espectaculos

Jueves, 1 de noviembre de 2012

CABLEVISIóN, ANTES DEL 7D

Video a la carta

 Por Emanuel Respighi

En la era digital, la TV tradicional va perdiendo terreno. El acceso a Internet y el desarrollo de nuevas tecnologías están revolucionando el consumo cultural audiovisual, al punto que cada televidente está dejando de ser receptor de mensajes para pasar a ser su propio programador. En este contexto, tan concreto como inevitable, Cablevisión acaba de lanzar un sistema que se adapta a las nuevas maneras de ver televisión: On Demand. En medio de la puja mediático-judicial del Grupo Clarín con el gobierno nacional, la compañía líder en TV por cable anunció la puesta en marcha de un producto que les permite a los suscriptores ver los contenidos que quieran, cuando lo deseen. Bajo el concepto de “video a la carta”, todos los abonados a Cablevisión HD o Cablevisión Max HD tienen la posibilidad de acceder (a través del canal 1) a un portal que les permite elegir todo tipo de películas, series y programas ya emitidos, a través del control remoto. Sin VHS, la videoteca digital les brinda la opción de ver, pausar, rebobinar y adelantar el contenido seleccionado.

El sistema que días atrás lanzó el cableoperador que posee más de 3,5 millones de abonados es una repuesta lógica a la manera en que se ve la TV en el siglo XXI y también parece ser la manera que encontró el Grupo Clarín de mostrarse públicamente con firmeza y planes de cara al 7D, fecha en la que al conglomerado se le vencerá la suspensión para la aplicación de los artículos 45 y 161 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. El servicio On Demand, según contó en la presentación Gonzalo Hita, gerente comercial de Cablevisión, tuvo un desarrollo empresario y técnico de casi dos años y demandó una inversión de 150 millones de pesos en total. Por ahora, al servicio sólo pueden acceder los abonados del cableoperador domiciliados en la ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires. El resto de las abonados diseminados por las provincias argentinas se irán sumando paulatinamente a medida que se desarrolle técnicamente la red.

Aunque el servicio no encarece el abono que ya pagan los suscriptores digitales, la realidad es que para poder ver películas y series estrenos y grandes clásicos de la cinematografía mundial, los abonados deben desembolsar entre 9,99 y 20 pesos por cada contenido visto. Es decir: cada abonado paga por lo que ve, en una suerte de pay-per-view, con la diferencia de que el servicio On Demand cuenta con alrededor de 3500 títulos listos para verse al instante, a un solo click. Lo interesante del servicio es que muchas películas que algunos canales emiten dobladas, en el On Demand se pueden ver subtituladas. Divididos en cinco secciones diferentes (sin cargo, alquileres, Pack 1000, señales Premium y Adultos), vale la pena aclarar que cada suscriptor tiene acceso a los contenidos de aquellos canales a los que está suscripto.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.