espectaculos

Lunes, 24 de junio de 2013

La discípula de Freud

Marie Bonaparte tenía un apellido ilustre, se casó con un príncipe y a partir de su entrañable amistad con Sigmund Freud fue una de las principales difusoras del psicoanálisis en Francia. Condimentos para la biografía titulada precisamente Marie Bonaparte, a cargo de la escritora francesa Célia Bertin y publicada recientemente por Tusquets. La autora “sigue” a la protagonista de este libro en su condición de mecenas cultural y activista social. En tiempos del nazismo, Marie ayudó a muchos intelectuales judíos a escapar del asedio, e incluso salvó de la destrucción una parte importante de la correspondencia de Freud. Bertin tuvo acceso a los diarios y documentos hasta ahora inéditos de Bonaparte. En el prólogo, Elisabeth Roudinesco la define como “aquella gran dama del psicoanálisis, a quien Freud convirtió en su princesa: la última Bonaparte”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.