espectaculos

Domingo, 11 de diciembre de 2011

CULTURA › 3ª EDICIóN DEL ENCUENTRO DE ARTE TRANS FESTIVAL DESTRAVARTE

“Se ha avanzado mucho y también hay mucho por hacer”

A partir de mañana, el encuentro organizado por Mosquito Sancineto y Paula Polo dará cuenta de su crecimiento, en un contexto social y político más propicio para la temática. Habrá teatro, cine documental, danza, literatura y mesas de debate.

 Por Sebastián Ackerman

Tres años consecutivos, dos sedes, más artistas, más espectáculos, más debate: la tercera edición del Encuentro de Arte Trans Festival DesTravArte sigue creciendo. “Nunca se nos hubiera ocurrido en el primero, con lo que nos costó organizarlo... Ahora estamos más organizados, más prolijos, más políticos”, destacan Mosquito Sancineto y Paula Polo, organizadores del Festival, en la entrevista con Página/12. Dentro de la programación se incluyen trabajos de artistas transexuales, travestis y transgéneros en teatro, cine documental, danza, performances, poesía y literatura, además de mesas de debate y foros de discusión, y destacan que el objetivo inmediato de esta edición es el apoyo a la Ley de Identidad de Género, que ya tiene media sanción en el Congreso. “Hay más inclusión no sólo del artista travesti, sino de la travesti a nivel social, porque si bien se ha avanzado mucho, también hay mucho para hacer porque todavía hay travestis marginadas; tenemos que aprovechar para denunciar y hablar de estas cosas”, apuestan.

La apertura se realizará mañana en ambas sedes (Casa Brandon, Luis María Drago 236, a las 19, y el teatro El Porteño, Av. Corrientes 1630, a las 21) y para el cierre, el próximo jueves, se elegirá a Miss DesTravArte 2011, “no por belleza sino por actitud”, aclara Polo, y Mosquito agrega que buscan “personalidad, ideas, pensamiento propio”. Además, habrá un reconocimiento a Teatro X la Identidad por abordar la temática trans, a la jueza Elena Liberatori, y un homenaje a Divina Valeria, Gustavo Laiza, Guillermo Gill y Eduardo Solá, que “por generación han tenido que soportar la dictadura. Y Valeria, no sólo la dictadura argentina, sino también la brasileña, la chilena, la uruguaya, hasta recalar en París y hacer ahí su vida. Para mí ésos son ejemplos de vida muy importantes, porque no bajaron los brazos”, recuerda Mosquito.

–El año pasado apoyaron la Ley de Matrimonio Igualitario, esta vez hacen hincapié en que se apruebe la ley de Identidad de Género. ¿Por qué tiene tanto peso la política en el Festival?

Mosquito Sancineto: –Porque creo que nosotros estamos más activistas. Tomamos más conciencia de lo que hemos logrado y lo estamos cuidando mucho. Cada avance, cada paso que se da es muy importante y no hay que perder ni el objetivo ni el rumbo. Hay que sumar más gente, sean activistas o no. Tampoco es prioritario que los artistas que están en el Festival sean políticos. A nosotros nos gusta cubrir ese rol, con los riesgos que debe tener y que ya lo hemos sufrido...

–¿Cómo cuales?

M. S.: –Te encontrás con piedritas en el camino que te causan gracia, celos de ciertas personas, pelotudeces. A veces yo vivo en una nube de pedos y creo que somos todos líricos, buenos y lindos, buenas personas todos, pero a veces nos encontramos con cada burócrata... Y nosotros somos artistas, no burócratas. Somos más expeditivos para algunas cosas.

–¿Qué le aporta este tipo de eventos a la lucha política que llevan adelante?

M. S.: –Glamour (risas). Le aporta visibilidad, sensibilidad, integración, emoción, le aporta humanidad a la política. Carne, presencia, individuos que dicen “esto soy yo”.

P. P.: –No somos una estadística, somos una realidad, y necesitamos esto para seguir creciendo.

–¿Cómo ven que es recibida esta movida en la sociedad?

P. P.: –Cuando Cristina (Fernández de Kirchner) dijo respecto del Matrimonio Igualitario que ella se fue a dormir y cuando se despertó tenía los mismos derechos que antes, pero hubo gente que se despertó teniendo más derechos, yo diría que no tenemos más derechos sino los mismos que vos. Antes tenía menos, y hoy tengo los mismos.

–¿Qué cambió en estos años para que esto se pueda hacer y consolidar?

M. S.: –Creo que todo cambió a partir de tener un gobierno que accedió a los reclamos. No creo que este festival se hubiera hecho con un gobierno radical.

