espectaculos

Viernes, 17 de julio de 2009

VISTO & OIDO

La culpa no es de Pepsi. Con ese alegato salió el agente Jay Coleman a defenderse de las versiones de algunas revistas estadounidenses que divulgaron un video inédito del cabello de Michael Jackson en llamas, mientras filmaba una publicidad para esa marca, y atribuyeron al accidente su posterior adicción a los calmantes. “Echar la culpa al comercial de Pepsi de su adicción a las drogas es una imprudencia totalmente injustificada”, exclamó Coleman, que durante diez años manejó las relaciones entre el Rey del Pop y la multinacional de bebidas. En el video, Jacko baila unos segundos sin percatarse del fuego en su cabeza.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.