espectaculos

Martes, 10 de junio de 2008

CHARLY GARCIA ESTA INTERNADO EN MENDOZA

El aire cuyano le sienta mal

Había cancelado un show el domingo, en Chacras de Corias, y ayer, al parecer como consecuencia de “un cuadro de excitación psicomotriz”, destrozó instalaciones del hotel donde se hospedaba. También habría agredido a uno de sus músicos.

A Charly García no lo dejan salir. No está verde, pero sí sedado e internado en terapia intensiva en una clínica privada mendocina, desde ayer por la mañana y por lo menos hasta esta noche, aunque probablemente su estadía se extienda hasta mañana. La versión “oficial” es que “un cuadro de excitación psicomotriz sumamente agresiva, consecuencia del consumo de drogas, alcohol u otras sustancias” lo llevó a pasar el día demoliendo hoteles y a golpear a uno de sus músicos. El cuadro clínico de Charly fue informado por Jorge Ascar, director ejecutivo del Hospital Central de Mendoza. Allí hizo escala el García más famoso de entre cientos de miles antes de que lo trasladaran a una clínica privada donde al cierre de esta edición seguían intentando calmar a su Rock & Roll Yo.

“Necesita un tratamiento psiquiátrico intensivo, porque presenta un cuadro agudo y además no se encuentra en un estado muy óptimo de salud, debido a que presenta signos de adelgazamiento franco y crónico”, diagnosticó Ascar, y el cuadro no es sorprendente tratándose de quien se trata. Tampoco lo es, a esta altura de su vida artística y mediática, que haya sido escoltado a la clínica cuyana por la policía.

Charly llegó a Mendoza el sábado pasado, para dar un recital en un boliche de Chacras de Corias, luego de pasar el viernes por San Juan, donde hizo otra fecha presentación de Kill Gil. Se estaba hospedando en el hotel spa Solás de los Andes, pero según la directora de ese hotel, Andrea Villegas, mantuvo una discusión en su habitación con un miembro de su banda y después salió desnudo, agarró un matafuego y se fue derechito para la pieza de su improvisado contrincante. Ahí, como Quijote contra inexistentes molinos de viento, “destrozó todo lo que había a su paso”. Habían pasado tres horas desde las seis, cuando –siempre según las fuentes– llegó al hotel con un par de señoritas y varios tragos de más.

Según el cronograma de gira, Charly debió haber dado un segundo concierto en Chacras de Corias el domingo, pero canceló por “problemas estomacales”. De hecho, ayer trascendió que había sido internado con complicaciones renales, pero el diagnóstico oficial no incluye padeceres físicos y está relacionado mucho más con la fatiga mental y la irritabilidad emocional de Charly que con la sanidad de sus riñones.

Otros testigos del episodio aseguraron que Charly también hirió a uno de sus músicos. Lo cierto es que estaba “incontrolable” y la seguridad del hotel –que fue reforzada sólo porque el alma mater del rock nacional se hospedaría ahí– llamó a la policía y al servicio de emergencia médica. Mientras tanto, los huéspedes de habitaciones vecinas fueron “mudados” a pisos más altos “para preservar la tranquilidad del lugar”. Cuando ya se empezaba a quedar solo, Charly fue maniatado, sedado y vestido para ser trasladado hasta el Hospital Central, a diez cuadras del hotel.

“No presentaba lastimaduras, se lo examinó, lo asistió un neurólogo, un psiquiatra y se le hicieron análisis clínicos para poder descartar cuadros somáticos que pudiésemos ayudar a solucionar”, comentó Ascar sobre el ingreso del creador de Seru Giran, Sui Generis y La Máquina de Hacer Pájaros. Por pedido de la ART que le brinda cobertura, Charly fue trasladado a una clínica privada porque “necesita tratamiento psiquiátrico intensivo y a eso se suma que no se encuentra en un estado bueno de salud por su adelgazamiento franco y crónico”. Una delgadez extrema a la que los ojos argentinos ya están acostumbrados.

Se sabe que a Charly no le hace bien la grasa de las capitales, pero al parecer tampoco le viene muy bien el aire cuyano. Ayer completó su trilogía de Un incidente cada diez años en Mendoza: en 1988, durante la gira presentación de Parte de la religión, se bajó los pantalones en medio de un recital e invitó a los policías presentes a terminar sus estudios primarios; y en 1998 se había arrojado a la pileta desde la terraza del hotel, un noveno piso, en una célebre imagen captada por un video casero.

La experiencia del salto en caída libre hacia la pileta lo inspiró para componer “Me tiré por vos”. Quizá, luego de este incidente, en el próximo disco de Charly haya algún “Blues del matafuego”, un “Rock alrededor del hotel (desnudo)” o un “Demoliendo hoteles (revisited)”.

Informe: Luis Paz.

Compartir: 

Twitter
 

García volvió a ser noticia en Mendoza. En 1998 se había arrojado a la pileta desde un 9º piso.
Imagen: Alejandro Leiva
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared