espectaculos

Martes, 8 de septiembre de 2015

CULTURA › HOY ARRANCA LA CUARTA EDICION DE LA BIENAL DE ARTE JOVEN

Salen a escena los artistas sub-32

Se dispondrán doce sedes, siendo Ciudad Cultural Konex la central, por donde circularán todos los días centenares de artistas y donde al final de cada jornada se realizará un cierre musical con bandas invitadas como Juana Molina y El Kuelgue.

 Por Paula Sabatés

Francisco Arena, Julieta Giménez Zapiola, Fernando Sucari y Josefina Gorostiza: a agitar.
Foto: Carolina Camps

@En una maratón de seis días, la cuarta edición del Festival de la Bienal Arte Joven llega a la Ciudad de Buenos Aires y pone en escena a más de 700 artistas de entre 18 y 32 años. Se trata de los ganadores de esta plataforma de arte joven que tuvo su primera edición en 1989 y que mostrarán sus producciones en cuatro disciplinas: visuales, audiovisuales, música y escénicas. En cada una participan obras ya estrenadas pero que en el marco del festival sumarán funciones y, por otro, nuevas producciones financiadas y producidas por la Bienal Arte Joven. A esa programación se sumarán charlas y lecturas. Además, entre las actividades especiales habrá una por los festejos por los veinticinco años del mítico grupo El Descueve, que incluirá con la reposición de su obra bisagra, Todos contentos, a cargo de un nuevo elenco de jóvenes seleccionados por la Bienal. Para el evento se dispondrán doce sedes, siendo Ciudad Cultural Konex la central, por donde circularán todos los días centenares de artistas y donde al final de cada jornada se realizará un cierre musical con bandas invitadas como Juana Molina, El Kuelgue, Sig Ragga, Jeites, Octafonic y Emanero.

Como en cada edición (la segunda fue en 1991 y la tercera en 2013), el plato fuerte del Festival de la Bienal será la presentación de obras inéditas producidas con financiamiento y acompañamiento de la plataforma. En lo referido a artes escénicas se estrenarán obras de los artistas Josefina Gorostiza, Jimena Pérez Salerno, Laura Figueiras, Miguel Israilevich, Sutottos con Andrés Caminos y Gadiel Sztrik, Emiliano Dionisi, Martín Rodríguez, Gastón Santos, Juan Mako y Nicolás Goldschmidt. Por otro lado, se presentarán tres series webs: las ficciones Trends, de Graciela Montoya, y La niña elefante, de Juan Cruz Márquez de la Serna y Gabriel Bosisio, y el documental De boca en boca, de José Antonio Campos Argoti. Además, en el espacio de Parque Patricios se inaugurarán muestras de los artistas visuales Joaquín Aras, Estefanía Landesmann, Juan Gugger, Rodolfo Marqués, Fernando Sucari y Gabriel Chaile. Finalmente, en materia musical, treinta bandas brindarán shows en el Konex y competirán para quedar entre los cuatro seleccionados para grabar un disco en 2016. El veredicto se conocerá el domingo.

Reunidos con Página/12, café y tostado de por medio, un grupo de jóvenes bienalistas reflexionan sobre esta experiencia. De los seleccionados para la categoría obra nueva, la mayoría cuenta que ya tenía la idea de su trabajo, y que la Bienal la ayudó a “potenciar” y desarrollar. Josefina Gorostiza, quien presentará la obra de danza Paraje Das Unheimlich, en codirección con Jimena Pérez Salerno, cuenta por ejemplo que la dupla ya venía trabajando en el proyecto a partir de su tesis de licenciatura del ex IUNA, y que la Bienal fue “un empujón”. “Nos llegó justo la convocatoria y los tiempos de la plataforma se adaptaban a los que nosotras teníamos pensados, así que entró perfecto para nuestro plan”, dice. Por su parte, Francisco Arena, músico e integrante de la banda Sobremesa con el Dos, cuenta que se anotaron en la Bienal como se anotan “a otro montón de concursos”, sólo que esta fue la primera vez que resultaron seleccionados.

