espectaculos

Martes, 16 de febrero de 2016

CULTURA > EL CENTRO CULTURAL KIRCHNER CONTINúA CERRADO Y LOS EMPLEADOS QUE QUEDARON NO TIENEN FUNCIONES

El Gobierno no tiene apuro en abrir

Según voceros del titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, el edificio no estaba habilitado y por eso no está operativo. El funcionario despidió al 85 por ciento de los 700 trabajadores que allí se desempeñaban.

 Por María Daniela Yaccar

¿Cuándo abrirá el CCK? “Tristemente, nos estamos acostumbrando al silencio”, dice a Página/12 una trabajadora que ve el día a día del centro cultural más grande de Latinoamérica. Por estos días, por el ex Palacio de Correos no circulan artistas, público ni los cientos de trabajadores que lo hacían funcionar. El Gobierno había anunciado en los medios, en la página oficial y en redes sociales, la reapertura para el 4 de febrero, hecho que no ocurrió. “Se comprobó que el edificio no cumplía con las medidas de seguridad y no tiene el final de obra. Está pendiente el trámite de habilitación”, argumentaron voceros del titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi. No informaron la fecha de reinauguración, aunque anunciaron que desde la semana próxima el público podrá inscribirse a través de Internet para las visitas guiadas. Según informó un delegado de los trabajadores del espacio, Gabriela Ricardes (secretaria de Contenidos) manifestó en una reunión con ellos que “no hay apuro en abrir”.

¿Y con qué trabajadores abrirá el CCK? Tal vez ésta sea todavía una pregunta más álgida. Como se sabe, Lombardi despidió al 85 por ciento de los 700 trabajadores que allí se desempeñaban, y que continúan su lucha por los puestos de trabajo. En la actualidad, aún trabajando en el edificio, se encuentran el personal de limpieza, el de mantenimiento, trabajadores del Ministerio de Planificación (en condiciones muy endebles) y obreros que reparan, entre otras cosas, baños, los ascensores antiguos, el subsuelo y la Ballena Azul. Una paradoja es que mientras el Estado acusaba de “ñoquis” a los trabajadores, no les otorgaba funciones. “Irónicamente, los que estamos con esperanzas de continuidad nos sentimos un poco ñoquis: no tenemos referentes ni funciones ni puestos. Nos dicen que esperemos”, dice la trabajadora del Ministerio de Planificación. “Venimos a mirar el monitor y a pedir que las horas pasen. Nos encantaría tener tareas.”

Según las actas publicadas por Infonews que revelan el plan de despidos del macrismo, a fines de febrero podrían ser echados los trabajadores de Planificación que todavía van al CCK. El número de futuros despedidos que aparece es “126”. “Es de destacar que cuando el CCK esté operativo, su plantilla crecerá en 300 personas”, se lee en el documento. Allí se detalla que el centro cultural estará “operativo” recién en abril o mayo.

El otro entrevistado, el delegado, representa a los trabajadores que fueron despedidos, que pertenecían al Ministerio de Cultura. El intuye que “no hay programación ni nada que diseñar”, por ende los trabajadores que conservan –al menos por ahora– su trabajo no tienen “nada que hacer”. Por otra parte, informa que salas que funcionaban para muestras se convirtieron en oficinas. “Lo único que están haciendo es convertir al lugar en ministerio, en espacio de oficinas. Aparentemente no hay avances en la programación, va muy lento todo”, subraya. Hay rumores de que tercerizarán la programación, de que “le darán el negocio a otro”. “Por lo que estamos viendo, el CCK va a tener menos actividad de la que creíamos. Vemos que están instalando oficinas. ¿Y con quién van a abrir? No lo sabemos... harán visitas guiadas con el edificio vacío”, sostiene.

Lo que a él le importa destacar es que la lucha de los trabajadores continúa. “Si no necesitan tantos trabajadores en el CCK, que deriven a la gente que no encaja a otra dependencia dentro del Sistema de Medios. El Estado tiene que dar alguna respuesta. Estas eran fuentes de laburo legítimas”, sostiene. Los trabajadores tenían un contrato firmado por Teresa Parodi hasta fin de año. “Lo desconocen. Si nuestros contratos son irregulares no es culpa del trabajador”, explica. Hace tres semanas hubo una reunión en el Ministerio de Modernización. Se juntaron Diego Fernández, Gabriela Ricardes, autoridades de ATE y delegados. “Nos dijeron que iban a definir el nuevo perfil del CCK, que iban a hacer entrevistas a todo el mundo y que en quince días nos iban a decir cuál era la situación, quiénes quedaban y quiénes no. Pasaron tres semanas. Y no entrevistaron ni al 40 por ciento de los trabajadores”, denuncia.

“Las entrevistas, en realidad, eran entrevistas de cierre. Se juntaban con el trabajador y le decían que su ciclo estaba terminado. El nivel de interés es nulo. Esto es un desgaste”, agrega. Los trabajadores del CCK esperan otra reunión con autoridades este jueves con el Ministro de Modernización, Andrés Ibarra. Mientras, siguen movilizados y se sumarán al paro de ATE del 24 de este mes.

Compartir: 

Twitter
 

Dentro del CCK, varias salas que funcionaban para muestras se convirtieron en oficinas.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.