espectaculos

Miércoles, 30 de diciembre de 2009

VISTO & OIDO

Un cuadro de Picasso se encontraba escondido en una vieja caja de zapatos y fue recuperado ayer por los carabineros de Roma. Lo tenía en su casa de Lacio un comerciante italiano, quien le había asegurado a Giuseppe Vittorio Parisi –pintor y amigo de Picasso y heredero de la obra– que iba a construir una urna donde conservarlo. El cuadro se titula Pequeña Guitarra y Picasso se lo dedicó a su hija Paloma. Su recuperación fue resultado de una larga investigación que comenzó con una denuncia de la esposa de Parisi, luego de su muerte. La pintura ya tiene asegurado su próximo destino: será el Museo Cívico del lago Maggiore, situado al norte del país.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.