noche fue Metro (FM 95.1), que se alzó con un total de siete premios, entre ellos el de Programación del Año elegida por los oyentes y Programación en FM seleccionada por el jurado especial compuesto por representantes de las AM y FM. En tanto que Matías Martin resultó ganador en el rubro Conducción en FM con el voto del jurado, mientras su programa, Basta de todo, ganó por partida doble el rubro Programa del Año, según el jurado y la votación de los más de 33 mil oyentes que votaron por teléfono e Internet, relegando a Cuál es? después de años de reinado ininterrumpido. “Estoy sorprendido y agradecido a mis compañeros, Cabito (Masa Alcántara) y Gabriel (Schultz), que me hacen relucir diariamente a mí en el programa. Pero como pensé que este premio iba a ir para otra persona, se lo quiero dedicar humildemente a Fernando Peña”, señaló al recibir el galardón como conductor en FM, en la terna que compartía junto a su ex compañero de emisora.

Pero ése no fue el único recuerdo a Peña. Diego Scott, compañero en El parquímetro del fallecido actor, al recibir el premio como Revelación por su labor al frente de El parquímetro (lado B), lo recordó a su manera. “Qué paradoja –reflexionó el nuevo conductor del programa que de 7 a 10 se mantiene al aire en la Metro– que después de recibir a mitad de año una piña que nos pegó para dormirnos, hoy esté recibiendo este premio. Quiero agradecer a toda la radio, que nos abriga a diario, y a quien nunca puso el pie en la cabeza de ninguno de los que hacemos el programa y nos ayudó a aprender del medio: al puto lindo, por supuesto”. Por su parte, Vernaci –ganadora como conductora en FM– hizo propias las palabras que, dijo, le susurró Javier (la última pareja de Peña) al oído: “Fernando no hubiese respetado esta situación, la hubiera amado porque amaba la radio”.

Otro de los grandes ganadores de los Eter 2009 fue Diego Capusotto, el actor que este año “revolucionó” el medio con su programa Lucy en el cielo con Capusottos, que Rock & Pop emite los sábados y domingos a las 20. El ciclo que parodia la realidad mediática con humor e ironía se alzó con el premio a Ficción en Radio entregado por el Consejo de asesores, mientras que Capusotto fue elegido por labor humorística y Pedro Saborido –guionista, productor y director del programa– se llevó la plaqueta por la producción artística. “Quiero agradecer a todos por este premio”, afirmó Capusotto, y excusó a Saborido por no haber concurrido a la ceremonia. “Está tras los pasos del Santo Grial en Claromecó, siguiendo la versión de que allí se encontraría y en la que sólo él cree. Debe estar tomando nafta con un Cole 48, en este momento”, disparó, detonando las primeras de una serie de carcajadas que generaría a lo largo de la noche entre los presentes.

Más allá de los recuerdos y las humoradas, la recientemente promulgada ley de medios audiovisuales también se hizo presente, tácitamente y no tanto, especialmente entre los periodistas. Reynaldo Sietecase, ganador del rubro labor periodística por su tarea al frente de Mañana es tarde, en Del Plata (AM 1030), dedicó el reconocimiento a “todos los periodistas, que tuvimos un año muy complicado, de muchas presiones. Quiero felicitar a aquellos que se ubicaron en el lugar indicado, que no es otro que lejos del poder y cerca de la gente”. En la misma línea, Fernando Bravo, conductor de Bravo. Continental (programa que fue premiado por su equipo de producción y como mejor ciclo de AM), subrayó que el “lema” que sostendrá hasta el final es que “si querés que te crean, decí la verdad; en tiempos de mentiras, no hay nada mejor que sostener la verdad”. Por su parte, el director de FM Bajo Flores (88.9), emisora que se impuso en la categoría FM Alternativas, no dudó en señalar que “el 2009 va a quedar en la historia porque la comunicación va a pasar a ser un derecho esencial y universal de todos los argentinos”.

El humor no sólo llegó a través del delirio de Capusotto, sino también de Roberto Pettinato, que irrumpió en medio de la entrega para hacer un paso de comedia y entregarle en mano la plaqueta como mejor operador en FM a Eduardo Seisdedos (¡!), la persona que diariamente lo sigue del otro lado del vidrio del estudio en que el animador conduce El show de la noticia, por FM100. “Ante todo no es joda: me apellido Seisdedos y soy operador”, aclaró el hombre, cuyo destino profesional parecía marcado irremediablemente por su DNI. También hubo tiempo para que Hernán Avella (operador de La mañana) y Gabriela García (locutora informativa de Bravo. Continental y La vuelta) dedicaran sus respectivos premios a los trabajadores de Continental, emisora del Grupo Prisa que sufrió drásticos despidos y modificaciones en las condiciones laborales de sus trabajadores en los últimos meses.

Así, con tiempo para el humor, la reflexión, la emoción y el debate, la radiofonía argentina renovó su fiesta y demostró que el glamour y la hipocresía no están invitados a su festejo. La radio, ese medio tan entrañable y misterioso, prefiere celebrar su existencia sin despegarse del estilo bohemio de sus hacedores. Onda de radio.

Producción: Facundo García y Emanuel Respighi.

Compartir: 

Twitter
 

Diego Capusotto y Pedro Saborido premiados por Lucy en el cielo con Capusottos.
Imagen: Jorge Larrosa
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.