espectaculos

Domingo, 15 de noviembre de 2009

CINE › JAPON ES LA PELICULA SURGIDA DE UN TALLER DE ADULTOS EN SITUACION DE DISCAPACIDAD

Un partido contra el “deber ser”

El film relata un encuentro futbolístico entre dos equipos, Japón y Jabón, que son la alegoría del interior del ser humano. Fue realizado por los participantes y orientadores del taller audiovisual de la fundación cordobesa La Morera.

 Por Oscar Ranzani

La fundación La Morera es un centro educativo cordobés que brinda talleres artístico–culturales para adultos en situación de discapacidad. Sus talleristas trabajan con distintas disciplinas artísticas como el teatro, la música y el audiovisual. El origen de esta institución creada hace cinco años radicó en la necesidad de realizar una película. Los psicólogos Gonzalo Montiel y Matías Jaimovich trabajaban como coordinadores de un taller de cine de otra fundación, de la que se distanciaron cuando surgió la idea de realizar el largometraje con los jóvenes que iban a ser los creadores y protagonistas de la historia. Entonces, crearon La Morera y pusieron manos a la obra para dirigir Japón, el film en cuestión. “Con mucho apoyo de los familiares de los muchachos, que imaginaban y protagonizaban las historias, y con un fuerte deseo de ellos y nuestro de poder continuar con esto, empezamos a trabajar de forma independiente en La Morera”, relata Montiel en diálogo con Página/12.

El tema de la película fue elegido por los propios participantes, mientras que Montiel y Jaimovich propusieron la dinámica de trabajo. “Lo primero que surgió fue la idea de una película que contara la historia de un equipo de fútbol”, recuerda Montiel acerca de Japón, que actualmente se está proyectando en la ciudad de Córdoba. El film cuenta la historia de un club de fútbol, Japón, cuyos jugadores tienen un partido contra otro equipo llamado Jabón. “Japón encarna las mejores potencias de los participantes. Es un equipo solidario, vibrante. Las remeras son coloridas. Jabón, en tanto, es un equipo blanco, serio, que encarna el deber ser; es decir, todo lo que está impuesto de cómo hay que comportarse y transitar por la vida. Entonces, la trama cuenta la historia de ese partido de nosotros contra no-sotros mismos”, relata el director.

Esta creación les permitió a Montiel y Jaimovich unir la pasión que sienten por el cine con un proyecto que hizo que las personas en situación de discapacidad pudieran utilizar su potencial creativo, intelectual y artístico. “Cuando decimos discapacitados ponemos esa limitación funcional nada más que en el individuo, mientras que cuando hablamos de situación de discapacidad nos permite pensar a esa persona en un contexto. Ese contexto es lo que nosotros nos ocupamos de generar para que los potenciales de estos participantes del taller puedan desarrollarse a través del arte”, aclara Montiel.

El director recuerda que, junto a Jaimovich, hace unos años dictaban talleres de fotografía. Como notaron una buena recepción por parte de los participantes, un día decidieron introducir una videocámara en el aula. “Cuando la incluimos se hizo mucho más rico el juego porque la cámara funcionaba como un espejo en el cual el imaginario podía advenir. Empezamos a ver ese potencial y todo lo que sucedía emocionalmente, reflexivamente, a nivel intelectual y del lenguaje.” Según comenta Montiel, a los jóvenes les resultó fácil aprender el lenguaje audiovisual. “Empezó entonces a constituirse en un medio expresivo. Es un lenguaje que a ellos les sirve muchísimo para participar activamente. Y como nosotros somos apasionados del cine, dijimos: ‘¿Qué tal si hacemos una película?’.” Montiel asegura que esta experiencia también les permitió tener un espacio de pertenencia. Y explica la lógica de trabajo: “Usamos el concepto de la unidad y diversidad humanas: cómo poder desarrollar trabajos que tengan en cuenta nuestra diversidad; o sea, qué nos diferencia del otro en un contexto de unidad. Qué nos diferencia y qué nos une, sin que sean dos aspectos separados”, reflexiona el director. Mientras se proyecta Japón en localidades cordobesas, Montiel manifiesta un interés profundo de que su largometraje pueda verse en Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

La temática de Japón fue elegida por sus propios participantes.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared