espectaculos

Jueves, 24 de enero de 2008

RADIO › CIE VENDE SUS EMISORAS

Cambio de sintonía para los mexicanos

El acuerdo incluye a Rock & Pop, Blue, Aspen, Metro, R&P Net, América y Splendid.

 Por Emanuel Respighi

Si el arribo de Fernando Niembro a Radio Del Plata luego de más de una década en La Red fue el pase del año en materia de figuras del éter, la información a la que accedió Página/12 puede considerarse el traspaso de la temporada para la industria radiofónica. Es que tras un largo tiempo con el cartel de venta, finalmente las radios que pertenecen a la Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE) están a punto de cambiar de manos. Según pudo saber este diario, las emisoras Rock & Pop, Blue, Aspen, Metro, R&P Net, América y Splendid se encuentran en pleno proceso de venta a una sociedad conformada por varios empresarios locales, que unieron algo más que su voluntades para satisfacer el requisito del conglomerado mexicano de vender las radios de manera conjunta y no individualmente. La operación por el paquete de radios se concretará –según la carta de intención de compra firmada– en una cifra cercana a los 32 millones de dólares. Apenas unos millones menos que los que pretendían los mexicanos.

Los empresarios que estarían detrás de la compra del paquete de radios no son figuras desconocidas para la opinión pública. Todo lo contrario. Uno de ellos sería Marcelo Mindlin, que además de ser sobrino de Jacobo Timerman, es el presidente del fondo de inversión Mindlin, que posee el 52,5 por ciento de las acciones de la eléctrica Edenor y es socio mayoritario de la controlante de Transener. Otro de los nombres involucrados en la megaoperación sería el de Francisco de Narváez, aunque lo haría a través de un allegado, ya que el ex dueño de Casa Tía es propietario de radio La Red, América TV y El Cronista. También formaría parte de la operación el grupo Werthein, controlante del 48 por ciento de Telecom Argentina.

Al parecer, luego de que estos tres grupos se reunieran por separado con representantes de Communications Equity Associates (CEA), la empresa neoyorquina que tiene el mandato de venta de CIE de sus siete radios en Argentina, finalmente los empresarios habrían elaborado de manera conjunta la oferta de 32 millones de dólares para conformar la condición de los mexicanos de vender las emisoras en paquete. Una vez firmado el contrato del traspaso, las radios se repartirán entre los empresarios que participan de la negociación. Así, mientras Mindlin se quedaría con la Rock & Pop, al grupo cercano a De Narváez le interesa alzarse con el combo conformado por Radio América y Aspen.

Si bien aún no está firmado el contrato, la carta de intención de compra fue refrendada a comienzos de semana, por lo que ahora sólo restan cuestiones legales para que el traspaso de las radios se haga efectivo. La transacción se terminaría de cerrar en algunos meses, una vez que los departamentos legales de ambas compañías finalicen la auditoría interna para constatar activos y pasivos de las emisoras, que se abrió por un plazo de 30 días.

La venta de las radios pone fin a la disputa que el CIE tenía con el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer), que había intimado al conglomerado mexicano a desprenderse de las radios dado que la ley de radiodifusión vigente prohíbe a un operador tener más de dos medios de comunicación en la misma zona de influencia, a la vez que la ley de bienes culturales limita el capital extranjero. En este caso, CIE Argentina poseía al poco tiempo de arribar al país nueve radios en la ciudad de Buenos Aires, ya que a estas siete se les sumaban Belgrano y Del Plata, de las cuales se fue desprendiendo a partir de 2003. Con esta transacción, el CIE cumple con el convenio que el grupo firmó en junio de 2005 con el Comfer, a través del cual la corporación se comprometió a desprenderse en un plazo de tres años, de las radios que explotaba.

De esta manera, CIE hace efectiva su política de deshacerse de todos sus activos en Latinoamérica, en una estrategia de concentración del negocio en Estados Unidos y México. De hecho, a comienzos de 2007 la corporación vendió sus participaciones en Brasil, Chile y Argentina a través de una operación que alcanzó los 150 millones de dólares. En el país, por ejemplo, CIE cedió la propiedad de la división de “eventos”, que incluía el Teatro Opera, las empresas Ticketeck y Ticketmaster y la organización de festivales como Creamfields, Southfest y el Quilmes Rock.

Probablemente, los 32 millones de dólares que recibirán los mexicanos por el paquete de radios servirán para reducir la deuda que posee la compañía, que en diciembre pasado lanzó una oferta de recompra de pagarés con vencimiento en 2015 por 186 millones de dólares.

Compartir: 

Twitter
 

Un grupo de empresarios locales comprará el “paquete”.
Imagen: Compay
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.