espectaculos

Domingo, 25 de marzo de 2007

SERIES DE TV, PELICULAS Y AVISOS, DIRECTO AL CELULAR

Cuando el espectáculo llega en un formato ultrapequeño

Desde la industria cinematográfica de la India hasta series de los Estados Unidos y novelas por entregas de la Argentina fueron creadas para consumo en telefonitos, ampliando las fronteras y los códigos del entretenimiento de masas.

 Por Facundo García

El teléfono celular es, según un informe reciente de la ONU, la única herramienta de las tecnologías de la información con más usuarios en los países pobres que en los ricos. El dato despierta especulaciones para todos los gustos y algunos hasta aseguran que el rectangulito será la clave de una nueva etapa para las industrias culturales. Empresas del cine, la televisión, la música y hasta el mundo editorial intentan ponerse a tono a través de servicios de transmisión y descarga de archivos para el nuevo formato, aunque no logran disimular que nadie sabe adónde conducirá la tormenta de innovaciones.

Dos cosas, sin embargo, son seguras: si por un lado las facturas van a seguir llegando con puntualidad, no es menos cierto que el aparato hará posible el acceso a una batería de textos, imágenes y sonidos que terminarán por cambiar los consumos cotidianos. Así que, a prepararse, porque los días en que un ringtone original bastaba para sentirse en onda están contados.

En febrero, la conferencia 3GSM –cuyo nombre proviene de Global Sistem for Mobile Comunications en honor a una nueva generación de aparatos con mayores pretensiones– no solamente confirmó a Barcelona como uno de los centros mundiales de la tecnología para celulares sino que dejó en claro que el reemplazo de los mensajitos por archivos audiovisuales transmitidos por Internet es inminente. ¿Y después? Los analistas señalan que la tele y la computadora personal no van a desaparecer, pero van a tener que aprender a compartir espacios con el enano de los botones. La consultora Informa Telecoms & Media, por ejemplo, afirmó que para 2011 las operadoras de telefonía móvil facturarán un plus de 13.170 millones de dólares a partir de la comercialización de videos y música creados por los mismos usuarios.

En buen criollo todo esto significa que, para alcanzar el estrellato, las celebridades del futuro tendrán que pescar a la suegra bailando breakdance o conservar la vigencia mediante raptos freak, al mejor estilo Britney Spears. Y esto es así porque, por ahora, el mundo de los teléfonos multimedia parece seguir la escuela participativa y bizarra de páginas web como Youtube.com. No en vano compañías puntocom como Google, eBay y otras similares se han convertido en las estrellas de los acuerdos con las operadoras. Es más, los chismosos de Sillycon Valley aseguran que Google intentará independizarse lanzando al mercado su propio modelo de teléfono celular, algo impensable hace sólo un año.

En tanto, los orientales –históricos cultores de la síntesis– pisan fuerte en la era de las micropantallas. Las firmas chinas, coreanas y taiwanesas han colonizado el mercado de la producción y Bollywood, la gigantesca industria del cine indio, ya se regodea con el saldo que puede dejarle Dus Kahaniyann (Diez historias), que se vende como “la primera película realizada íntegramente para celulares”.

Y si de nuevos entornos se trata, no se puede dejar de mencionar los mundos virtuales; sistemas tridimensionales en los que la búsqueda de datos y la interactividad multiplican las posibilidades. Tras alcanzar los cuatro millones y medio de internautas registrados, Second Life –el espacio on line que permite ganar dinero verdadero a los jugadores– asegura que está todo listo para que se pueda ingresar a este universo a través de teléfonos personales. A esto se le sumará la posibilidad de que los Avatares –personajes que representan a los usuarios en su segunda vida– abandonen el sistema de conversación escrita y empiecen a usar sistemas de voz. Se huele que esas charlas terminarán siendo por celular y atraerán a millones de nuevos curiosos.

Tampoco aquí Google quiere quedarse atrás. El gigante ya prepara su propio mundo: una adaptación tridimensional de la conocida colección de fotografías satelitales Google Earth. Se trata de una reproducción del mundo real que la empresa busca perfeccionar como estrategia para cotizar mejor sus espacios de publicidad. Si se logra un acceso ágil desde el móvil, podría ser el principio de un negocio muy rentable.

Los amantes de la literatura también tendrán lo suyo. Intentando emular los éxitos alcanzados en este rubro por autores chinos y japoneses, la argentina Patricia Suárez, ganadora del Premio Clarín de Novela 2003, dio a conocer hace poco la novela Switch. El texto está especialmente pensado para ser recorrido por teléfono, y cuenta con treinta y un capítulos cortos, ideales para la lectura callejera.

Al mismo tiempo, las empresas que comercializan música buscan su propio camino. Que la industria del disco tiene tanto futuro como un futbolista con juanetes es algo que se sabe hace rato, pero luego de la puesta en venta de los catálogos de EMI en formato MP3 la situación entró en un clima de grand finale. Chris Gorog, presidente ejecutivo de Napster, opina que éste será el año del salto definitivo en el negocio de la suscripción y alquiler de archivos musicales en ese soporte. Otros protagonistas de la industria cultural, como Netflix, apuestan por un modelo similar para reconstituir al alicaído negocio del alquiler de películas.

La gran duda es cómo se adaptará la TV. En enero, un cada vez más pendeviejo Bill Gates pronosticó que la caída del televisor frente a las nuevas herramientas digitales era inevitable. “Me sorprende que no se den cuenta de que en cinco años la gente se va a reír de lo que se está utilizando hoy”, sermoneó el gurú de la tecnología. Aunque se han lanzado opciones que permiten la transmisión para móviles en tiempo real, son cada vez más quienes acuerdan en que lo que se verá en los terminales se parecerá más a los breves movisodios que vendió hace unos años la serie norteamericana 24 que a lo que brindan hoy los viejos canales.

Los publicitarios, por su parte, miran la nueva plataforma con ojos de lobo hambriento. Operadoras como la norteamericana Xero Mobile planean regalar teléfonos a millones de jóvenes durante los meses que vienen, siempre que éstos estén dispuestos a recibir hasta cuatro propagandas por día. De esta forma los condenados a usar el adminículo podrán recibir ofertas durante las veinticuatro horas y tendrán la tentación permanente de marcar y comprar al alcance de la mano. Una mano que, por cierto, deberá ser lavada prolijamente, ya que la Universidad Metropolitana de Manchester acaba de demostrar que el calor corporal y el traslado continuo por espacios públicos hacen que los celulares sean objetos más sucios que los inodoros. Las nuevas tecnologías no evitan que la limpieza siga siendo un tema pendiente a la hora de apretar botones.

Compartir: 

Twitter
 

El nuevo formato necesita narraciones breves y con poco texto.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.