espectaculos

Martes, 17 de junio de 2008

INTERNET › EL LANZAMIENTO DE REDPANAL, UNA NOVEDOSA FORMA DE CREACION MUSICAL

El consumidor se vuelve productor

Guido Pena, Matías Lennie, Martín Galmares y Matías Neuburger le dieron un giro al concepto de red social: a diferencia de MySpace, en RedPanal los usuarios van construyendo las canciones, intercambiando samples, loops y sonidos.

DJ Stuart fue uno de los primeros en sumarse. Subió bases, pistas de sound FX y de voces, junto a samples de vinilos. Veredita subió otra pista, a la que llamó “Lavalle”. DJ Stuart la escuchó y le agregó pistas de baterías electrónicas. José, desde Venezuela, subió un soundsystem que llamó “War Wood”. Ubatuba agregó a todo sus guitarras eléctricas. Y, finalmente, El Negro hizo la mezcla sumando todos los archivos. El envío de pistas de unas a otras latitudes como método de colaboración a distancia entre músicos no es noticia. El hecho de que todo esto ocurra a través de una red social virtual desarrollada íntegramente por un cuarteto de jóvenes músicos argentinos conocedores del paño tecnológico sí lo es.

RedPanal es una red social con eje en la música, al estilo de MySpace, pero con diferencias conceptuales con el portal recientemente lanzado en Argentina. “En RedPanal, lo fundamental es la composición colectiva y colaborativa, mientras que en MySpace lo es la difusión de canciones ya terminadas”, se ponen de acuerdo para diferenciar Guido Pena, músico y técnico productor de sonido; Matías Lennie, músico y estudiante de sociología; Martín Galmares, desarrollador open source, y Matías Neuburger, productor musical, sociólogo ¡y cocinero! Los cuatro, hace un año, formaron el Colectivo Eternauta y comenzaron con el desarrollo de RedPanal, que fue subsidiado por la Secretaría de Ciencia y Tecnología, antes de tener estatuto ministerial.

–¿Qué es exactamente RedPanal?

–Es un sitio web de tipo social y comunitario, que ayuda a difundir obras y explorar sonidos, instrumentos y géneros de todo el mundo. Pero, más que eso, es una herramienta de producción y difusión musical que pone al alcance de la mano el ser intérprete.

–¿Cómo se llega a eso? Desde el principio...

–El usuario se registra y pasa a tener una cuenta. Puede subir y administrar loops, samples, pistas de instrumentos, letras para canciones, cualquiera de sus producciones artísticas. Pero como se trata de una red social, los usuarios interactúan y se muestran, cambian y colaboran en composiciones con otros y tienen una capacidad de almacenamiento de 100 megas para ello. Todo está licenciado como Creative Commons, es libre. Entonces, los usuarios pueden también editar y usar pistas ajenas.

–¿Usarlas? ¿En qué sentido?

–Al estar bajo licencia Creative Commons, la pista puede ser modificada tanto parcial como totalmente. RedPanal admite audio en formatos multipista, en ocho tipos de formato, pero también se puede subir una pista grabada con un mp3 o una cámara digital. Entonces, los usuarios se bajan las pistas compartidas por otros, las editan con el software que usen para mezclar audio, y pueden volver a subir el tema como proyecto terminado o subir sus aportes para que otro siga completando la canción.

–O sea que los usuarios necesitan de conocimientos y equipamiento básico para la edición de audio...

–En realidad no en forma excluyente. La interfaz es muy amigable y el tema del equipamiento no es vital: se puede grabar con un micrófono de plástico o subir una pista grabada en una sala de ensayo.

–Más de un rockero tradicionalista dirá que la composición vía Internet pervierte el espíritu del ensayo, del show en vivo, de la zapada.

–Sí, podrán decirlo. Pero, en realidad, el que va a ensayar a una sala va a seguir yendo a componer ahí, con su banda. RedPanal sólo expande las posibilidades y permite otro espacio de composición con alcance mundial.

