espectaculos

Jueves, 21 de junio de 2012

RETROSPECTIVA DE MATíAS GIULIANI 2007-2012, EN EL CETC

El autor que no cree en la solemnidad

 Por Diego Fischerman

En el título hay un anuncio y una cierta ironía. Por un lado, literalmente, de lo que se tratará, en el espectáculo que se estrena hoy en el Centro de Experimentación del Teatro Colón (CETC) y que subirá también a escena mañana y el sábado próximo, siempre a las 20.30, será de un recorrido por la obra de un compositor argentino. Retrospectiva de Matías Giuliani 2007-2012 se expresa y se refiere a la producción de un autor que ha dejado de usar partituras para sus obras, que habla de llegar “a sombras de verdad” y que descree de la solemnidad de la música y los conciertos. Y, en un sentido, es imposible soslayar el sentido que la palabra “retrospectiva” adquiere en un país de primeras audiciones, donde la producción musical llega, con suerte, a tocarse una sola vez.

Giuliani dice: “Por una parte, esto de la retrospectiva me da un poco de vergüenza, lo tomo como una especie de chiste; pero, por otra, decidí hacerme cargo de la idea y, efectivamente, pensar al concierto como un paseo por mi obra. Aunque, claro, con trampas. Hay muchas más obras recientes que antiguas, porque son las que más me interesan. Y, de las más viejas, elegí aquellas que me parece que funcionan como punto de partida de lo que estoy haciendo actualmente”. El compositor dirige, desde 2009, el Ensamble del Laboratorio de Experimentación en Música Contemporánea (LEMC), que será el que toque en este espectáculo, que tendrá, además, diseño de iluminación de Alfonsina Stivelman.

Conformado por Marisol Andorra (flauta), María del Carmen Coiro (flauta baja), Lucía Patiño Mayer (flauta), Juan Denari (percusión), Federico Sarudiansky (violoncello), Pablo Alvarez (clarinete) y Agustín Nazzetta (guitarra), el Ensamble LEMC le ha permitido a Giuliani crear una especie de obras en las que determinados conjuntos de indicaciones reemplazan a las partituras tradicionales. “Podría pensarse que se trata de obras escritas para unos intérpretes en particular e imposibles de hacer en otras circunstancias, pero no es así. Simplemente, si cambian los intérpretes, es posible que cambien las indicaciones.”

El programa de esta retrospectiva incluirá Helion, para flauta baja y electrónica (2007), Obra electroacústica Nº 1 (2010), Posiciones, para ensamble (2012), Nube de curadores, net art (2011), Indicaciones, para ensamble (2010), Autoplay, net art (2008), Materiales, para ensamble (2011), Pierrot virtuel, net art (2010/11), Pregrabado Nº 1, para ensamble y grabación (2011), Gansos & saxos, net art (2012), String trio, para trío de cuerdas y grabación, Masterclasses, para ensamble (2010), Familia, para familia (2010), Crash!, para percusión (2011), Aerobics, net art (2011) y Pablo, para Pablo Alvarez y tres flautas (2012). “No me interesa en particular la improvisación”, explica Giuliani. “En rigor, las obras no están improvisadas, si bien en algunas de ellas los materiales fueron aportados por los integrantes del grupo. Pero, una vez que esos materiales están definidos, la obra va tomando una forma definitiva. Eso no quiere decir que siempre sonará igual, pero lo importante, lo que caracteriza a esa pieza en particular, es lo que permanece inalterable en todas las ejecuciones.”

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.