espectaculos

Lunes, 23 de noviembre de 2009

HORACIO POTEL, DESPUéS DE SU SOBRESEIMIENTO

“Lo virtual puede tener efecto real”

“El saberme perseguido terminó de convertirme en militante”, afirmó a Página/12 el profesor de filosofía Horacio Potel, sobreseído hace pocos días en el juicio por haber subido a la web textos de Jacques Derrida y Martín Heidegger. Pasados los festejos, el docente se dio una vuelta por Fábrica de Fallas y reveló el modo en que el proceso kafkiano del que estaba siendo objeto afectó su percepción del movimiento en favor de la Cultura Libre. “En realidad, las circunstancias me impulsaron a salir de la cueva”, admitió el hombre que corría el riesgo de sufrir un embargo de 40.000 pesos a pesar de que su sueldo apenas supera los mil.

La causa echó a rodar a principios de este año, a instancias de una editorial francesa. La Cámara Argentina del Libro inició acciones legales y Potel se encontró frente a la posibilidad de ir a la cárcel o empeñar hasta los zapatos. Sin embargo, el entramado solidario que comenzó a tenderse a su alrededor sorprendió a todos, empezando por el propio acusado. “Creo que una de las posibles lecciones de esto es que las protestas virtuales, que en un primer momento me resultaban una estupidez, pueden tener un efecto real”, observó. El grupo que lo apoya en Facebook superó las seis mil cuatrocientas personas, y hubo blogs, conferencias y declaraciones públicas de intelectuales que se unieron a su lucha. “Traté de teorizar yo mismo qué era lo que me estaba pasando, y en ese esfuerzo estas personas me ayudaron mucho”, reflexionó Potel.

Derrida en Castellano ya está nuevamente on line, y se espera que el site dedicado a Heidegger entre en actividad próximamente. Los lectores estarán agradecidos, porque una porción considerable de lo que se encuentra allí no se consigue en Argentina, o se consigue sólo a precios exorbitantes. ¿Qué sigue, Potel? “Estamos en un momento crítico. Es verdad que la gente nunca va a convencerse de que compartir está mal. Eso es un punto a favor. Lo que hay que conseguir es que aparte de eso ganen conciencia sobre la magnitud de la represión que algunas empresas nos quieren imponer.”

Compartir: 

Twitter
 

Potel cometió el “delito” de difundir a Derrida y Heidegger.
Imagen: Alfredo Srur
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.