P. P.: –Pero con Menem, sin ser radical, tampoco se hubiera hecho...

M. S.: –En esa época, y me incluyo, estábamos todos en el boludismo, en lo superficial. No se pensaba en la política. Y el travesti era el que caminaba por Godoy Cruz y el que aparecía con Mauro Viale para gritar y putear. Eso ya quedó en el pasado, pero algo de eso quedó: vos ves Tinelli y parte de esa pelotudez está, lamentablemente. Todo lo que avanzamos en diez segundos te lo echan por la borda. Pero no somos eso.

P. P.: –Hoy por hoy, podés caminar por la calle y que no te pase nada. Antes yo salía a la calle a comprar un sachet de leche y terminaba presa.

M. S.: –Andá a saber cómo salías vestida... (risas).

P. P.: –Por el solo hecho de no usar la ropa acorde a tu sexo estabas cometiendo una contravención, y te llevaban presa. Y después andá a saber qué te pasaba en la comisaría...

M. S.: –Ahora también puede ocurrir, pero hay más cuidado en eso. Antes eras carne de cañón de cualquier cosa, ahora uno se defiende.

P. P.: –Sigue pasando, y muchísimo más en el interior. Pero tratamos de que no ocurra.

En la elección de Miss DesTravArte hay doce participantes, algunas de Salta, de Tucumán, de Santiago del Estero, de Perú. “Y el año que viene va a ser federal, te lo anticipo. Porque tiene que ser así”, se entusiasma Mosquito. Esta idea es parte del proyecto de inclusión que intentan desarrollar, y que se hace más difícil en las provincias. “Estaría bueno hacerlo itinerante, ¿no?”, pregunta Mosquito, y desafía: “Vamos al Chaco y ¡pum! Caemos miles de travestis de todo el país (risas). Lo económico siempre es lo que más cuesta. Que nos subsidien de verdad, para que esta exploración que estamos haciendo pueda hacerse con tranquilidad. Nosotros no especulamos con el festival para ganar plata. Queremos poder traer a un elenco de Santiago del Estero, por ejemplo, y poder pagarle también. Pero todavía estamos con la soga al cuello y eso tiene que ver con la burocracia. Muchos dicen que están trabajando por los demás y no lo están haciendo. Nosotros sí lo estamos haciendo”, compara.

–Además de la alegría que les producen estos logros, ¿qué cambió con esta lucha y este reconocimiento?

P. P.: –Este año fui a votar, y lo hice con mi DNI de Paula Luciana Polo, sexo femenino. Eso implicó que cuando gritaron mi nombre en la mesa, porque los fiscales te tienen que buscar en el padrón, por primera vez en mi vida no gritaron mi viejo nombre. Fue mi nombre. O que vayas a un banco para hacer un depósito o abrir una cuenta y te digan que tiene que hacerlo el titular... Es un alivio, una felicidad. Y también estoy tramitando que mi título universitario lo rehagan con mi nombre, porque el que tengo tiene un nombre con el que no me identificaba. ¡Voy a poder colgarlo!

M. S.: –Estamos gozando de muy buena salud. Todo esto te sana. A veces no lo puedo creer. Qué suerte que estoy vivo y que me toca estar viviendo esto... Por todas las compañeras que quedaron en el camino, que lucharon. Por ellas y su recuerdo vale la pena avanzar y seguir.

–¿Qué particularidad le aporta al arte la mirada gay, trans, lesbiana?

P. P.: –Yo no creo que tenga una mirada distinta. Es la misma mirada, pero en realidad lo que queremos mostrar es que la travesti no es sólo la travesti en bikini, parada en la esquina. No. Hace arte como cualquier otra persona que puede estar leyendo el diario en este momento. Es para tirar abajo los prejuicios y demostrar que la travesti es culta, lee, escribe, es fotógrafa, pinta...

M. S.: –Esa escritura está por verse. Una de las cosas que buscamos con el festival es que aparezca la escritura, por eso convocamos a que las chicas escriban sus historias de vida.

P. P.: –Hay obras de teatro que muestran una visión desde lo trans de la vida, y no desde la mirada heterosexual, porque cuando se escribe sobre estas identidades se tiende a reducirlas a un cliché, que es lo que te vende la televisión. Pero no todo es así. En estas obras se ve la vida transexual desde la mirada de una trans.

* El 3º Festival DesTravArte se desarrollará en Casa Brandon (muestra permanente, recitales literarios, performances, mesas debate) y en el Teatro El Porteño (acto inaugural y obras). Toda la programación en festivaldestravarte.blogspot.com

Compartir: 

Twitter
 

Sancineto y Polo militaron por la Ley de Matrimonio Igualitario. Ahora pelean por la ley de Identidad de Género.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.