Sin embargo, y aunque ninguno de los consultados pensó su trabajo a partir de la convocatoria, los jóvenes coinciden en que la Bienal fue imprescindible y en algunos casos hasta decisiva para poder llevar a cabo la realización de los proyectos. “Nosotros teníamos un primer boceto de la serie y lo hubiéramos intentado hacer igual, pero hoy me doy cuenta de que sin el presupuesto, la ayuda y la difusión que nos dio la Bienal hubiera sido muy difícil hacerlo como lo hicimos”, dice Julieta Giménez Zapiola, guionista y actriz de La niña elefante. Coincide con ella Fernando Sucari, responsable de la instalación D D D D D Despensa, que reconoce un antes y un después de la intervención de la plataforma en aquel trabajo: “Yo ya venía haciendo esculturas pero después se transformó en algo muchísimo más grande, y además en algo proyectivo a desarrollar por tres meses. Nunca había trabajado así”, señala, a la vez que destaca como “muy productiva” la existencia de los tutores que les fueron asignados a todos los participantes para seguir sus trabajos, algo en lo que todos coinciden.

Un punto interesante surge cuando se pone sobre la mesa el concepto de “arte joven”. Con seguridad, los cuatro bienalistas responden que en su opinión se trata más de una categorización etaria que de un factor estético o ideológico. “Hay gente que tiene setenta años y hace arte joven. Incluso, yo que tengo 31 no pienso mi trabajo en relación a los jóvenes sino a lo que me interesa, que en varios casos son cosas bastante viejas”, dice Sucari. Y bromea: “De hecho, esta es la primera vez que trabajo tan en serio, tan adultamente. Esto es lo menos joven que hice en mi vida”. El resto coincide, aunque Gorostiza traza una diferenciación: “El arte joven tiene que ver con algo de una edad, pero también es cierto que dentro de esa franja hay gente que está empezando y otra que ya hizo mucho. Todos estamos en lugares muy distintos”.

Esa diferencia a la que la intérprete hace referencia se nota sobre todo en lo referido a la profesionalización y el lugar en el que se piensan dentro del arte. Gorostiza y Sucari ya pasaron los treinta y aseguran que viven del medio artístico en el que se destacan. “Por supuesto que no tenemos un trabajo fijo, sino que tenemos distintas tareas y roles. Yo trabajo para otros artistas, además de hacer mis propias obras, y también soy montajista”, cuenta el artista visual, mientras que la bailarina da clases en la semana y participa en espectáculos los fines de semana. En cambio, el del trabajo es un objetivo algo más difuso para Giménez Zapiola y Arena, los dos más jóvenes del grupo, con 22 y 23 años respectivamente. “Yo escribía y actuaba por diversión, pero quedar en la Bienal me hace pensar en que puede ser una inversión a futuro. Pero igual todavía falta”, dice ella. Y el músico agrega: “Con la banda toda plata que entra la guardamos y la volvemos a invertir para grabar o hacer un vestuario. Todos tenemos laburos aparte. Le ponemos mucha energía a la banda pero es complicado vivir de eso”.

Lo cierto es que durante los próximos seis días, estos jóvenes realizarán funciones, shows o mostrarán sus trabajos (audio)visuales a gran cantidad de espectadores ansiosos por conocer las nuevas tendencias en música, teatro, danza, musicales, cortometrajes, series web, instalaciones, pinturas, esculturas, fotografías, performance y poesía, entre otras disciplinas. Y no sólo eso, sino que cuando termine el festival sus producciones seguirán en cartel –se inaugurará una temporada de tres meses para las obras de danza y teatro–, en la web para el formato serie, en un disco para las bandas que resulten ganadoras, y en una muestra que se extenderá hasta el 26 de septiembre en el caso de los artistas visuales. Con lo cual ese “empujón” del que hablan los jóvenes artistas será para muchos el comienzo de una carrera que los tendrá como protagonistas y les permitirá escribir un nuevo capítulo en la historia de las artes de esta ciudad.

* Todas las actividades son gratuitas, sujetas a disponibilidad del espacio. Las entradas de los espectáculos de danza y teatro son gratis, pero con reserva previa en bienal.buenosaires.gob.ar/festival

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared