espectaculos

Lunes, 1 de septiembre de 2014

EL CICLO JAZZOLOGIA, CREADO POR CARLOS INZILLO, CUMPLE TREINTA AñOS

Premio musical a la perseverancia

 Por Cristian Vitale

A Carlos Inzillo le cuesta más que subir al Everest condensar en tres hitos Jazzología, el ciclo que fundó treinta años atrás. Hace lo que puede, claro. Se le cruza, primero, el concierto inicial de Hernán Oliva, el legendario violinista chileno que, “con su estilo único y lleno de swing”, llegó a todo el país transmitido por los canales 11 y 13, cuando éstos aún eran del Estado. Se le cruza, también, uno mucho más reciente: el de la Orquesta Errante, una big band integrada por jóvenes músicos de todo el país, y entre ellos Guido (Ignacio) Urban, el nieto de Estela de Carlotto, que tocó aquel día. “No lo remarco por ser oportunista, sino por creer que siendo músico de jazz era muy difícil que no hubiera actuado en Jazzología”, dice Inzillo, mientras evoca un tercer hito: el homenaje a Julio Cortázar, con el Sexteto de Mariano Loiácono, las voces de Barbie Martínez, Georgina Díaz y los maravillosos Swing Timers.

“La verdad que elegir tres hechos resulta muy difícil e injusto, ya que son muchísimos más los que resultaron inolvidables y marcaron un recuerdo muy profundo, obvio que lamento muchísimo no mencionar músicos y recitales de excepción, pero esto llevaría horas y papel a rolete”, determina el hombre, que podría haber reparado, tranquilamente, en toques del Mono Villegas, Fats Fernández, Jorge Navarro, Baby López Furst, Oscar López Ruiz, Alberto Favero, Pocho Lapouble, Jorge “Negro” González, Walter y Javier Malosetti, Luis Salinas, Betty Carter, Chuck Wayne u Osvaldo Fattoruso, como partes de un todo que llegó a los 1900 recitales ocurridos a la fecha.

Y que continuará durante todos los martes de septiembre con entrada gratuita y con un riquísimo cartel: el saxofonista y flautista austríaco Karlheinz Miklin y su Quinteto (mañana a las 20.30 en el C. C. San Martín, de Sarmiento al 1500); el grupo de tango y jazz berlinés Vibratanghissimo (martes 9 a las 20.30 en el C. C. 25 de Mayo, de Triunvirato al 4400), el 16 –misma hora y mismo lugar– con la histórica Porteña Jazz Band; el Proyecto Probosci (día 23, 20.30 en el C. C. San Martín), y el último martes del mes –misma hora y mismo lugar– con la Creole Jazz Band, al mando de un jazz modelo treinta, que combina hábilmente con rumbas, boleros y músicas del Brasil. “Si tuviera que condensar el ciclo en un frase diría dos: ‘Jazz para todos’ o apelaría al lema de la movida, que pertenece al filósofo, escritor y jazzólogo francés Jean Paul Sartre: ‘El jazz es como las bananas, debe consumirse en el lugar donde se produce’, determina Inzillo.

–¿Qué cambios y continuidades han ocurrido en el ciclo durante estas tres décadas?

–El ciclo se creó en septiembre de 1984, plena primavera democrática y cultural en la Argentina. Exactamente el martes 4 de septiembre de ese año, y elegimos los martes para no chocar con tareas profesionales de muchos de los músicos, que generalmente no trabajaban los lunes y martes. En realidad, la esencia no ha cambiado, es decir, difundir jazz en forma gratuita, con la mayor apertura estilística y convocar tanto a figuras experimentadas y consagradas como a nuevos valores que tanto abundan en nuestro medio, constante que se fue manteniendo con el tiempo. Tres décadas en el Centro Cultural General San Martín, con una continuidad inédita y con varios cambios de gestiones políticas marcan un respeto hacia un género y sus cultores. Pero además de eso marca el respeto a un público fiel, seguidor y heterogéneo. Jazzología está por llegar a las dos mil reuniones y cada una es irrepetible, porque el jazz es el arte de la improvisación por excelencia.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.