espectaculos

Jueves, 4 de junio de 2009

Baron Cohen en problemas

Cuando todavía permanecen los ecos de su gag con Eminem en la entrega de los premios MTV, Sacha Baron Cohen se enfrenta a una cuestión algo más seria: Richelle Olson, directora ejecutiva de la casa de beneficencia Desert Valley, le inició una demana asegurando que una maniobra realizada por el cómico en 2007 la dejó en silla de ruedas. El altercado sucedió durante un juego de bingo organizado por Olson para jubilados de Palmdale, California. Según la demandante, Cohen subió al escenario caracterizado como su personaje gay llamado Bruno, el protagonista de su última película, y se apoderó del micrófono para leer los números del bingo utilizando un “lenguaje vulgar y obsceno”. Olson quiso quitarle el micrófono al comediante, pero en su intento cayó al suelo y posteriormente fue atacada por tres miembros del equipo de rodaje de Cohen. La demanda indica que fue agredida “por un período de uno a cinco minutos” de forma intencional y con el fin de conseguir una respuesta emocional dramática. Agrega que la escena en donde aparece humillada y ridiculizada fue grabada por la cámara del artista. Olson asegura que su reacción fue un llanto incontrolable y pérdida de la conciencia. Tras el incidente con Cohen, la mujer fue diagnosticada con sangrado cerebral y desde entonces está reducida a una silla de ruedas.

Compartir: 

Twitter

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.