espectaculos

Jueves, 22 de noviembre de 2012

CULTURA › EXPOSICION DE LUTHERIA EN LA BIBLIOTECA NACIONAL

“No nos guardamos los secretos”

Desde hoy hasta el domingo, 50 expositores de todo el país participarán de la muestra Luthería en Buenos Aires. Habrá, con entrada libre y gratuita, conciertos, charlas y encuentros, todo eso en medio de instrumentos viejos y nuevos, acústicos y eléctricos.

 Por Cristian Vitale

“Este oficio no es sólo mi trabajo, es mi pasión”, lanza Gervasio Barreiro, presidente de la Asociación Argentina de Luthiers, y no sólo parece hablar de sí mismo. El noble y anónimo oficio del luthier tendrá su expresión pública y colectiva desde hoy y hasta el domingo en la 12ª muestra anual del metier que se llevará a cabo en la Biblioteca Nacional (Agüero 2012), y todos los exponentes parecen congraciarse con la silenciosa militancia del hombre. Con el fin básico y elemental de tornar visible el trabajo minucioso y artesanal que llevan a cabo los orfebres del sonido y que pasa por alto no sólo para el público en general, sino para los mismos músicos cuyo contacto con los instrumentos muchas veces empieza en la mitad del camino (la casa de instrumentos), la juntada encenderá una vez más su luz. “La muestra es la manifestación más importante a nivel nacional de instrumentos musicales de autor, donde muchos músicos tienen la posibilidad de ver, probar, comparar nuestro trabajo, hablar con los constructores o restauradores y observar piezas únicas e irrepetibles”, sostiene Barreiro, luthier formado en la Escuela Antonio Stradivari de Cremona, Italia.

Organizado por la AAL, y auspiciado por la Secretaría de Cultura de la Nación, la muestra Luthería en Buenos Aires, contará con 50 expositores de todo el país que darán, libre y gratis, una serie de conciertos, charlas y encuentros que buscarán llegar a la médula del sonido y sus soportes materiales: instrumentos de cuerda de orquesta, medievales, renacentistas y barrocos; guitarras clásicas, acústicas y eléctricas; aerófonos barrocos y autóctonos; instrumentos de percusión y de teclado renacentistas y barrocos, y un plus esencial: los secretos del fisarmónica Da Vinci, instrumento diseñado por el genio de Leonardo, que presentará el luthier italiano Mario Buonoconto. “Nací en Italia pero viví muchos años en Argentina y, como luthier, lo que más me importó siempre fue reconstruir instrumentos desconocidos”, dice a Página/12.

Buonoconto, formado en Argentina y radicado en Udine, Italia, será el encargado de inaugurar la muestra esta tarde a las 17 en la sala Juan Ortiz a través de una charla que dará sobre el fisarmónica Da Vinci, el viejo órgano con el que Buonoconto se encontró husmeando entre raros instrumentos de otras épocas. “Me dediqué de lleno a la reconstrucción de ese órgano. Ciertamente no fue nada fácil, ya que el dibujo original no dice casi nada y está todo sujeto a la interpretación individual. Habiendo estudiado sistemas constructivos de época, materiales y costumbres, de a poco fue surgiendo el instrumento. Me encontré con muchas dificultades que fui resolviendo con el método prueba y error; esto me llevó mucho tiempo, pero finalmente salió el prototipo funcionando y así con mi amigo y promotor-músico Denis Biasin –que ejecutará el instrumento luego de la charla inaugural– lo presentamos con gran estupor en varias localidades de Italia”, señala.

Otro de los participantes, Leandro Cicconi, será el encargado de coordinar la charla sobre “Clínica y prueba profesional de instrumentos de percusión”, que dará Eduardo Avena, el sábado a las 12.30 en la sala Augusto Cortazar. “El nudo del evento radica principalmente en el acercamiento al público de instrumentos realizados artesanalmente con materiales nobles, de primera calidad y construidos o diseñados de manera personalizada, una característica que los torna únicos”, sostiene Cicconi, que se especializa en la construcción de charangos, cuatro venezolanos, cavaquinhos, ukeleles y tres cubanos. “Los factores que desarrollo en mi trabajo son del orden tecnológico, acústico y relacionados con el diseño de los instrumentos musicales. Esta actividad me permite abordar la investigación científica y la relación entre disciplinas como la botánica, la acústica y la ingeniería de la madera en relación con su aplicación en los procesos constructivos de instrumentos”, dice el especialista, que da clases de luthería en el Centro Integrador Comunitario de Quilmes.

Entre otras actividades, la muestra prevé –además de las mencionadas– diversas charlas. Por ejemplo, una sobre “Recomendaciones para elegir y comprar guitarras clásicas” (mañana a las 14 en la sala Cortázar). Y otras sobre “El laúd desde sus comienzos”, por Sebastián Núñez (sábado a las 14, misma sala), o “Instrumentos eléctricos, mitos y otros temas”, por Mariano Maese (sábado 16 horas) o “La enseñanza del oficio en Cosquín”, a cargo de Jorge Espinosa y “El Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y su convenio con la Asociación Argentina de Luthiers”, Rafael Gedda mediante (ambas el domingo a partir de las 14, también en la Cortazar).

Habrá además conciertos para amantes del Barroco francés (mañana a las 17, por Gabriel Schebor, en la sala Ortiz), para gente del tango a través del cuarteto El Batacazo (mismo día, misma sala, a las 19), para interesados en la obra de Carlos Guastavino y Astor Piazzolla (Carlos Groisman interpretará en guitarra clásica “El trébol” y “Santa Fe para llorar”, del primero, y “Romántico” y “Compadre”, del segundo, el sábado a las 18.30). En tanto, el domingo a partir de las 17 se presentará el grupo de música latinoamericana Wankani (Auditorio Borges). Y el músico Lothar Schneider interpretará en acordeón las “Variaciones Goldberg BWV 988”, de Johann Sebastian Bach, el mismo día a las 18.30 en la sala Ortiz.

“Esta muestra es importante porque, además de apreciar los distintos conciertos, nos da la oportunidad de comparar los instrumentos y así exigir más de no-sotros mismos. Esto se da en un marco de camaradería, ya que muchos somos amigos. Creo que al exponer los instrumentos en lugar de encerrarnos en nuestros talleres, tenemos la oportunidad de progresar en el oficio de una manera mucho más eficaz que siendo autodidactas. En los encuentros se intercambia mucha información útil. No nos guardamos los secretos, por el contrario, en mi caso, me encanta poder charlar con otros que entienden los gajes del oficio”, sostiene Fernando Vega, otro de los expositores, cuya especialización radica en la construcción y el diseño de guitarras clásicas y flamencas. Una arista más entre la diversidad que la movida propone reunir con la misma intención y bajo un mismo techo.

Compartir: 

Twitter
 

La muestra Luthería en Buenos Aires contará con cincuenta expositores de todo el país.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared