espectaculos

Miércoles, 30 de abril de 2014

DANZA › INGRESO AL SENADO EL PROYECTO DE LEY NACIONAL DE DANZA

La ley ya está en movimiento

En el Día Internacional de la Danza, hubo festejos en cincuenta ciudades del país y en la Plaza del Congreso se desarrolló un festival para apoyar la iniciativa de crear un Instituto Federal de Danza que fomente la actividad.

 Por María Daniela Yaccar

El 29 de abril se conmemora el Día Internacional de la Danza. En la Argentina se celebró de un modo especial: por un lado, ingresó al Senado un proyecto que podría convertirse en la primera Ley Nacional de Danza. Para bailarines y coreógrafos, el martes se vivió “un hecho histórico”: en el salón Illia se juntaron legisladores de distintos partidos políticos y referentes de la actividad que coincidieron en que existe una deuda con esta disciplina. Se realizó una conferencia de prensa. Por otra parte, hubo festejos en cincuenta ciudades del país. En la Plaza del Congreso se desarrolló durante la tarde el festival “29A La danza se mueve por su ley”, con coreografías, clases magistrales y performances.

“Fundamentalmente, el proyecto pide la creación del Instituto Federal de Danza, un organismo que llevaría adelante una política de fomento integral para todas las danzas que existen y que puedan llegar a existir”, explicó Mariela Ru-ggeri, redactora del documento junto a Eugenia Schvartzman y Noel Sbodio. Antes de que tomaran la palabra, una pantalla grande mostró un video en el que bailarines de diferentes pueblos y ciudades manifestaban su apoyo al proyecto. Así se notó el espíritu de la iniciativa: se pretende abarcar a las distintas expresiones de la danza y abrazar a todo el territorio nacional. El corto también mostró el respaldo de caras conocidas y referentes de la danza: Julio Chávez, Maximiliano Guerra, Ricardo Darín, Mauricio Wainrot, Mora Godoy y Griselda Siciliani, entre muchos otros.

Mientras tanto, afuera, en la plaza, se preparaba un escenario que miraba al Congreso y en el cual, durante la tarde y pese a la lluvia, hombres y mujeres le pondrían cuerpo y movimiento a esta propuesta. Se tomaron muy en serio eso de mover la ley. Pasado el mediodía, cuando terminó la conferencia, ya había un grupo grande de chicos –muy jovencitos– sentados en el piso. Habían llegado de distintas escuelas de danza. Y a la izquierda del escenario, una treintena de jóvenes se sumaba a una clase magistral. Los que pasaban caminando se detenían y miraban. “Yo quiero una ley nacional de la danza”, se leía en remeras blancas con letras negras y en bolsitas que se vendían en un puesto, que también ofrecía zapatos, remeras, calzas y mallas.

Además de la creación de un Instituto Federal de la Danza, otro objetivo es “el reconocimiento a los trabajadores de la danza”. “La ley daría un status que hoy no tienen los coreógrafos, bailarines, maestros, gestores, productores y críticos”, indicó Sbodio, que es santafesina, fue bailarina, es socióloga y gestora cultural, y trabajó en la Comisión de Cultura de Diputados desde 2007 hasta 2011. Eugenia Schvartzman, bailarina y coreógrafa cordobesa, es vocal en el directorio del Ente Autárquico del Teatro Colón. Y Mariela Ruggeri, pampeana, también es bailarina y coreógrafa, becaria en el Centro Cultural de la Cooperación y secretaria de la asociación Cocoa Datei.

Sbodio remarcó que los trabajadores de la danza “no tienen estatuto ni base jurídica”, que se de-sempeñan “en un limbo”. “Necesitamos un desarrollo sustentable de la actividad. Somos autogestores”, completó Ruggeri. “La cultura es un derecho de todos los ciudadanos. El Estado tiene la obligación de fomentar y proteger a sus hacedores. La ley pondría a la danza en otro nivel”, destacó Schvartzman. La lucha por una legislación para la danza comenzó hace cinco años. En 2012 ingresó un primer proyecto al Congreso, pero perdió estado parlamentario. El martes, con más fuerza y con apoyos de grandes referentes, el Movimiento por la LND volvió a presentar el proyecto en mesa de entradas del Senado. Senadores y diputados se acercaron a la conferencia.

También estuvieron presentes Lino Patalano, Juan Onofri Barbato, Ale Cosin, Susana Tambutti, Rodolfo Olguín, Laura Fidalgo y Laura Roatta. Con todos ellos al frente, Schvartzman leyó una carta dirigida a los legisladores, quienes uno por uno fueron firmando y tomando la palabra. El diputado Víctor De Gennaro (Unidad Popular) sostuvo: “Estoy emocionado. Los considero trabajadores y ustedes tocan una cuerda que hace bien al alma. Además de eso que hacen todos los días, hoy están dando una lección muy importante: están construyendo legislación popular”. “Es vital que el pueblo se organice y luche por sus derechos”, coincidió Juan Carlos Junio, diputado nacional (Nuevo Encuentro). “Vivimos épocas de recuperación de derechos y de incorporación de otros que nunca existieron.” Miguel Del Sel (Unión Pro), vicepresidente de la Comisión de Cultura de Diputados, dijo que se pintaba el bigote con corcho negro en la escuela para bailar. Y que pensaba que esta ley ya existía. También dio su apoyo: “Va a salir como por un tubo”.

Pino Solanas, senador del Frente Amplio Unen-Proyecto Sur, sostuvo: “Hoy es un día de fiesta. Ya promovimos las leyes de cine, teatro y música. Esta era una deuda. Hay que cuidar que el instituto esté por fuera de las utilizaciones y mezquindades políticas”. También estuvieron Humberto Tumini, secretario general del Movimiento Libres del Sur; Rubén Giustiniani (Partido Socialista) y Alfredo Martínez (UCR). “Esta es una deuda histórica de esta casa de la democracia. En cada rincón de la patria tiene que haber una casa de danza conducida por el instituto”, apuntó Gustavo Martínez Campo (FpV). A las 16, con lluvia y todo, cerca de dos mil personas disfrutaban del espectáculo central en la Plaza del Congreso. Estuvieron Maximiliano Guerra y el Ballet del Mercosur, el Ballet del Teatro General San Martín, la Compañía de Leonardo Cuello, Arabian Danza Company Amir Thaleb, Koki y Pajarín Saavedra, Grupo de Danza de la Unsam, las tres compañías del IUNA Artes del Movimiento y Folklore, Castadiva y Compañía en Movimiento.

Compartir: 

Twitter
 

Pese a la lluvia, en la Plaza del Congreso hubo coreografías, clases magistrales y performances.
Imagen: Bernardino Avila
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.