El sitio, que estrena oficialmente su plataforma beta hoy a las 17 en el Centro Cultural Carlos Gardel (Olleros 3640), fue puesto en funcionamiento hace tres meses y ya cuenta con 500 usuarios de países en cuatro continentes. “Nos preguntamos qué pasaría si caía un africano y ponía letra a un tema que un brasilero hizo con un berimbau, y nos dimos cuenta de que sería genial”, admiten los creadores. Se les recuerda que el envío de pistas por correo es algo cada vez más común entre los músicos y los productores –Juana Molina, Gustavo Santaolalla– y los muchachos barbudos responden que “se trata de salir de tener que ser Santaolalla para desarrollar música multicultural”.

–Parece haber un trasfondo filosófico, cultural, hasta político detrás de RedPanal, una expansión en los términos de qué es y cómo es producir música actualmente.

–En el fondo, lo que estamos intentando es preservar el material cultural sonoro de una región, a partir de un registro digital. La idea es llegar a hacer un mapa de sonidos georreferenciado de Argentina y luego de Latinoamérica, y que cada audio de ese banco de sonidos pueda ser usado para seguir difundiendo nuestra cultura. Después, el tema de la composición por pistas es como desarticular un cuento en palabras, abrir el juego de sentidos, expandir las posibilidades de creación.

–Entonces no es sólo un proyecto tecnológico...

–No, es también un proyecto artístico, social y cultural que acompaña un cambio de paradigma digital: la web 2.0. DJ Stuart nos dijo que RedPanal iba a legalizar la piratería, pero no en el sentido de subir material con copyright, sino de cortar esa relación de robo musical, al ser todas composiciones libres, y pasar a una relación de composición.

–A primera vista, RedPanal es muy similar a MySpace. ¿Cuáles son las diferencias?

–Es un desarrollo total, hecho desde cero, a partir de la inquietud de músicos que buscamos acoplar los avances tecnológicos con lo que hacemos. MySpace es un antecedente que tiene algunas similitudes pero está centrado en la difusión más que en la composición, por eso necesitábamos un desarrollo propio. Lo parecido es que somos dos redes sociales, pero lo nuestro es composición y lo de ellos difusión para bandas que ya grabaron, que terminaron sus composiciones. MySpace es un espacio de propaganda, mientras que RedPanal es un espacio de creación colectiva y cooperativa.

La idea para el desarrollo surgió hace un año. La programación del código fuente del sitio demoró ocho meses. Poco, teniendo en cuenta que el código se programó desde cero por un grupo de solamente tres personas. Hoy por hoy, RedPanal permite crear un sitio propio en el dominio del servidor, subir archivos multipista en los ocho formatos digitales de audio más comunes, un sistema de mensajería entre usuarios y un tablón de clasificados donde pedir determinadas pistas o colaboraciones, foros y grupos, elementos muy similares a los de otras redes sociales. Pero RedPanal también incluye reproductores “embebibles”, que pueden colocarse en blogs y sitios personales y funcionar como una suerte de radios propias donde difundir las creaciones colectivas, y una futura Wiki, una enciclopedia sonora mundial georreferenciada.

Todos los contenidos son creados por los propios usuarios, lo que es eje del cambio del paradigma de la web a secas a la web 2.0: el usuario ya no como mero consumidor, sino como productor de contenidos. La idea es que, “cuando la infraestructura tecnológica argentina lo permita”, el sitio cuente también con un editor online, lo que haría prescindible la compra de costoso software de edición digital de audio.

–¿Qué pueden concluir sobre el fundamento de RedPanal?

–Que es una herramienta totalmente gratuita que facilita procesos de alfabetización tecnológica de un inmenso potencial pedagógico, además de una brecha donde la comunidad musical podrá potenciar la creación.

Informe: Luis Paz.

Compartir: 

Twitter
 

El sitio fue puesto en funcionamiento hace tres meses y ya cuenta con 500 usuarios en cuatro continentes.
Imagen: Sandra Cartasso
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.