espectaculos

Miércoles, 31 de marzo de 2010

CULTURA › LA ENCUESTA DEL INSTITUTO CERVANTES PARA CELEBRAR EL DíA DEL ESPAñOL

El mejor modo de celebrar la palabra

Hasta el 19 de junio, el sitio www.eldiae.es propone una votación mundial para elegir una suerte de “Oscar electrónico al léxico hispano”, junto a un juego interactivo para practicar un idioma en expansión. Hasta hoy gana “cachivache” con comodidad.

 Por Silvina Friera

“¡Cuántos cachivaches que tenés en tu cuarto!” Esta frase que suena a reprimenda cariñosa ante un desorden descomunal, mitigada tal vez por el tono de asombro de sus padres (o de sus abuelos), es la que más escuchó Claudia cuando era chica. Por el peso afectivo de ese recuerdo eligió “cachivache” como su palabra favorita en español. Desirée también. “Soy muy cachivachera, como se dice acá en Paraguay”, fundamenta su elección. “Me gusta guardar cosas que ya no sirven porque siento apego, a pesar de saber que a veces ya no se podrán reciclar. Además, en algún momento, me tocó estar al lado de un cachivache.” Muchos argentinos la votaron por la musicalidad, porque es divertida, alegre, lúdica y “multiuso”. Hasta el momento, de las 806 palabras enviadas por los internautas de todo el mundo a la página www.eldiae.es, la sonora “cachivache” encabeza el ranking con 113 votos. Tiene chapa para imponerse, aunque la sigan de cerca “libertad” (80 votos), “copón” (57) y “tiquismiquis” (47). Con menos chances, aunque la solidaridad que despiertan algunos vocablos puede contribuir a pegar el gran salto y que haya alguna sorpresa, esperan “alféizar” (38), “chulo” (32), “amor” (32), “morriña” (29), “abracadabra” (28) y “algarabía” (28), entre otras. Desde el año pasado, el Instituto Cervantes lleva adelante esta iniciativa para celebrar el Día del Español, el 19 de junio, momento en que se conocerá la palabra ganadora. En 2009 esta especie de “Oscar electrónico al léxico hispano” se lo llevó “malevo”, seguida por “chapuza” y “albricias”.

El Instituto Cervantes, institución pública creada por España en 1991 para la promoción y la enseñanza de la lengua española y para la difusión de la cultura española e hispanoamericana, anunció la semana pasada, a través de la plataforma interactiva www.eldiae.es, que los internautas podrán enviar su palabra preferida y explicar por escrito, con un video o un pictograma, por qué les gusta ese vocablo. La novedad en esta edición invita a jugar. La página ha incorporado “El juego del español”, que permite, a través de palabras cruzadas, medir el grado de conocimiento de la lengua. Los usuarios podrán practicar solos –para precalentar y no hacer papelones– o conectados con otros jugadores en cualquier lugar del planeta. El juego fue diseñado según el plan curricular del Cervantes, que celebrará el Día del Español en sus 73 centros de todo el mundo con el lanzamiento de una “Lluvia de palabras” –algunas de ellas las más votadas en 2009– y un amplio programa de actividades culturales. Como el año pasado, este “Oscar electrónico al léxico hispano” presenta la opción de enviar (y votar) palabras inventadas, sección bautizada como “Ficcionario”. Hasta ahora, lleva la delantera “comprometomentodo” (31 votos sobre 236 neologismos enviados). Según Sandra, de Colombia, “es la descripción perfecta de varias personas que conozco; nunca cumplen nada”. Le pisa los talones “pulgatorio” (24 votos), inventada por Philippe, de Francia, que subió un video en el que explica que “es el lugar donde se decide si las pulgas van al cielo o al infierno”, y “vagamundo” (22), creada por Alessandro, un brasileño al que le gusta inventar palabras.

El año pasado, en apenas un mes, la web superó el millón de páginas vistas y atrajo a más de 73.000 usuarios de 123 países que configuraron un diccionario de palabras favoritas con 3800 entradas y un “Ficcionario” de neologismos con más de 2120 términos. La palabra preferida más votada fue “malevo”, un argentinismo que, con distintas acepciones, se utiliza también en Bolivia y Uruguay y que significa, según el Diccionario de la Real Academia Española (DRAE), “hombre matón y pendenciero que vivía en los arrabales de Buenos Aires”, o bien “maleante, malhechor”. Carmen Caffarel, directora del Cervantes, dijo entonces que “malevo”, impulsada fuertemente por los internautas argentinos, es una palabra “de tango, preciosa”. Entre las más votadas también se ubicaron “chapuza”, “albricias”, “malabarista”, “valentía”, “infamia”, “cariño”, “bregar”, “luz” y “delicia”. Los internautas configuraron un original “Ficcionario” con neologismos que aún no figuran en el DRAE. Ampliamente, se impuso el término “ambientólogo”, que podría definir a los profesionales del Medio Ambiente o a los licenciados en Ciencias Ambientales. Lengua plástica y generosa, con hablantes que la modelan, afortunadamente, a su antojo, entre las palabras inventadas más votadas del 2009 se destacaron “guarrindongui”, “progresí”, “lonchafinismo” y “pidigüili”.

Según datos del segundo informe El español: una lengua viva, que se hará público el 19 de junio, el español es la segunda lengua materna del mundo por el número de hablantes –450 millones de personas–, el segundo idioma de comunicación internacional y el tercero más utilizado en la Red. Tres países hispanohablantes, España, México y Argentina, se encuentran entre los veinte países del mundo con mayor número de usuarios de Internet. El incremento del uso del español en la Red desde el año 2000 hasta 2009 es de un 651 por ciento. La demanda de documentos en español en este medio es la cuarta en importancia entre las lenguas del mundo. Además, se estima que en 2030 el 7,5 por ciento de la población mundial será hispanohablante, porcentaje que está muy por encima del ruso, el francés y el alemán. En 2050, Estados Unidos será el primer país hispanohablante del mundo.

A pesar del desvío informativo, todos los caminos conducen a cachivache. “Esta palabra siempre ha estado en mi vida”, confiesa el chileno José Salas. “Cuando niño, siempre según mis padres, tenía muchos cachivaches en mi pieza; cuando adolescente, junté muchos cachivaches o recuerdos Scouts. Me casé y mi esposa siempre se quejó de mis cachivaches Scouts y de deportista.” Carmen Calviño, de España, también se sumó a los “fans” de cachivache “por el recuerdo de los trastos que tanto nos están sirviendo en esta época de crisis económica”. A Natalia, de Argentina, le hace acordar al programa Juana y sus hermanas, al segmento “La Cachivachera”. Rogelio Cardozo, de Brasil, plantea que es una palabra “multiuso”: “sos un cachivache (cuando estás vestido/a medio raro); ¿qué cachivache es ése? (cuando ves una cosa y no sabés lo que es); cuando tu casa está desarreglada (che, tu casa está un cachivache); por eso es multiuso”. María, cachivachera de pura cepa argentina, se pregunta: “¿Quién no estuvo alguna vez junto a un cachivache, pero simpaticón?”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.