espectaculos

Jueves, 7 de agosto de 2014

CULTURA › BáRBARA ECHEVARRíA Y LAS IDEAS DETRáS DEL CICLO TRASLACIóN

Vínculos que se transforman

Lo que se inicia como un intercambio de opiniones entre dos artistas se convierte en generación de nuevas expresiones, dado el rebote a distancia y las reinterpretaciones. Hoy a las 19 habrá un concierto simultáneo entre Tijuana, Berlín y Buenos Aires.

 Por María Daniela Yaccar

Bárbara Echevarría dice una obviedad. Esta obviedad, esta idea tan simple, es el punto de partida de una investigación, compleja y original, que se llama Traslación. “La tecnología atraviesa nuestra vida cotidiana”, sostiene la directora teatral, que ideó un proyecto que explora la relación entre el arte y las nuevas tecnologías, junto a una artista mexicana que vive en Berlín, Haydeé Jiménez. La cosa es así: dos artistas, uno en Buenos Aires, otro en Berlín, reflexionan durante semanas respecto de un tema determinado, a través de videos y chats. Y luego se realizan dos performances, una allá y otra acá, que están conectadas vía streaming y se retroalimentan.

“El concepto de traslación hace referencia a una traducción y a un desplazamiento en el espacio. Nos interesaba trabajar con el universo virtual. En una charla en Skype o en un chat, ¿dónde está el acontecimiento? Ni acá ni allá, sino en un punto en el medio”, explica la joven a Página/12. “Se crean tramas de ficción, hay anchos de banda, husos horarios, geografía... ¿en qué se convierte el cuerpo virtual, atravesado por la tecnología que estamos usando para comunicarnos? El lenguaje virtual crea otros modos de entendimiento”, sostiene Echevarría, que se hace muchas preguntas que aún no tienen respuesta, porque el proceso arrancó pero todavía no culminó.

En la primera propuesta de Traslación había una cabina de sonido a la que el público podía entrar. El músico Axel Krygier recibía a los espectadores y los invitaba a leer frente al micrófono el último mensaje de texto enviado o recibido. Con todos los mensajes grabados, componía una performance sonora en vivo. Esto, que ocurría en Buenos Aires, era transmitido en Berlín. Allá, un grupo de artistas locales intervenía el material creando una nueva traducción. Y la nueva creación, la de Berlín, volvía a Buenos Aires, vía streaming, y era proyectada en la misma cabina en la que estaba el músico haciendo la performance original “cerrando así el círculo de la traducción”.

Por supuesto que Traslación está discutiendo la idea de espectáculo tradicional. Si todo cambia con la tecnología –los modos de vivir y de ser, la experiencia de los seres humanos, al punto de que se dice que hay un mundo online y otro offline–, ¿por qué no puede cambiar la naturaleza del espectáculo, también, o, al menos, adquirir nuevas formas? “Este proyecto es un viaje en el tiempo”, dice Echevarría, que en el pasado dirigió una obra llamada Siete colchones, que también tenía un aire posmoderno, ya que se invitaba al público a transitar por el espacio escénico y a sentarse y recostarse en colchones con artistas. “Tiene que ver con la nueva idea de tiempo y espacio que construye la tecnología”, concluye. Y menciona a Baudrillard: “Lo virtual da cuenta de un vacío de fondo y genera una idea de interacción.”

Otras experiencias de Traslación: la poeta Tálata Rodríguez construyó una performance en base a una historia de amor por chat, trabajando con el concepto de “literatura residual”. Esto se transmitió en Berlín vía Skype. De este evento también participó Lola Granillo, música y videoartista. Juan Tauil, cantante de Sentime Dominga, trabajó con fotos de altares, que el público vio en realidad aumentada, mientras que, en Berlín, la artista Veneta presentó una performance inspirada en un ritual búlgaro de confección de un traje floral. Tauil entrevistó a Sebastián Hacer y Marlene Wayar y tocó junto a Valeria Cini. También han participado de Traslación Natalia Chami y Romina Bulacio Sak, en otra fecha.

“Esto no se acaba: es recién el inicio”, se entusiasma Echevarría. Quedan dos fechas de Traslación, las dos son online. La primera es hoy, un concierto que sucederá simultáneamente en Tijuana, Berlín y Buenos Aires y que se podrá seguir a través de Internet (traslacion.tumblr.com), a las 19 de la Argentina. Luego, el 14 de agosto, habrá un intercambio y debate online sobre este proyecto. “El ciclo continúa durante este año y 2015. Creemos que éste es un modo de trabajo que recién estamos empezando a explorar y los resultados son interesantes, el intercambio crea en cada pieza procesos y lenguajes diferentes”, concluye la artista, que está trabajando junto a Violeta Mansilla (producción), Soledad Limido (arte) y Gonzalo Andrade (asistente de arte).

Compartir: 

Twitter
 

“El lenguaje virtual crea otros modos de entendimiento”, sostiene Echevarría.
Imagen: Leandro Teysseire
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.