espectaculos

Domingo, 15 de noviembre de 2009

DANZA › LA 11ª EDICION DEL FESTIVAL INTERNACIONAL DE VIDEODANZABA

Oda al cuerpo en movimiento

Hasta el 22 de noviembre, en cuatro sedes porteñas y con entrada libre, artistas argentinos y extranjeros demostrarán la excelente salud actual de un género que crece sin pausa, y que este año incorpora un nuevo abanico de propuestas y formatos.

 Por Carolina Prieto

Espectáculos multimedia, cortometrajes, instalaciones, performances interactivas, residencias, talleres, un laboratorio de desarrollo de proyectos, un simposio, cine, fotografía, homenajes e invitados especiales. Todo esto y más incluye la 11ª edición del Festival Internacional de VideoDanzaBA, que hasta el 22 de noviembre y con entrada libre y gratuita se despliega en cuatro sedes porteñas. Creado y dirigido por la coreógrafa y realizadora Silvina Szperling, el encuentro tuvo su primera edición en 1995 y creció al punto de abarcar una pluralidad de soportes y propuestas, además de los cortos de videodanza, que son el núcleo del encuentro. “La intención es abrir cada vez más el espectro. Las proyecciones de cortos de videodanza siguen siendo la columna vertebral, pero apostamos a otros formatos como instalaciones, espectáculos con proyecciones, performances con participación del público. Queremos seguir cruzando barreras, seguir experimentando con lenguajes híbridos”, explica Szperling, cuya última creación, Chámame, realizada junto a su hermana Susana (bailarina y coreógrafa), acaba de ser premiada en el Concurso Nacional de Cortometrajes “La mujer y el cine”.

La convicción de esta mujer (una de las pioneras de la videodanza local, género que descubrió en los ’90 en un taller para coreógrafos a cargo del cineasta Jorge Coscia) secundada por Fanny Roland y Verónica Santamaría en la producción, más el apoyo de instituciones como Iberescena, el Incaa y el Instituto Nacional del Tea-

tro, permitirán que el público se asome a un abanico de opciones de lo más diversas y vanguardistas, en el Cine Teatro 25 de Mayo, el Centro Cultural Recoleta, la Biblioteca Nacional y el Centro Cultural de España en Buenos Aires. Conocer a los referentes del género, participar de experiencias multimedia y, sobre todo, empaparse de un lenguaje hecho de imágenes de cuerpos en movimiento: videos que coquetean con la ficción, la abstracción o el documental, y que disparan a la emoción y las sensaciones antes que al intelecto.

De España llegan dos compañías de danza contemporánea, Larumbe Danza y Los Dedae, que abrieron el encuentro anoche y repetirán hoy a las 21 en el 25 de Mayo con los espectáculos Más o menos un día (veinte años no son nada) y Veintisiete (obra ganadora del Premio Nacional de Danza 2006), respectivamente. Dos elencos que combinan estructuras geométricas en escena, danza en vivo y proyecciones sobre el pasado de los grupos para abordar las relaciones de pareja y el paso del tiempo. El siguiente fin de semana (21 y 22 de noviembre en el teatro de Av. Triunvirato 4444) se presentan también en programa doble dos espectáculos locales. Comunión, de Andrea Servera y Karin Idelson, un trabajo sobre el hip hop y las danzas callejeras interpretadas por sus jóvenes protagonistas, que arrancará en la vereda a puro baile y seguirá en la sala, donde se proyectará un avance del film que Servera e Idelson están rodando en el Barrio Las Flores, Boulogne y distintas zonas de la Capital. Después llega La hija de Rosita, espectáculo que Susana Szperling estrenó en Nueva York y ahora aterriza en renovada versión local. Humor absurdo, aires latinoamericanos y surrealistas, flores y poesía en un viaje sobre el amor con cuerpos en pantalla y en vivo.

Lúdicas, insólitas, interactivas, multimediales, las instalaciones y performances de artistas como Sergio Valdés (Chile), Margarita Bali, Daniela Muttis, Mariano Ramis y Florencia Mazzadi (Argentina) tomarán distintos espacios del Centro Cultural Recoleta. El microcine será la sede de las proyecciones de videodanza y documentales seleccionados por Rodrigo Alonso (especialista en arte contemporáneo), Diego Trerotola (crítico de cine) y Silvina Szperling. Esta sección incluye un segmento recomendado de “Proyecciones especiales”, como el material de Videodanza Catalana presentada por Núria Font (una realizadora que junto a la televisión pública catalana dio un impulso notable al género), la Retrospectiva del norteamericano Douglas Rosenberg (referente a nivel mundial, que charlará con el público tras la proyección de sus últimas obras, consideradas filosas y trash), y la coproducción argentino-brasileña Cru, de Luis Bizerril. Los amantes de los largometrajes y de los tiempos más extensos no se quedan fuera del menú. Para ellos, la cita es en el 25 de Mayo, donde se desarrollará el ciclo “Cine argentino en danza”, que ofrece una mirada histórica sobre películas emblemáticas, en las que el movimiento ocupa un lugar importante o es protagonista, como Aniceto, de Favio. Szperling destaca Yo quiero ser bataclana, “con Niní Marshall como Catita bailando la muerte del cisne en una escena imperdible”, y Donde mueren las palabras, película de 1946 protagonizada por Enrique Muiño, “en la que se luce todo el cuerpo del Ballet del Colón en una escena memorable de casi veinte minutos con un gran trabajo de cámara”.

En cuanto a la formación, el festival tendrá –además de talleres– dos residencias a cargo de especialistas. Edgardo Mercado y Gabriel Gendin, expertos en danza y nuevas tecnologías, abordarán la problemática de “La intera-cción cuerpo-dispositivo-interfaz”, mientras que Aurelia Chillemi y Adolfo Cabanchik trabajarán en la fábrica recuperada Grissinópoli desde una perspectiva social. “Es una propuesta cercana a la comunidad y alejada del encierro propio del artista. Aurelia es una bailarina excepcional: hace danza comunitaria en Grissinópoli con unas cincuenta personas entre trabajadores y gente del barrio; y con un grupo de bailarines del IUNA trabaja en temas sociales. La residencia, precisamente, es con cinco videastas que realizarán cada uno su video sobre una coreografía que los bailarines montarán en Grissinópoli. Y el día del cierre del festival, el domingo 22 en el 25 de Mayo, se proyectarán esos videos: Cinco miradas sobre la coreografía A los niños del hambre”.

Por otro lado, la reflexión sobre esta práctica artística tendrá su espacio en el II Simposio Internacional “Pensar la videodanza”, con académicos de Brasil, Argentina, Reino Unido y Estados Unidos, a lo largo de cuatro jornadas que tendrán un cierre multimedia, el 20 de noviembre a las 15 en el Recoleta, con una videoconferencia con Barcelona.

Son días para sumergirse en un lenguaje en expansión, para conocer su diversidad, su historia, sus posibilidades. Para asombrarse, disfrutar y discutir. Toda la programación está disponible en www.movimiento.org/profile/Vi deoDanzaBA. La celebración del cuerpo en movimiento está en marcha.

Compartir: 

Twitter
 

Más o menos un día (veinte años no son nada), de la compañía Larumbe Danza, hoy en el Teatro 25 de Mayo.
SUBNOTAS
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.