espectaculos

Lunes, 4 de noviembre de 2013

CULTURA › PRIMERAS JORNADAS DE ARTE Y POLíTICA EN EL CENTRO CULTURAL DE LA COOPERACIóN

La circulación del pensamiento crítico

Intelectuales, artistas, gestores culturales y políticos se reunirán todos los miércoles de noviembre con la intención de abordar la relación entre el arte y la política en un sentido amplio. La idea de los organizadores es publicar después un libro que recopile los debates.

 Por María Daniela Yaccar

“El arte necesita de la política y la política necesita del arte”, sentencia a Página/12 Juano Villafañe, poeta y director artístico del Centro Cultural de la Cooperación, para resumir la complejidad de una serie de encuentros que se realizan en el edificio de Corrientes 1543. La complejidad es inherente al tópico. Intelectuales, artistas, gestores culturales y políticos se reunirán todos los miércoles de noviembre a las 19 en las Primeras Jornadas de Arte y Política. Entre muchos otros, los convocados son Ana Longoni, Vicente Muleiro, Rodolfo Hamawi, Eduardo Jozami, Adhemar Bianchi, Liliana Mazure, Ricardo Bartís, Juan Sasturain, Horacio González, Mario Goloboff, Vicente Battista, Mauricio Kartun y Ricardo Forster. Según explica Villafañe, la intención es abordar la relación entre el arte y la política en sentido amplio, contemplando “la producción de bienes culturales, la forma en que impactan en la sociedad, los estudios sobre diversos relatos artísticos y las políticas públicas”.

El objetivo final es publicar un libro y realizar un trabajo comparativo con relación a encuentros que se realicen en los próximos años. Ya desde su origen está la idea de reeditar este evento. “Las jornadas nos permiten un gran intercambio entre especialistas que abordan estos temas desde diversas prácticas y variados marcos teóricos”, apunta Villafañe. Antoaneta Madjarova, directora de espectáculos para niños, titiritera y directora artística adjunta del C.C.C., quien también estuvo a cargo de la promoción de estos encuentros, agrega: “Es fundamental para nosotros conocer cómo la relación arte-política impacta en el interior de cada disciplina. Porque las tensiones que se producen en el teatro, el cine y la música son específicas y determinan estados muy ricos”. La primera mesa, que se realizó el miércoles pasado, contó con la presencia de María Elena Troncoso, Eduardo Romano, Longoni, Goloboff, el diputado Juan Carlos Junio, Villafañe y Manuel Tufró. Las mesas no son temáticas. A los invitados se les dio libertad para sus exposiciones.

¿La intención es abordar sobre todo la cuestión de las políticas públicas o, más bien, las ideas políticas que giran alrededor del arte? Ambas cosas. Incluso hay espacio para el relato de experiencias personales. “Entre los participantes pueden aparecer propuestas tanto de nuevas políticas como de determinados estudios teóricos o nuevas experiencias de gestión. También los artistas elaboran relatos críticos sobre la propia producción simbólica y sobre el estado de sus obras. En la diversidad de abordajes estará, sin duda, la riqueza de los resultados”, amplía el poeta. ¿Y se intenta analizar el contexto actual, las políticas culturales de los últimos años? En efecto, varios funcionarios, como la titular del Incaa o el director de Industrias Culturales, dirán presente. “Anticipadamente me animaría a decir que el balance general es muy bueno”, sostiene Madjarova. “La distribución tanto potencial como real de lo simbólico y de los bienes culturales y artísticos ha crecido mucho en la Argentina. Las noticias de que el Estado ha comprado este año 13 millones de libros para distribuir en las escuelas, el impacto de las jornadas que ha organizado el Instituto Nacional del Teatro en todo el país, la puesta en funcionamiento del Instituto Nacional de Música o la Ley Nacional de Servicios de Comunicación Audiovisual indican avances muy importantes. Pero seguramente las Jornadas pondrán en debate otros temas y cambios necesarios”, reflexiona Madjarova, que es búlgara y vive en el país desde 1991.

El próximo miércoles será el turno de Mauricio Kartun, Rodolfo Hamawi, Rubén Borré, Daniel Viola, Carlos Juárez Aldazábal y Luis Sanjurjo. Continuarán el encuentro el 13 de noviembre Eduardo Jozami, Liliana Mazure, Vicente Muleiro, Adhemar Bianchi, Manuel Santos y Antoneta Madjarova; mientras que el 20 les corresponderá a Ricardo Bartís, Juan Sasturain, Luisa Valenzuela, Mariela Ruggeri y Mariano Ugarte. Finalmente, el 27 de noviembre, Horacio González, Vicente Battista, Ricardo Forster, Jorge Dubatti y Juan Pablo Pérez cerrarán las Jornadas.

“Las relaciones entre el arte y la política han sido siempre complejas, de encuentros y desencuentros. Desde el campo político resulta determinante la forma en que se trabaja con el capital simbólico y afectivo que genera el arte, respetando la propia autonomía relativa que el arte tiene de la política. Desde el campo artístico existen tensiones en las relaciones con la política y cierta idealización que considera a la actividad artística totalmente desvinculada de la política”, analiza Villafañe. Y cita a Gramsci: “El decía que la total independencia de los artistas y de los intelectuales de la política era de alguna forma una utopía social. Por otra parte, estas relaciones de relativa autonomía que existen entre arte y política han generado siempre malos entendidos, falsos dominios de una parte sobre la otra, cuando en realidad el arte necesita de la política y la política del arte. Uno de los abordajes posibles para encontrar relaciones entre arte y política son, justamente, las políticas culturales. Por otra parte, es fundamental reconocer el impacto que generan las poéticas, la circulación del pensamiento crítico y las formas de autogestión artística que se generan en la sociedad y las relaciones entre el Estado, las instituciones y el propio núcleo social del arte”, concluye.

Según Madjarova, “hoy podríamos hablar de un nuevo perfil de artista que cumple con múltiples funciones: tiene excelencia en lo específico, pero a la vez es un intelectual crítico, investigador y militante. La participación del sector cultural y artístico en la vida sociopolítica del país es fundamental, ya que sus representantes tienen una fuerte incidencia en la población y, como decía Floreal Gorini, el fundador de nuestro Centro Cultural de la Cooperación, la batalla cultural es fundamental para construir una sociedad más justa y más equitativa para todos”.

Compartir: 

Twitter
 

Juano Villafañe y Antonaeta Madjarova motorizan estos encuentros en el CCC.
Imagen: Jorge Larrosa
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.