espectaculos

Jueves, 16 de abril de 2009

ROBERTO SAVIANO Y UNA ADVERTENCIA SOBRE LO QUE PUEDE SUCEDER EN ABRUZZO

Después del terremoto, llega la mafia

 Por Peter Popham *

Desde Roma

Roberto Saviano, autor del best seller Gomorra, dice que el flujo de dinero de ayuda en la región castigada por el terremoto de Abru-zzo conlleva el riesgo de que el área sea blanco del crimen organizado. Saviano, cuyo libro lleva vendidos más de 1,8 millón de unidades y ha sido traducido a 43 idiomas, lanzó la advertencia en el diario La Repu-bblica, tras una recorrida por las zonas devastadas. El escritor vive bajo protección policial desde que los jefes de la Camorra amenazaron con asesinarlo por “insultarlos” y revelar secretos de sus operaciones en el libro, también llevado al cine. Saviano recordó cómo el terremoto de 1980 en Irpinia, cerca de Nápoles –que mató a 2735 personas y dejó sin hogar a 230 mil–, se convirtió en una oportunidad de negocios para el crimen. “Lo que es una tragedia para esta población –escribió–, para otras personas es una mina sin fondo, un paraíso de los beneficios.” Aunque Abruzzo se encuentra cerca del sur de Italia, donde el poder de la mafia es más fuerte, Saviano señala que la zona fue relativamente ignorada por las mafias de Campania y Calabria porque “no ofrecen grandes negocios”. Pero los gangsters están. Ochenta jefes mayores de la mafia son prisioneros de la cárcel de L’Aquila o, al menos, lo eran hasta que el ministro del Interior ordenó su traslado urgente en caso de que el presidio colapse.

En años recientes, los jefes mafiosos aún en libertad se reunieron en Abruzzo para diseñar sus planes. Un narcotraficante llamado Diego León Montoya Sánchez, uno de los diez más buscados por el FBI, tiene su base en Abruzzo, mientras que otros encontraron en sus escasamente pobladas montañas el lugar ideal para evadir el arresto. Y su parque nacional también ofrece sitios ideales para descartar “residuos peligrosos”. Todo eso, según Saviano, puede ser sólo un aperitivo comparado con el festín de corrupción que los billones de dinero para la reconstrucción pueden provocar. Lo que sucedió en Irpinia sirve como advertencia: unos 55 billones de liras fueron destinados a la región, pero diez años después una de cada tres víctimas sigue viviendo en casas prefabricadas. Sólo una fracción del dinero llegó a los afectados, mientras que los contratistas de edificios, políticos locales y la Camorra prosperaron. Los esfuerzos de rescate en Abruzzo llegaron mucho más rápido que en Irpinia, donde el equipamiento adecuado arribó casi 24 horas después del terremoto.

Dirigidos por la Fuerza de Protección Civil, creada como resultado de los fracasos en Irpinia, el operativo de Abruzzo cobijó a miles de afectados a la velocidad de la luz. Pero Saviano advierte que, como en Irpinia, hay una armada de profesionales de la construcción esperando la oportunidad de lanzarse a la tarea: “Diseñadores, investigadores, ingenieros y arquitectos están a punto de invadir Abruzzo, gracias a un instrumento en apariencia inocuo, pero que es el arma de choque para la invasión del cemento: el formulario en el que se declaran daños a las casas. En los próximos días los formularios serán distribuidos en los distritos de Abruzzo: quien tenga ese papel tendrá la seguridad de recibir una excelente remuneración, alimentada por un sistema increíble”.

En Irpinia, la corrupción apareció porque era común que el oficial que aprobaba el pago estuviera directamente involucrado en la obra. Las enormes sumas que llegaban a la región llevaron a que más pueblos alegaran haber sido dañados: la cifra saltó de 143 a 690. La mayoría de los que necesitaban la suma quedaron sin compensación, los inescrupulosos engordaron y la Camorra se hizo el día. ¿Cómo evitar estos errores en Abruzzo? “Lo único que se puede hacer –dice Saviano– es crear una comisión para monitorear la reconstrucción. Los riesgos de la infiltración criminal son enormes. El único homenaje que podemos dar a quienes murieron en este terremoto es no permitir que la especulación gane, que fue lo que sucedió en el pasado.”

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.