espectaculos

Lunes, 5 de octubre de 2009

COMIENZA HOY LA III FERIA DEL LIBRO SOCIAL Y POLíTICO

Lecturas que invitan al debate

Hasta el jueves y bajo el lema “Conflicto, lectura y reflexión”, el encuentro se desarrollará con entrada libre y gratuita en el Centro Cultural de la Cooperación (CCC) y en la Librería Hernández. Participarán numerosas editoriales independientes.

 Por Silvina Friera

El interés del público y los editores por los libros de ciencias sociales crece a paso sostenido. El despegue coincidió con el resurgimiento de la política “entendida como acción transformadora de la sociedad y no mera administradora de la crisis”, como ha subrayado Rodolfo Hamawi, de la editorial Altamira. El conflicto por las retenciones abonó este terreno y disparó un debate inédito. Al compás de temas que el neoliberalismo había intentado archivar en la papelera de reciclaje, como la intervención del Estado, la redistribución del ingreso o el rol de los intelectuales, la curiosidad e inquietudes de los lectores fueron rumbeando hacia la sociología, la ciencia política, la historia y la filosofía, disciplinas que antes se nutrían de un público cautivo integrado por estudiantes, académicos y especialistas.

Bajo el lema “Conflicto, lectura y reflexión”, comienza hoy la III Feria del Libro Social y Político, que se realizará hasta el próximo jueves en el Centro Cultural de la Cooperación (CCC) y en la Librería Hernández con entrada libre y gratuita. El secretario de Cultura de la Nación, Jorge Coscia, el historiador Norberto Galasso, el editor Jorge Testero y Juan Carlos Junio, del CCC, serán los encargados de la apertura de este encuentro del que participarán Atilio Boron, Rubens Correa, Juano Villafañe, Teresa Parodi, Ana Amado, Eduardo Grüner, Gabriel Mariotto, Carlos Gabeta, Pedro Brieger, Hinde Pomeraniec, Alejandro Fabbri, Juan José Panno y Horacio González, director de la Biblioteca Nacional, que cerrará esta tercera edición con la conferencia “Camino al Bicentenario”.

Las problemáticas centrales de la Argentina se debatirán en charlas y conferencias programadas por la Comisión del Libro Social y Político (Clisyp) de la Cámara Argentina del libro (CAL), organizadora de la Feria. Mariotto, Gabeta y Guillermo Mastrini analizarán mañana (ver agenda) la nueva ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. Pero también habrá espacio para la polémica sobre la dimensión social y política en el cine, el conflicto con el campo, los nuevos escenarios de la política regional latinoamericana, los vínculos entre el fútbol y la política, el futuro del libro en la era digital y los recursos naturales en peligro. Como en anteriores ediciones, habrá stands sobre la calle Corrientes con los libros de Altamira, Baudino, Biblos, Capital Intelectual, Cartago, Catálogo, Colihue, Continente, Corregidor, De la Flor, Edhasa, Eduvim, Eudeba, Homo Sapiens, La Crujía, Leviatán, Madres de Plaza de Mayo, Herramienta, Maipue, Manantial, Marea, Siglo XXI, Prometeo y Nuestra América, entre otras, para que el libro “salga en busca del lector”.

“El objetivo central es difundir el libro social y político tanto en el mercado nacional como en el internacional”, dice Constanza Brunet, de Marea editorial, a Página/12. “La feria anual es un momento de visibilidad importante para nuestro trabajo y para nuestros autores, que protagonizan debates alrededor de muchos de los temas que hoy importan en el país. Todas estas acciones fueron dando visibilidad a este tipo de libro y de edición que, luego del auge que tuvo en los años ’60 y ’70 con emprendimientos editoriales como Eudeba y el Centro Editor de América Latina, se encontraba algo relegado en la prensa cultural, en la exhibición de las librerías y entre el público lector. Sin duda, también un cierto reverdecer de la política y del debate ideológico en el país, alentó este tipo de publicaciones.” Sobre el lema de esta edición, “Conflicto, lectura y reflexión”, Brunet plantea que surgió naturalmente de la observación del momento político de la Argentina. “Las posturas se polarizan cada vez más y los debates se convierten en batallas encarnizadas más que en diálogos democráticos”, opina Brunet. Ante este escenario, la directora editorial de Marea se inclina por el libro social y político. “Reivindicamos el rol del libro como instancia mediatizada de reflexión que colabora con el debate democrático. Proponemos una salida del conflicto a través de la reflexión provocada por la lectura.”

Los libros sociales y políticos tienen que dar una dura batalla para imponerse. Por empezar, como recuerda Brunet, se publican en medianas y pequeñas editoriales. Y enumera un puñado de problemáticas contra las que deben pulsear los editores de ciencias sociales: dificultad en la visibilidad pública en los medios de comunicación, en la comercialización en las librerías nacionales frente a la avalancha de publicaciones de los grandes grupos editoriales; en la comercialización en el exterior, dado el escaso volumen que en muchos casos no justifica exportaciones; en la obtención de derechos para traducir frente al acaparamiento de derechos mundiales en lengua española que realizan los editores españoles y en la venta de derechos al exterior, ya que el libro latinoamericano está identificado en los países centrales con la literatura y no con el pensamiento.

“Creo que la única manera de enfrentar estas problemáticas, al menos las que encara Marea y muchas otras editoriales, es la asociación y la cooperación mutua. Es lo que hacemos desde la Comisión del Libro Social y Político, dando difusión y facilitando la comercialización de este tipo de libros”, explica Brunet. “También existen otros proyectos asociativos que encaramos desde Marea, como un consorcio de exportación, y también somos parte de Edinar, la asociación de editoriales independientes desde donde proponemos, por ejemplo, un mayor apoyo estatal al libro.”

Otro de los debates que capturarán la atención de editores y libreros es “Los futuros del libro en la era digital”, que contará con la participarán de Sebastián Noejovich (Opción Libros), Rodrigo Velloso (Google), Ezequiel Leder Kremer (Librería Hernández) y Roberto Igarza. “Todavía es muy incipiente el tema, sobre todo en la Argentina. Sin duda, para las editoriales dedicadas a las ciencias sociales tendrá gran utilidad en libros destinados a públicos reducidos, como las tesis, y para manuales de estudio, donde la interacción del estudiante y el texto puede ser muy beneficiosa –sugiere Brunet–. Para Marea, que encara los temas sociales y políticos desde el periodismo y la divulgación, y que dependemos en nuestro trabajo de los libreros, es muy importante pensar un camino junto con ellos.”

Compartir: 

Twitter
 

Es creciente el interés por los libros de ciencias sociales.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.