espectaculos

Miércoles, 27 de mayo de 2015

CARLOS VARELA PUBLICó EL CD LO QUE EL TIEMPO ME ENSEñó

Balance de una vida marcada por el tango

 Por Andrés Valenzuela

No siempre los balances musicales llegan de la mano de los números redondos ni producen discos titulados “Lo mejor de...” A veces el músico busca un nuevo modo de sintetizar la experiencia. Carlos Varela ronda los 60 años y lleva 32 de ellos con la música y acaba de lanzar Lo que el tiempo me enseñó, un cd de tango con poemas y una canción de cuna dedicada a su hija. En la placa, la número 23 de su carrera, se da el lujo de tener de invitados a figuras como Alberto Podestá, Amelita Baltar, Juan Carlos Baglietto, Cucuza Castiello, el Chino Laborde, Daniel Maza, Carlos Gari, Luis Salinas y Hernán Ruiz: una selección tan ecléctica como notable.

“Mederos dijo que el tango no tenía solidez en la juventud y eso me parece un error muy grande en un tipo importante como él”, explica sobre la inclusión de figuras más jóvenes, como Laborde o Castiello. “Los viejos tenemos que madurar las ideas y pensar en los que vienen para que el tango siga y tenga vigencia.” Para Varela, el intercambio entre distintas generaciones y el apoyo mutuo es fundamental. El mismo se recuerda afortunado por codearse con viejas glorias del 2x4. “Compartí la noche con tipos muy grosos, con Alberto Podestá en San Telmo, con el Polaco Goyeneche, tuve la amistad de Osvaldo Pugliese y charlas con Cadícamo”, recuerda. “La vida es compartir”, destaca.

“El disco es un poco un balance porque tiene todo lo que aprendí a través de la música y la vida”, explica, “por eso arranca con Biografía delegada, que un amigo al que le conté mi infancia, adolescencia y juventud, escribió para mí, y por eso mismo cierra con una canción que le dediqué a mi hija el día que nació”.

La selección de temas tiene un dejo de tristeza que, alude Varela, “quizá se debe a que estoy más jovato”. Sin embargo, también destaca que las canciones introspectivas ayudan más a pensar. “Uno en el psicólogo no habla a los gritos”, grafica. “Las canciones de estas características son una charla íntima, es contarle a un amigo las cosas que te pasan y que también les pasan a muchos, como en el caso de Fandermole en Junio.” El disco también incluye varios temas con una marcada preocupación social, como un fragmento del poema “Hay un niño en la calle”, de Armando Tejada Gómez. “En todos mis discos siempre hay algo relacionado con lo social, que es algo que caracterizó al tango a principios de siglo, con los anarquistas y luego por un montón de cosas, de política, de difusión, se fue dejando de lado”, considera. “Me pareció fundamental en este caso lo de Tejada Gómez, porque él lo del niño en la calle lo decía en los años ’60 y hoy sigue ocurriendo, y a mí me duele y hasta me fatiga eso.”

Además, Lo que la vida me enseñó incluye un tema de su autoría, “Canción de cuna para Mili”, compuesta hace 18 años y grabada recién ahora. “Por razones de la vida, Milagros recién conoció la canción de más grande y su estreno fue en su cumpleaños de 15”, confiesa Varela. “Yo escribí muchas cosas pero nunca publiqué ninguna y me parecía importante publicar algo tan satisfactorio como tener una hija, que no hay nada más hermoso, quería dejarlo plasmado y no abandonado como un demo en un cajón”, concluye.

Compartir: 

Twitter
 

Varela, un tanguero de ley.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.