espectaculos

Jueves, 27 de mayo de 2010

Kiarostami y Panahi

“A lo largo del film, Juliette Binoche exhibe un tipo de vestuario que dificulta que la película sea proyectada en Irán.” Esa fue la excusa que puso el gobierno para no autorizar la proyección en los cines de ese país del último film de Abbas Kiarostami, La copia certificada. Las palabras pertenecen al viceministro de Cultura y Orientación Islámica, Javad Shamaqdari. En una entrevista a un programa semanal de cine, el funcionario admitió que la cinta “no es mala” y dejó entrever que se podría proyectar en “academias y otros círculos” restringidos. En simultáneo, el director Jafar Panahi recuperó la libertad tras depositar una fianza de 160 mil euros. El realizador, que permaneció una semana en huelga de hambre, deberá hacer frente a un proceso ante un tribunal revolucionario de Teherán. En Cannes, Kiarostami había calificado la detención de su colega de “intolerable”, y Binoche, premiada como Mejor Intérprete Femenina por La copia..., le había dedicado unas lágrimas.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.