espectaculos

Jueves, 7 de mayo de 2009

ANUNCIOS POR FRANKFURT 2010

Preparándose para Alemania

Magdalena Faillace, presidenta del Comité organizador, dio precisiones sobre el modo en que la Argentina cumplirá con su carácter de invitada de honor en el encuentro de Letras.

 Por Silvina Friera

El año pasado la Feria Internacional del Libro de Frankfurt 2010 quedaba muy lejos. Ahora se aproxima con esa vertiginosa aceleración que tiene el tiempo cuando un acontecimiento “se nos viene encima”. Magdalena Faillace, la presidenta del Cofra, el Comité organizador para la participación argentina –que será el país invitado de honor el próximo año–, anunció los diez primeros títulos que serán traducidos en el marco del Programa Sur de apoyo a la traducción de cien obras argentinas. Operación Masacre, de Rodolfo Walsh, será traducido por partida doble: al francés, por la editorial Christian Bourgois, y al alemán, por Rotpunktverlag, una editorial suiza; Adán Buenosayres, de Leopoldo Marechal, al italiano por Vallechi; El matadero, de Esteban Echeverría, al francés por L’Escampette Editions; Op Oloop, de Juan Filloy, al inglés por la norteamericana Dalkey Archive Press (Universidad de Illinois), a los que se agregan Selección natural, de Cecilia Sperling (al inglés); Cómo desaparecer completamente, de Mariana Enriquez (al alemán); Elena sabe, de Claudia Piñeiro; (al alemán); Estar en las nubes, de Adrián Camaño Pais (al alemán); Auschwitz, de Gustavo Nielsen (al polaco); El lugar perdido, de Norma Huidobro (al alemán), y Arte menor, de Betina González (al alemán). Hay también pedidos para traducir libros argentinos al hebreo, rumano y ucraniano, aunque todavía el Subcomité de Selección –integrado por la propia Faillace, Noé Jitrik, Mario Goloboff, Horacio García y Silvia Hopenhayn– no aprobó esos pedidos. Una rareza de último momento se puede confirmar: nadie se opondrá a traducir al malayo nada menos que El Aleph, de Borges.

Con los once títulos anunciados (en rigor doce, incluyendo El Aleph), a fin de este año está previsto alcanzar 60 títulos y los 40 restantes hasta el 30 de abril de 2010, el plazo máximo para que los libros traducidos lleguen a estar el 5 de octubre en Alemania, cuando comienza la Feria. “Los que tienen que pedir los libros son las editoriales o agentes literarios bajo el compromiso de que los libros se van a editar. Subsidiar una traducción y que no se publiquen los libros sería una trampa”, aclaró la presidenta del Cofra. Una pieza clave para este programa son las embajadas y consulados, que tienen que tentar a los editores extranjeros. “Lo que tenemos que cuidar es no subsidiar un libro impresentable; esto es el mercado editorial que viene a presentarse, por decirlo de una manera pragmática, a la ventanilla de la Cancillería donde estamos trabajando para la Feria de Frankfurt”. Faillace aseguró que todos están muy contentos por títulos como Operación Masacre, Adán Buenosayres y El matadero, a los que calificó de “incuestionables”. El tope de estos subsidios del Programa Sur es 3500 euros, pero como hubo una editorial que pidió 1900, de mantenerse en algunos casos esta diferencia, es probable que se puedan traducir más de cien títulos.

Entre numerosos anuncios, Faillace confirmó que la manera de ayudar a los editores argentinos será pagándoles el stand para esta edición de la Feria de Frankfurt (donde Argentina presentará el logotipo y el lema de 2010 en una conferencia ante más de diez mil periodistas de todo el mundo) y para 2010. Los editores interesados tendrán que abonar el pasaje y la estadía. Las dos cámaras del libro, la Cámara Argentina del Libro (CAL) y la Cámara de Publicaciones (CAP), irán juntas, pero los editores que no estén asociados a ninguna de las cámaras “también tendrán acceso”, según prometió la presidenta del Cofra. A los suplementos culturales de los diarios nacionales se les ofrecerá gratuitamente un espacio para que puedan difundir sus publicaciones. El stand argentino para esta edición, que emulará a un café literario, contará con 120 metros cuadrados, en el mismo pabellón donde están España e Italia. Como el metro cuadrado cuesta 256 euros, el costo total del stand será de 30.720 euros. En el Museo Judío de Berlín se inaugurará en 2010 una exposición de la cultura y la inmigración judía en nuestro país. Uno de los ejes del pabellón argentino será los derechos humanos y la literatura. Habrá una exposición dedicada a los escritores perseguidos y desaparecidos durante la dictadura argentina. En esa exposición se exhibirán libros prohibidos y quemados. “Estamos tramando con Marta Minujin llevar el Partenón de libros”, anticipó Faillace, y agregó que colaborará con este tema Judith Gociol, autora de Un golpe a los libros. También se está preparando una antología bilingüe (castellano-alemán) de escritores desaparecidos, que incluye textos de Walsh, Urondo y Conti, entre otros, que se va a entregar en el pabellón argentino.

Antes de Frankfurt 2010, se realizará un Simposio Internacional en Bruselas, cuyo tema será la memoria del pasado reciente. “No sólo vamos a convocar a escritores de ficción sino que vamos a llevar a intelectuales, antropólogos, politólogos, filósofos y gente de las ciencias sociales”, detalló la presidenta del Cofra. “Pensamos que tendríamos que hacer un seminario con Cortázar en Bruselas (ciudad en la que nació el escritor argentino)”, añadió Faillace. La imagen de Borges calada en un laberinto, diseño presentado por la Argentina, será el sello postal que los correos de Alemania y Argentina van a emitir con motivo de la Feria. “Estuve con Daniel Barenboim en Berlín, lo corrí como una adolescente que pide autógrafos”, recordó Faillace, y confirmó que el músico argentino inaugurará la velada de gala en Frankfurt 2010. Algunos clásicos de la literatura argentina, previamente traducidos al alemán, serán regalados en el stand argentino. El Cofra pidió a varias instituciones (como la Academia Argentina de Letras y la Sociedad de Escritoras y Escritores de la Argentina), universidades nacionales públicas y privadas y suplementos culturales un listado con diez nombres de escritores argentinos que el gobierno debería invitar a Frankfurt. De este listado saldría el dream team de 60 escritores argentinos que viajarían a Alemania el próximo año. “El problema es que en lugar de pensar en los mejores escritores argentinos, en los más representativos, cada institución propuso gente de su propia tropa”, ironizó Faillace. “Hay nombres que no pueden faltar, como Abelardo Castillo, aunque tengo entendido que no viaja; o Héctor Tizón, un gran escritor.” ¿Juan Gelman está invitado?, quiso saber Página/12. “Yo digo que Gelman está invitado; Tomás Eloy Martínez tiene que estar invitado, Ricardo Piglia y Osvaldo Bayer”, aseguró Faillace.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.