espectaculos

Miércoles, 17 de abril de 2013

DANZA › COLECCIóN TANGO, TODOS LOS JUEVES EN EL CENTRO CULTURAL DE LA COOPERACIóN

Eso del sentimiento que se puede bailar

“Hay un intento por rescatar la esencia de los elementos más típicos del género”, señala el coreógrafo y director Leonardo Cuello, que presenta artistas que escapan a la lógica for export.

 Por Paula Sabatés

Con aires renovados, el área de danzas del Centro Cultural de la Cooperación presenta Colección Tango, espectáculo que inaugura formalmente el primer ciclo de danza del espacio para este año. Se trata de una combinación de los momentos más ricos del repertorio tanguero nacional, que está a cargo de la compañía del reconocido coreógrafo y director Leonardo Cuello. Formado por tres piezas cortas que el realizador reunió por primera vez, el espectáculo se verá todos los jueves de abril y mayo a las 20 en la Sala Solidaridad del Centro Cultural, ubicado en Avenida Corrientes 1543.

El ex bailarín –que se desempeña actualmente como director artístico de la Compañía de Tango del Instituto Universitario Nacional del Arte (IUNA)– realiza desde hace tiempo una intensa búsqueda de nuevas maneras de escenificar el tango, sorprender al público y “no repetir los modelos del tango comercial hecho para turistas”. Las tres piezas que conforman Colección Tango persiguen también ese objetivo y son el resultado de una larga investigación que el coreógrafo realizó junto con sus alumnos, con quienes forma una cooperativa de trabajo. Sus nombres son Diamante, Entre tus brazos y Eterno y tienen una duración de entre 10 y 20 minutos cada una. Si bien las tres entrelazan contenidos de tango con algo de danza contemporánea y teatro, se ubican entre los trabajos más netamente tangueros del creador. “Como coreógrafo tengo una tendencia a lo moderno, a la danza fusión y la experimentación, pero éstas son piezas más tradicionalistas”, cuenta Cuello a Página/12.

“En Colección Tango hay un intento por rescatar la esencia de los elementos más típicos del género”, afirma el creador, que además es maestro de tango y coreógrafo del Ballet Folklórico Nacional y asesor de la Comisión Directiva del Festival Internacional Cambalache. Pero para él lo más importante es que el espectáculo propone una fuerte presencia de la pareja como entidad. “Es maravilloso el lenguaje que se genera a partir del abrazo entre el hombre y la mujer y el vertiginoso cruce de piernas, que son su identidad profunda”, sostiene. Así, las parejas formadas por Milagros Rolandelli y Lisandro Eberle, Ayelén Sánchez y Walter Suquía, Laura Zaracho y Ollantay Rojas, Andrea Kuna y José Lugones y Nuria Lazo y Federico Ibáñez son el eslabón fundamental del espectáculo.

Pero la compañía de Cuello no será la única que muestre su trabajo en el escenario. Como novedad en los ciclos del CCC, este año las grandes compañías serán acompañadas por distintos “teloneros”, idea que los organizadores confiesan haber tomado de los festivales de rock. Estos serán artistas invitados que desarrollarán una obra corta a modo de apertura de cada noche. En abril será el turno de la bailarina francesa Isabelle Páez con Tango para silla sin asiento, solo de danza contemporánea libremente inspirado en el tema Mister Georgina, del poeta anarquista francés Léo Ferré, y durante las funciones de mayo le tocará al coreógrafo Maximiliano Martino Avila con su espectáculo Tríada de un abrazo, conformado por tres coreografías con intérpretes y cantantes diversos. “A los que hacemos danza nos cuesta mucho encontrar espacios para bailar. Por ahora no contamos con el aparato de prensa y de público que tienen el teatro y la música, así que ésta me parece una gran oportunidad para que los artistas más pequeños puedan formar parte de una programación y cautivar a un público. Es una idea que subraya la filosofía del Centro Cultural de la Cooperación”, opina Cuello.

Efectivamente, el estreno de Colección Tango y la incorporación de las compañías menores a la programación reafirman la decisión del CCC de contemplar la diversidad. “Queremos tener una cartelera de danza lo más amplia y variada posible”, asegura Mariela Ruggieri, flamante coordinadora del área de danzas del centro cultural. Por eso, en lugar de programar fundamentalmente ciclos de danza contemporánea de investigación, como venía sucediendo hasta el momento, la también coreógrafa decidió incorporar para este año, además del de tango, ciclos de danza fusión, danza afroamericana y videodanza, entre otros estilos. Así, en los próximos meses harán funciones de sus espectáculos el Grupo de Danzas de la Unsam, a cargo del reconocido Oscar Araiz (se presentarán durante junio y julio), la compañía de David Señorán (que estará durante agosto y septiembre) y la bailarina Paula Rosolen (en fecha a confirmar), todos con sus teloneros.

Compartir: 

Twitter
 

“Queremos tener una cartelera de danza lo más variada posible.”
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.