espectaculos

Domingo, 24 de septiembre de 2006

SHANE WALTER, DIRECTOR DEL FESTIVAL “ONEDOTZERO”

“Estamos buscando sorprender, educar, inspirar, entretener”

Creado hace diez años en Inglaterra como una actividad de fin de semana, el festival que comienza el viernes próximo en Buenos Aires es una invitación a sumergirse en las amplias posibilidades del arte digital.

Las últimas décadas del siglo pasado se desarrollaron al ritmo de los adelantos tecnológicos, con personas que se dedicaron a adueñarse y experimentar con los nuevos juguetes para realizar, entre otras cosas, novedosas obras de arte. El arte digital surgió como resultante de esta nueva ola y con él trajo cambios en la forma de ver y presentar instalaciones artísticas en lugares tradicionales y en otros no tan tradicionales: un ejemplo fueron las puestas en escena con pantallas gigantes y megaproducciones que comenzaron a transportar los grandes grupos musicales, como The Rolling Stones o U2 para sus giras mundiales.

Cualquier expresión artística generada total o parcialmente mediante el uso de sistemas informáticos o digitales puede ser llamada arte digital. Un componente innovador de este tipo de arte es el de la interactividad que se genera entre el espectador y la obra, componente que se convierte en uno de los elementos definitorios, aunque no obligatorios, de una pieza de esta clase de arte. En su corta vida, el arte digital no estuvo exento de críticas: es un concepto bastante debatido en los círculos artísticos y rechazado con frecuencia por algunos puristas que lo catalogan más como habilidad técnica que como manifestación artística.

El festival onedotzero comenzó como una actividad de fin de semana en Inglaterra en 1996, que mostraba los resultados locales de las experimentaciones visuales independientes; tiempo después se transformó en un evento internacional que anualmente recorre decenas de ciudades del mundo para mostrar las creaciones digitales propias y ajenas.

Shane Walter, el creador y director del festival, conversó desde Londres con Página/12 antes de su llegada a la Argentina, acerca de los inicios del festival y las expectativas que puede tener el público para la exposición que comenzará en el Centro Cultural Recoleta (Junín 1930) –con el apoyo del Ministerio de Cultura– el viernes 29 a las 10, y que durante tres días ocupará ocho salas, ofreciendo más de once horas de material audiovisual y explorando nuevas ideas con programas de proyecciones, instalaciones interactivas, largometrajes, muestras y charlas donde participarán artistas y creativos.

–¿Cómo comenzó onedotzero?

–onedotzero fue creado a mediados de los noventa con el deseo de explorar la imagen animada en una pantalla, de manera interactiva y con trabajos audiovisuales en vivo. En la actualidad, el festival sigue siendo el punto de encuentro de los creativos contemporáneos y se ha convertido en la casa de experimentación visionaria en todo lo referente a imágenes animadas. onedotzero ofrece un espacio donde la creatividad ya establecida y aquella que está surgiendo puedan avanzar juntas, siendo accesibles a todos aquellos que quieran participar.

–¿Por qué ese nombre?

–El festival fue creado hace diez años y la primera exhibición fue hecha por un colectivo que formamos con Matt Hanson y el diseñador Philip O’Dwyer. Ahí comenzamos a discutir los potenciales nombres para la nueva aventura. Philip estaba leyendo el libro Microserfs at the time, de Douglas Coupland. En la obra, el protagonista del libro deja su empleo en Microsoft para comenzar su propia compañía de software, a la que decide llamar 1.0, por ser la primera versión del nuevo producto. La sugerencia de Philip concordaba con nuestros objetivos: queríamos hacer un nuevo tipo de festival, y así es como el 1.0 del libro se transformó en nuestro onedotzero (uno punto cero, en inglés). Por suerte el nombre funcionó muy bien internacionalmente, transformándose en una marca respetada. Además, incidentalmente coincide con que todo lo digital está hecho en lenguaje binario, formado por unos y ceros.

–¿Cuándo empezaron las giras?

–El festival se lanzó en junio de 1996 en el Instituto de Arte Contemporáneo de Londres. En esa época duraba un solo fin de semana: a medida que comenzamos a recibir el interés y participaciones de distintas ciudades, comenzó a girar. Ya ha estado en Singapur, Corea, Polonia, Italia y Grecia antes de llegar a Argentina. Luego iremos a Alemania, Japón, Taiwan, Suiza y Reino Unido.

–¿Qué es lo que esperan que suceda en nuestro país? ¿Cuáles son sus expectativas?

–La llegada del festival a Buenos Aires es muy importante para onedotzero, ya que no solamente es nuestro primer evento en Argentina, sino que es la primera vez que llegamos a América del Sur. Hemos hecho muchas giras por Asia, Europa, Australia y Estados Unidos. La verdad es que estamos ansiosos de conocer a los creativos locales y al público para ver su respuesta.

–¿Cómo ve el público europeo el arte digital? ¿Cuál es la opinión que cree que tienen acerca de esa manifestación artística?

–Es una pregunta compleja, ya que no puedo hablar en nombre de la audiencia europea. onedotzero es una organización muy internacional y nuestras giras en Europa y el resto del mundo son importantes para obtener un gran conocimiento de las opiniones y actitudes locales. Cada ciudad tiene su propia identidad y escena cultural, y a veces muchas escenas. Los viajes son vitales para conocer a los artistas locales y ver su trabajo. Esto alimenta la programación anual del festival y la posibilidad de experimentación.

–¿Ve este tipo de arte como una opción al arte tradicional o como el arte del presente que terminará reemplazando la vieja forma?

–El área del arte que explora onedotzero es relativamente nueva, nuestro inicio fue hace sólo una década. Además, cuando nosotros comenzamos las herramientas digitales disponibles estaban surgiendo y los trabajos que presentábamos eran realizados por creadores cinematográficos no tradicionales. Las nuevas herramientas brindaron la oportunidad a los creativos independientes de experimentar con imágenes en movimiento. Fuimos uno de los primeros en presentar videos musicales y gráficos animados en instituciones de arte, presentando estos trabajos como obras de arte. Ahora, diez años después del primer festival, casi todas las formas de arte como la arquitectura, la moda, el diseño y las películas están explorando imágenes digitales con resultados fascinantes.

–¿Cómo explicaría qué es el festival a alguien que no lo conoce?

–onedotzero es un lugar para experimentar conglomerados creativos de imágenes en movimiento, música y shows audiovisuales en vivo, instalaciones y exhibiciones gráficas. Compilaciones de presentaciones en pantalla que muestran lo último en gráficos en movimiento, videos musicales, cortos cinematográficos, documentales y animación de alrededor de todo el mundo. Todo en el festival está para sorprender, estimular, educar, inspirar y entretener al espectador.

Informe: Suyay Benedetti.

Compartir: 

Twitter
 

El encuentro de Buenos Aires será el primer desembarco de onedotzero en América del Sur.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.