espectaculos

Martes, 13 de julio de 2010

LA JUSTICIA SUIZA DENEGO LA EXTRADICION A ESTADOS UNIDOS

Roman Polanski quedó en libertad

Roman Polanski es un hombre libre: la Justicia suiza comunicó ayer su rechazo al pedido de extradición de Estados Unidos, donde era requerido por haber abusado de una menor en los ’70. La ministra de Justicia, Eveline Widmer-Schlumpf, informó que todas las medidas que restringían sus movimientos quedaron suspendidas. Por tanto, no sólo se canceló la extradición, sino que el cineasta francés de origen polaco es libre de ir adonde lo desee. El argumento de la decisión es la falta de pruebas concluyentes sobre el proceso judicial que tuvo lugar en Los Angeles en 1977, cuando ocurrió el hecho. La marcha atrás con la extradición suscitó la reacción inmediata de Estados Unidos. “Estamos decepcionados”, manifestó el vocero del Departamento de Estado, Philip Crowley. Aseguró, también, que seguirán “buscando que se haga justicia en este caso”. No obstante, cuando las autoridades suizas solicitaron información complementaria sobre el lejano proceso judicial, la petición fue rechazada por Washington por “confidencialidad”, según recalcó Widmer-Schlumpf.

Se supone que en uno de esos documentos el juez encargado del caso aseguraba a las partes que con la pena impuesta a Polanski –42 días de prisión en la división psiquiátrica de una cárcel californiana–, la condena quedaba saldada. “En estas condiciones, no podemos excluir con total certidumbre que Roman Polanski ya purgó su pena y que la demanda de extradición sufre de un vicio grave”, explicó la ministra. Otro argumento que utilizó Suiza para justificar la no extradición es el “principio de confianza”, reconocido en la legislación internacional.

Polanski, quien se declaró culpable, había llegado a un acuerdo económico con la joven Samantha Geimer y su familia, que retiró todos los cargos y se pronunció públicamente por el cierre del caso. La Justicia estadounidense considera, pese a ello, que el delito no prescribió. En septiembre de 2009, el director de El pianista fue detenido a sus 76 años en Zurich, por una orden de arresto internacional. Desde diciembre permanecía bajo arresto domiciliario en su casa de Gstaad. “Polanski visitó Suiza regularmente. No obstante, las autoridades de Estados Unidos estuvieron años sin presentar una solicitud formal de extradición”, indicó en un comunicado el Ministerio de Justicia. El cineasta, que por estas razones no asistió al estreno de su último film, El escritor oculto, procuró durante décadas evitar la extradición. Y durante estos meses fracasó en su intento de ser juzgado en su ausencia.

Compartir: 

Twitter
 

Polanski estaba en prisión domiciliaria.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.