espectaculos

Viernes, 9 de abril de 2010

VISTO & OIDO

Primero fueron dos casas en Nueva Orleáns. Luego, esa lujosa residencia de Las Vegas que compró por 8,5 millones de dólares en 2006 y le quitaron para rematarla, lo que motivó aquel chiste relacionado con su Oscar de 1995 por Leaving Las Vegas. Ahora, al actor estadounidense Nicolas Cage también le embargaron tres mansiones de la zona residencial de Los Angeles: una en Bel Air, que salió ayer a subasta valuada en 11 millones; y dos en Malibú, con un precio de 10 millones el bloque. Así, los bancos buscan recuperar el dinero que Cage les debe por hipotecas: un pago pendiente de nueve millones por los dos chalecitos de Malibú y otro de 17 por el rancho en Bel Air. Para colmo, debe diez millones al fisco y 129 mil dólares a su ex manager.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.