espectaculos

Jueves, 11 de febrero de 2010

BERLINALE HOY COMIENZA LA 60ª EDICION DE LA MUESTRA, DONDE HABRA VARIAS PRESENCIAS ARGENTINAS

La nieve es la excusa para quedarse en el cine

Durante los once días que durará el Festival Internacional de Cine de Berlín, la temperatura máxima será de dos grados bajo cero. Pero eso no será problema para los amantes del séptimo arte, que tendrán material de todo el mundo a disposición.

 Por Luciano Monteagudo

Desde Berlín

No hay caso, el invierno no perdona. Cuando esta noche se abra la cortina del inmenso Berlinale Palast, en el corazón de Potsdamer Platz, el Festival de Berlín cumplirá 60 años de existencia. Pero el frío no sabe de celebraciones ni de cumpleaños. En lo que se considera uno de los inviernos más crudos de los últimos tiempos, la capital alemana no sólo está cubierta de nieve, sino que para los próximos once días, que será la duración del festival, la temperatura máxima anunciada nunca será mayor a... dos grados bajo cero. Si a eso se le suma que el pronóstico amenaza con ráfagas de viento de 25 kilómetros por hora y sensación térmica de menos 14 grados, las noches de la Berlinale tendrán un brillo muy particular sobre la alfombra roja: el de la escarcha.

El director de la Berlinale, Dieter Kosslick, todavía debe estar preguntándose cómo resolver aquello que para los otros dos grandes festivales europeos, Cannes (en primavera) y Venecia (en pleno verano), ambos recostados sobre el soleado Mediterráneo, es tan sencillo: la recepción de los directores, estrellas y delegaciones en las puertas del teatro. En principio, podría pensarse que la elección para la apertura de esta noche del film chino Apart Together, de Wang Quan’an, no obedece solamente a que este director supo ganar el Oso de Oro a la mejor película tres años atrás con Tuya’s Marriage. Algunos malician que la decisión quizá sea una forma de seducir a la delegación china para que pueda manipular las inclemencias del tiempo, como cuando el 1º de octubre pasado la República Popular creada por Mao Zedong también festejó sus 60 años de existencia y logró una modificación artificial de la meteorología hasta convertir en un radiante día de sol aquello que debió haber sido naturalmente una jornada de lluvias.

Especulaciones aparte, la Berlinale tendrá en todo caso oportunidad de concentrarse en aquello que debería ser el núcleo de un festival de cine y que muchas veces suele quedar relegado: las películas. Nombres de primera línea no faltan en la grilla del festival, empezando por Martin Scorsese, Roman Polanski y el japonés Koji Wakamatsu. El cine argentino también tendrá una participación relevante, en cada una de las secciones del festival, con un marcado perfume de mujer. En la competencia oficial, allí donde ocho años atrás se consagró Lucrecia Martel con su primera película, La ciénaga, aparece ahora Rompecabezas, ópera prima de Natalia Smirnoff, protagonizada por María Onetto, quien alcanzó notoriedad internacional a partir de la última película de Martel, La mujer sin cabeza. El film de Smirnoff (formada en la Universidad del Cine y muy activa como asistente de dirección, en films de Pablo Trapero, Jorge Gaggero y Alejandro Agresti) promete una historia simple, la de un ama de casa del conurbano bonaerense, que lleva una vida apacible y monótona hasta que comienza a apasionarse por el mundo de los puzzles y llega a competir en un campeonato nacional de rompecabezas. Junto a María Onetto, integran el elenco Gabriel Goity y Arturo Goetz.

Por su parte, en Panorama, la sección oficial no competitiva de la Berlinale, que reúne a directores consagrados y nuevas figuras, estará Por tu culpa, tercer largometraje de Anahí Berneri. Los anteriores fueron Un año sin amor, que debutó en esta misma sección del festival cinco años atrás, y Encarnación, que obtuvo el premio de la crítica en San Sebastián 2007. Protagonizada por Erica Rivas, en un personaje absorbente, es la historia de una noche en la que una madre joven, a quien le cuesta poner límites, empieza jugando brusco en la cama con sus dos pequeños hijos y termina a la madrugada en una comisaría, acusada por un mundo de hombres de haber maltratado a los chicos.

Finalmente, en el Forum del Cine Joven, reservado al cine más independiente y radical, se presenta por tercera vez consecutiva Inés de Oliveira Cézar. Primero estuvo en el Forum 2005 con Cómo pasan las horas; después en el 2007 volvió con Extranjera, una versión libre de Ifigenia en Aúlide; y ahora está de regreso en Berlín con El recuento de los daños, que a partir de la tragedia de Edipo se interroga sobre el daño irreparable que dejó la dictadura militar (ver aparte). En el Forum, el film de Oliveira Cézar tendrá como compañeros, entre muchos otros, a las nuevas obras del lituano Sharunas Bartas, de la estadounidense Sharon Lockhart, del francés Nicolas Philibert (Nénette, que tuvo su estreno mundial en octubre pasado en el DocBsAs) y de dos de los principales referentes del mejor cine alemán de la última década, Angela Schanelec y Thomas Arslan.

Las tres damas, sin embargo, no son la única presencia argentina en la gélida Berlín. En la sección Generation 14plus, dedicada al público adolescente, el realizador argentino Fabián Hoffman, largamente radicado en México, mostrará su nuevo trabajo, titulado Te extraño. Y en el marco del Berlinale Co-production Market, entre los 37 proyectos de 22 países seleccionados para ser presentados entre el 14 al 16 de febrero ante 450 potencias coproductores, figuran El testamento (dirección de Eduardo Rípari), de Zarlek Producciones/Rizoma Films (Argentina), así como lo nuevo del ítalo-argentino Marco Bechis (Liquid Roads). Last but not least, mañana viernes, como una de las atracciones especiales de los 60 años de Berlinale, habrá una función de gala (orquesta sinfónica incluida) con la versión completa de Metrópolis (1927), el clásico de los clásicos de Fritz Lang, una restauración de la Fundación Murnau a partir del sensacional descubrimiento de escenas que se creían perdidas y que aparecieron en una vieja copia 16mm depositada en el Museo del Cine de Buenos Aires. Esta función está prevista en el inmenso Friedrichstadtpalast, con capacidad para casi 2000 espectadores. Pero los organizadores de la Berlinale también prometen una proyección simultánea de Metrópolis al aire libre, nada menos que en la famosa Puerta de Brandeburgo. Lo que no se sabe es cuántos minutos podrá durar un espectador de pie, a la intemperie, antes de llegar a la temperatura de congelamiento.

Compartir: 

Twitter
 

Rompecabezas, de Natalia Smirnoff, es el único film argentino en la competencia oficial.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.