espectaculos

Miércoles, 28 de abril de 2010

CULTURA › FERIA FLAMENCA A PARTIR DE MAñANA

Pequeña Andalucía en Palermo

Inspirada en las tradicionales ferias sevillanas, apostará durante cuatro días a reunir y homenajear la herencia cultural española. Habrá espectáculos nacionales e internacionales, talleres de baile y música, muestras y proyecciones cinematográficas.

 Por Alina Mazzaferro

En 2009, dos festivales de corte español tuvieron su primera edición en la ciudad de Buenos Aires: la primera Bienal Flamenca y el primer Festival Nacional de Danza Española. Un año más tarde, un nuevo evento se suma al interés por reunir y homenajear la herencia cultural de la madre patria. Del 29 de abril al 2 de mayo se llevará a cabo la Feria Flamenca, en el elegante predio del palacio Tattersal de Palermo (Libertador 4595, estará abierto desde las 14 y hasta las 24), inspirada en las tradicionales ferias sevillanas. Quienes se aventuren a ingresar a esta pequeña Andalucía en medio de la ciudad porteña podrán presenciar los espectáculos de cinco compañías nacionales y más de treinta artistas flamencos, participar de una veintena de talleres de baile y música, apreciar una muestra fotográfica o asistir a un ciclo de cine documental andaluz y a proyecciones de largometrajes acerca del mundo flamenco. También habrá un paseo gastronómico con todos los sabores de la región, productos ibéricos, cuatro plazas provistas de tablaos, un Gran Salón preparado para conciertos y una ambientación general hecha a imagen y semejanza de la rica Andalucía.

“Quisimos innovar en el formato, salir de los teatros y proponerle al espectador algo más entretenido desde el punto de vista de la forma y el contenido”, asegura Enrique Porterie, productor general del evento, que se realiza con el auspicio de la Embajada Española, el Centro Cultural de España en Buenos Aires y otras instituciones vinculadas a la península. “En vez de ir a un espectáculo, las personas vivirán una experiencia completa; no sólo escucharán un concierto o verán un show, sino que sentirán los olores, los sonidos, las imágenes de Andalucía, caminarán por sus callecitas empedradas. Será como viajar por un día a Sevilla”, asegura. Uno de los principales atractivos de esta feria será la participación de algunos artistas españoles de reconocida trayectoria. El pianista gitano Diego Amador se zambullirá en un repertorio de palos flamencos –solea, tangos, bulerías, rondeñas–, siempre con su estilo mixturado de flamenco jazz, conjunción de la tradición milenaria con otros ritmos más modernos (luego de la feria se presentará en Rosario, Córdoba, Neuquén y La Plata). Mario Díaz, desde la ciudad española de Córdoba, también se dedicará a la fusión: presentará su primer trabajo como solista, Gloria Bendita, en el que combina la guitarra flamenca y el reggae. Desde Madrid llegará el guitarrista Miguel Rivera (conocido por acompañar a Joan Manuel Serrat) para presentar un concierto en el que convergerán la guitarra flamenca y la clásica, la poesía de Federico García Lorca y algunos ritmos cubanos.

Por supuesto, no sólo habrá toque y cante, sino también mucho baile. Para los amantes del zapateo y el despliegue de las coloridas polleras flamencas llegarán los bailaores Carmen “La Talegona” y Oscar de los Reyes. La primera traerá Semblante, un show que ya presentó en el Festival Flamenco de Nueva York y que llevó de gira por el mundo. De los Reyes, discípulo de Farruco y Antonio Canales, presentará Sevilla al aire, un homenaje a la ciudad que lo vio nacer, con todo el espíritu de la fiesta sevillana. También habrá bailaores argentinos, algunos de trayectoria, como Laura Manzella, que tiene su propia compañía y produce y dirige sus espectáculos. Otros artistas locales harán que el flamenco y el folklore nacional entablen una conversación en la Fiesta del Bicentenario: un show de música y danza a cargo de Héctor Romero, Diego Gallo y el bailarín Hugo Alvarez, campeón nacional del malambo. Mientras tanto, en la Noche de Tablaos, más de treinta artistas argentinos se dedicarán a demostrar que la tradición y la cultura españolas aún están muy vivas en el país.

Además del repertorio de conciertos y obras de danza, la feria contará con la presencia de la más importante de las cineastas sevillanas, Pilar Távora. Con su primer trabajo, Sevilla Viernes Santo madrugada, Távora obtuvo el primer premio en el Festival internacional de Cine de Sevilla y su primer largometraje, Nanas de espinas, fue la primera película andaluza que representó a España en el Festival de Cine de Berlín. En esta oportunidad, Távora traerá un ciclo de doce documentales –Cavilaciones– en el que ha captado con su cámara el misterioso mundo del flamenco. Para quienes estén interesados en su obra, también se proyectarán dos de sus más prestigiosos largometrajes y las filmaciones para la TV Española que realizó de las piezas teatrales del dramaturgo Salvador Távora.

Pero este evento es mucho más que un festival de arte español. Es una feria y, como tal, invitará al transeúnte a perderse en sus recovecos. Quien allí ingrese se sumergirá en un ambiente puramente español, mientras camina entre las siluetas flamencas y los rostros desfigurados de las fotografías del andaluz Paco Sánchez, descubre un tablao en medio de una plaza o se detiene en alguno de los cuatro restaurantes que allí se montarán, con sabores de las diferentes zonas de la región. Habrá un bar de tapas, exquisiteces con influencias árabes típicamente granadinas, cazuelas con olor al barrio gitano de Triana y un restaurante sevillano con paella y otros platos típicos. No faltarán los talleres y seminarios para profesionales y recién iniciados y, por primera vez en Argentina, se abrirá una “sala rociera”, al modo de las que funcionan en las ciudades andaluzas, donde la gente podrá lanzarse a bailar sevillanas.

Desde la producción, esperan que entre 6000 y 10.000 personas asistan a esta feria, que sólo estará abierta por cuatro días. Pero, ¿sigue habiendo un público tan fiel a las artes y costumbres españolas en la metrópoli porteña? “Por supuesto. El año pasado, en la Bienal Flamenca, unas 7000 personas vieron a Enrique Morente, los tablaos estuvieron repletos y eso que era febrero”, recuerda Porterie. “Hay estadísticas que muestran que hay 40.000 personas trabajando en el arte flamenco en Buenos Aires. La movida flamenca atrapa a dos generaciones: a las señoras de tapado que suelen ir a los espectáculos del teatro Avenida y a los jóvenes, especialmente chicas de no más de 35 años, que lo bailan. Apostamos por el flamenco porque es un género que en el mundo sigue evolucionando, que va a la vanguardia, cuando se fusiona con otros ritmos más nuevos. Las principales capitales del mundo, desde Paris hasta Nueva York, tienen sus grandes festivales de flamenco. Buenos Aires no podía quedarse atrás.”

Compartir: 

Twitter
 

El encuentro será mucho más que un festival de arte español.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.