espectaculos

Martes, 18 de abril de 2006

EL PROYECTO CRONICAS MOVILES

“Cualquiera puede cubrir una noticia y contar su realidad”

Los teléfonos celulares permiten hacer periodismo en tiempo real. Sólo se necesita un ejército de “cronistas ciudadanos”.

 Por Oscar Ranzani

El futuro llegó. El teléfono móvil nacido como una necesidad tecnológica que permitía, en principio, el contacto permanente entre las personas, fue perdiendo tamaño y ampliando su rango de funciones. Ahora que en Argentina existen 22 millones de celulares (de los cuales aproximadamente un millón y medio tiene cámara y se espera que para 2010 ese número aumente a cinco o seis millones), el boom de la telefonía celular está produciendo modificaciones socioculturales: esos aparatitos se “colaron” en la vida de la gente, como lo demuestra el fenómeno explosivo de los adolescentes urbanos con celulares o los padres que “cuidan” a sus hijos a la distancia. Además, a través del celular cambiaron las relaciones laborales: actualmente se pueden continuar –para suerte o desgracia, según el caso– trabajos que quedaron pendientes en la oficina. Tanto para los devotos de la tecnología como para los amantes del registro audiovisual, el celular tiene un nuevo uso: a través de su pequeña cámara se puede filmar la realidad en el momento en que sucede y transmitirla en tiempo real. De esto se encargan los “cronistas ciudadanos”, una suerte de ejército periofílmico en potencia. En pocos días se podrá visitar la página www.cronicasmo viles.com.ar donde los navegantes podrán observar registros de lo que sucede en la calle o en espacios públicos a los que las cámaras de televisión no tienen acceso (al menos desde tantos ángulos). O bien participar y convertirse en nuevos cronistas ciudadanos.

“Crónicas Móviles nació hace tres años con una idea: llegar primero a la noticia”, sostiene Pablo Altclas, ideólogo de este emprendimiento informático-telefónico-periodístico que observó en el campo de la publicidad los alcances de los celulares. Es que sacaba fotos de locaciones para una empresa con la cámara de su teléfono móvil y no tardó en descubrir que estaba ante un nuevo negocio: la realidad filmada al instante y transmitida en tiempo real. “El año pasado –comenta Altclas–, estando frente a mi computadora, me enteré a través de la CNN que explotaron los micros en Londres. Llamé a un amigo que estaba en esa ciudad y le dije ‘andá a buscar fotos del micro con tu celular y sacá fotos’. Y él en tiempo real me envió fotos del micro que había explotado.” Entonces, Altclas las colocó en su blog y “como había mucha censura en Londres los medios de afuera me pedían esas fotos a mí y yo se las daba. De la noche a la mañana me convertí en una agencia sin serlo. Ahí nació Crónicas Móviles”, detalla. Al otro día se contactó con otras personas, armaron un equipo de trabajo y actualmente tienen 150 cronistas registrados que trabajarán para Crónicas Móviles haciendo “periodismo ciudadano” a través “de telefonía celular móvil”, según define Altclas quien, además, destaca que no saldrán a competir con los medios audiovisuales tradicionales porque lo suyo es una “mirada diferente”.

–¿En qué consiste esa mirada diferente?

Pablo Altclas: –Es una mirada colectiva de la realidad. Nosotros creemos que la mirada no es de un medio. Una mirada que puede ser vista por todos. Cualquier persona puede cubrir una noticia, cualquier persona puede ser un cronista móvil y contar su realidad. Nosotros le damos la posibilidad de ver un tema desde diferentes ángulos. No competimos con cualquier medio sino que establecemos una mirada diferente desde distintos ángulos. Todo lo miramos desde la gente, desde los ciudadanos. Lo que hacemos es periodismo ciudadano.

“Nosotros trabajamos con periodistas –sostiene Altclas–, pero creemos que las imágenes hablan por sí solas. No nos importa que sean tomadas con un teléfono de baja calidad. Si la noticia es importante o lo que quieran contar, le damos el mismo valor que un diario en una portada.” En tanto, Hernán Pérez, director comercial de Crónicas Móviles, completa la idea de su socio: “Si bien nosotros no vamos a estar midiendo la calidad de lo que estamos recibiendo, tenemos un equipo propio que trabaja con alta tecnología traída de Asia y de Europa, que tiene una calidad bastante similar a lo que es televisión, con lo que se pueden hacer desde videos a imágenes muy detallistas. De lo que recibiremos de los ciudadanos vamos a estar editando, pero siempre manteniendo las miradas de las personas”.

A partir de que este emprendimiento se ponga definitivamente en marcha (los cibernautas ya pueden registrarse como cronistas ciudadanos en la página web), Crónicas Móviles les permitirá a quienes quieran sumarse al proyecto “la posibilidad de enviar no sólo una noticia en tiempo real sino que también puede ser el nacimiento de un niño”, destaca Altclas, quien agrega que buscarán expandir el proyecto cuando adquiera suficiente consistencia: “Queremos que las provincias nos cuenten también su historia, que tengan su espacio”.

–¿La cámara del celular es oculta o es pública?

P. A.: –Es una línea muy delgada. Hay un decálogo de Crónicas Móviles y una de las reglas consiste en respetar al otro. No vamos a ser amarillistas ni a jugar con la vida privada de una persona.

Compartir: 

Twitter
 

Ya hay 150 cronistas registrados que trabajarán para el emprendimiento de Pablo Altclas y Hernán Pérez.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared