espectaculos

Lunes, 29 de octubre de 2007

RADIO › LA ATIPICA TRANSMISION DE RADIO ETER Y “BARCELONA”

“Votó un millón de muertos”

 Por Mariano Blejman

Si la revista Barcelona logró con el tiempo un curioso contrato de lectura con su público fue gracias a la insistente manía de decir lo que pasa desde la ironía y el sarcasmo cínico, basado en la enumeración de noticias falsas que se asemejan demasiado a la verdad. Pero el cinismo llevado a la radio, gracias a la coproducción con la radio Eter que dirige Eduardo Aliverti, puso sobre el filo del horario de protección al votante la nomenclatura de lo obvio, el sarcasmo como columna política implacable. Porque eso de esperar impacientemente el voto de Julio López en la mesa 30.001 de La Plata, de asegurar que Cristina “habría votado” en París y que el ganador en primera vuelta “sería” Pino Solanas, no es más que otra forma de hacer política incluso, tal vez, contra sus propios deseos.

La transmisión de Eter y Barcelona (en www.eter.com.ar) comenzó a las 17.30, con Aliverti, Eduardo Blanco y Pablo Marchetti, entretenida con la sistemática violación a la veda electoral y con los enviados especiales a Río Gallegos, París y La Plata. “Cambia el país, cambia la radio”, decía el slogan de esta versión vernácula de la Guerra de los mundos, al menos para el internauta desprevenido y desconocedor del “código” Barcelona, que se planta en el lugar de “intérprete” de una realidad que no se informa en los medios masivos, pero que muchas veces se piensa. “Supongo que no cambiará la radio, supongo que no cambiará el país, pero bueno...”, decía Aliverti, en una encendida defensa del sistema democrático: “Más allá de sus torturados, sus víctimas de gatillo fácil, sus desaparecidos, enfermos que no pueden acceder al sistema de salud, de su Iglesia retrógrada subvencionada por el Estado, es el sistema político más perfecto creado por el hombre”.

Marchetti aseguraba antes de las 18 (poco después darían como ganador a Pino Solanas) que “el apoyo masivo a la política de DD.HH. del gobierno volcó la gente masivamente a votar al gobierno” e invitaba a dar opiniones al mail decisiongro

[email protected] Fernando Sánchez informaba desde “donde debería votar Julio López, mesa 30.001, y suponemos que vendrá de un momento a otro”. “Votó casi todo el padrón”, “faltan algunas personas”, eran los chistes sólo digeribles en el registro Barcelona. “No descartemos que no vaya a votar, porque en una de esas se hizo anarquista”, decía Marchetti. “Acá los familiares confían en que va a venir, y nosotros también”, decía Sánchez. Desde Río Gallegos, Javier Aguirre aseguraba haber estado esperando a Cristina, pero que “ante la sorpresa de todos, habría votado en una mesa montada en la embajada argentina en París”. Diego Dominelli aseguraba desde París el voto en una mesa “chica, pero muy bien diseñada, votó y... pum, se fue a Buenos Aires”.

La transmisión aseguró que “apenas votó un millón de muertos” y que la gente votó por la continuidad del voto mate, “a favor de la mano dura y contra el precio del tomate”. A las 18, dio ganador al cineasta: “El sillón sería de Pino; Pino Solanas sería el presidente electo”; seguido de análisis de los opinólogos de turno: “El voto indeciso se convirtió en voto documental”, “los argentinos le dieron un fuerte respaldo al candidato del sur”, “el oficialismo vuelve a ser peronista”, “un presidente con muchos rollos”, “por primera vez el corte favorece a un director de cine”. “No van a faltar revistas que hablen de estas pavadas”, reconocieron.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.